El mundo con ojos de un “Potterhead”



Por Roberto “Grindelwald” León G.
Profesor de Inglés / Traductor


 Estoy seguro que usted, apreciado lector o lectora ha visto alguna película de la saga mágica de Harry Potter este último tiempo: La del niño mago que asiste a un colegio de magia, donde vive sus aventuras con sus compañeros. A lo que voy en este artículo, es ver cómo sería el mundo si se vive bajo el punto de vista de un fanático de la saga: Un “Potterhead”.

Todos conocemos a la mamá de un amigo que siempre se alegra de verte y te trata como si fueses de la familia, nada más nada menos que una réplica de Molly Weasley, matriarca de esa familia. Probablemente se haya visto en su escuela o liceo a un par que siempre hacen bromas y son populares, descripción de los gemelos George y Fred Weasley.

Ahora, con el asunto de los profesores, siempre está el profesor alegre y entretenido o el que es serio y no tiene tiempo de bromas convirtiéndose casi como el profe “mala onda”. Con el primero tenemos a nuestro profesor Flitwick, o a Severus Snape en el segundo.

Las 4 casas (Gryffindor, Slytherin, Hufflepuff y Ravenclaw) se aplica a los cursos del colegio o liceo o a algún equipo donde siempre están las rivalidades históricas, y hablando de rivalidades, a menudo se encuentra la que siempre “saca chispa” con algún compañero de otro curso o del mismo en cuanto a capacidades físicas o intelectuales… tal como se ve entre Draco y Harry… o en los torneos interescolares que se ve en el Torneo de los Tres Magos (véase Harry Potter y el Cáliz de Fuego).

Antes que lo olvide, recordemos mencionar a que no falta esa amistad ligeramente excéntrica, ahí tenemos a nuestra versión de Luna Lovegood.

Para terminar, así sería este mundo visto a los ojos de un fanático o fanática de esta saga mágica que seguirá vigente, por mucho tiempo más y que ha encantado a toda una generación a inicios del siglo 21 con sus películas y libros. Lo admito, antes no me llamaba la atención, hasta que por las tiendas y artículos de colección en galerías de Santiago lo encontré interesante que vi las películas. Me gusta.

 Y ojo, recuerden esto: Es Leviooosa, no Leviosaaaa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.