Opinión

Difusión con mirada de “onda corta”


Por Joaquín Real Hermosilla
Director Radio Ventisqueros FM


Quiero comenzar, comentando un hecho, que me atrevo a calificar como inexplicable o por lo menos “curioso”, que involucra al Gobierno Regional o GORE. Seguramente el público auditor de las radioemisoras de la Región de Aysén recuerda, como el año pasado, se transmitió por cadena de emisoras asociadas a Archi, unas 30 emisiones por lo menos, un programa producido por el Departamento de Comunicaciones del Gobierno Regional, organismo público que administra los fondos que por ley se asignan a cada región del país.

 Estos programas se emitieron durante varios meses del año y junto con entrevistas a los consejeros se dieron a conocer informaciones de la actividad que realizan. Pues bien, esta modalidad significó que la totalidad de las radios pertenecientes a esta asociación gremial se unieran a la transmisión en cadena y además los dineros cancelados por este servicio de difusión fueron distribuidos proporcionalmente a todas, grandes o chicas, lejanas o cercanas del centralismo regional.

Hasta ahí, todos felices y contentos.

Grande fue la sorpresa cuando alguien o algunos en el gobierno regional decidieron desechar la cadena regional Archi y licitar un sistema donde se exigen algunas cláusulas que no todas las radios pueden cumplir y tampoco cubren todas las localidades de la región, como es el caso de Melinka y Repollal, además de otras emisoras, que son únicas en cada localidad y no cuentan con un sistema que cubra más allá que su lugar geográfico.

Señalamos algunos ejemplos.

En la línea 8 de la licitación, el servicio contempla entrevistas semanales por 7 meses y también la difusión de 58 cápsulas, de 1 minuto y medio cada una, por 7 meses.

Lo más curioso es que las bases señalan, que la radio que se adjudique la licitación debe estar en la comuna de Coyhaique y contar con más de 30 años de trayectoria con cobertura en las 4 provincias a través de señal FM y AM, es decir, frecuencia modulada y onda larga, además de streaming digital.

Da la casualidad que en esta capital y en la región, hay una sola radio que cumple con estas condiciones, por lo que suponemos que se trata de un “traje a medida”. Es necesario aclarar que hemos conversado con el director de este medio y nos ha manifestado la ninguna injerencia o conversaciones previas para que las cosas se den así, y lo creemos.

Para no alargar más la explicación, les contamos que el segundo servicio corresponde a la línea 9. Contempla 15 programas de entrevistas y difusión de 59 cápsulas informativas. En forma obligatoria, la radio deberá estar ubicada en la comuna de Aysén, con programación local e identificación regional.

Por último, la línea 10 de esta licitación -donde también se consulta la transmisión de 15 programas de entrevistas en vivo y difusión de 59 cápsulas informativas de un minuto y medio cada uno- el medio debe tener alcance en la comuna de Cochrane. Bueno, y hay otra más que es similar a las nombradas.

No mencionaremos los montos asignados en cada una de estas licitaciones, ya que por solidaridad con nuestros colegas no pretendemos hacer públicos montos donde los adjudicatarios no tienen nada que ver. En todo caso, vemos con preocupación que los fondos que el Estado pone a disposición de los gobiernos regionales se distribuyan en la Región de Aysén en forma tan sesgada.

Sobre todo cuando la radio difusión regional, así como casi todas en el país, estamos viviendo momentos angustiantes para financiar nuestros gastos básicos. Estas emisoras tienen personal que hay que pagar, se cancelan impuestos, servicios y lo más importante, se apoyan campañas de bien público, se colabora con instituciones y organizaciones sociales, culturales, deportivas y otras, además de ofrecer música variada y noticias regionales, nacionales e internacionales. Somos receptores de autoridades, parlamentarios y representantes de sectores públicos y privados, que utilizan los micrófonos de las estaciones de radio sin costo. En fin, somos la voz de la comunidad donde tienen su sede cada emisora. Creemos que las radios regionales que funcionan con dificultad y resisten el mal momento que enfrenta el comercio y la empresa, merecemos un justo respaldo y apoyo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *