Ejército realizará Cuenta Pública 2022 desde Coyhaique en medio de complejo escenario judicial

La institución militar es investigada por fraudes millonarios al Estado, causas que alcanzan al propio comandante en jefe, Ricardo Martínez, quien fue citado a declarar como inculpado -este jueves- ante la justicia.


Por Claudio Díaz P. @claudio_diazp 
Periodista

Un gran banner para promocionar el live streaming que transmitirá la Cuenta Pública del comandante en jefe del Ejército, Ricardo Martínez Menantau, se aprecia en la web de la institución castrense. “Cada uno cuenta”, reza el eslogan para la ceremonia fijada para este miércoles 2 de marzo, a las 9:00 horas, desde Coyhaique.

Y es que el general Ricardo Martínez eligió la IV Divisón asentada en la Patagonia Aysén para emitir a todo el país desde el Regimiento N°14 Aysén, la denominada “Cuenta Pública del Comandante en Jefe del Ejército año 2022”, que tendrá lugar en el Auditorio del Campo Militar “Coyhaique”, recinto militar ubicado en la intersección de calles Baquedano esquina Ejército.

En esta ocasión, se ha hecho llegar hace algunos días una invitación formal y amplia a todos los medios de prensa de la zona, a diferencia del “ostracismo” que en la mayoría de las ocasiones práctica la institución, a nivel nacional y a nivel local, al ser requerida por vocerías o consultas de orden periodístico. En rigor son los últimos días de Ricardo Martínez en el cargo, restando una semana para que se produzca el cambio de mando el próximo miércoles 9 de marzo.

www.ejercito.cl

Su sucesor será el general Javier Iturriaga del Campo, el mismo que en octubre de 2019 como jefe de la Defensa Nacional para la Región Metropolitana -en pleno estallido social – señaló “soy un hombre feliz y no estoy en guerra con nadie“, luego que el Presidente Piñera advirtiera al país que estaba “en guerra contra un enemigo poderoso e implacable”.

CITADO A DECLARAR

Pero más allá de los logros que pueda enumerar el mandamás del ejército chileno en su accountability mañana, hoy su figura -y por extensión la institución que representa- está rodeada de un escenario judicial muy tenso y complejo.

Ministra Romy Ruherford Parentti

Esta semana, el comandante en jefe recibió una citación formal de la ministra en visita Romy Rutherford para declarar en calidad de inculpado en el marco de la investigación «Pasajes y Fletes». Es decir, luego de su paso por Coyhaique, el general Ricardo Martínez será interrogado este jueves 3 de marzo por fraude en la institución castrense.

En el contexto de la justicia militar que se tramita las reglas del sistema penal antiguo, la jueza Rutherford tiene la facultad de dejar detenido al interrogado por -al menos- 5 días antes de decidir si lo procesa o lo deja libre. Esto podría ocurrir, incluso, si el general todavía se mantiene en sus funciones como comandante en jefe, lo que sería una situación inédita en el Ejército en 3 décadas de democracia.

De hecho, hace 2 semanas, la jueza Rutherford procesó en el mismo caso al excomandante en jefe Óscar Izurieta, por malversación de caudales públicos, quedando inmediatamente en calidad de detenido en el Batallón de Policía Militar de Peñalolén, precisamente, tras citarlo a declarar.

 En su declaración a Rutherford, Izurieta confirmó que el uso de “gastos reservados” del Ejército se utilizó para financiar necesidades de la familia Pinochet y además para el “acercamiento” y lobby con editores, columnistas y directores de distintos medios de comunicación del país, con invitaciones, almuerzos, regalos y también pagos a fin de que siguieran una determinada línea de información o bien ignoraran situaciones que comprometían la trasparencia o probidad que ocurrían dentro de la institución.

La situación alertó al Colegio de Periodistas y al Congreso, desde donde ya se envió un oficio al Ministerio de Defensa para conocer nombres de periodistas pagados por el Ejército con dineros públicos.

Óscar Izurieta, Juan Miguel Fuente-Alba, y Humberto Oviedo, los excomandantes en jefe del Ejército procesados hasta ahora por la jueza Rutherford.

CASO FAM

  Así, a la fecha, además de Izurieta, sus antecesores en el Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba y Humberto Oviedo, también fueron procesados por los delitos involucrados en la arista investigativa conocida como “milicogate”.

   A lo anterior, y a nivel regional, se suma el caso del Fondo de Ayuda Mutua (FAM), que estalló en 2017, y que sustanciaba inicialmente el fiscal regional de Aysén, Carlos Palma, quien llegó a anunciar que formalizaría a cerca de 800 funcionarios activos y en retiro del Ejército por el delito de fraude al Fisco, que involucra montos cercanos a los $3 mil 500 millones.

    Sin embargo, en octubre del año pasado, la Corte Suprema designó a la jueza Romy Rutherford para continuar investigando la creación de una fórmula por parte de militares de la Región de Aysén, para que los uniformados depositaran dinero mensualmente y luego retirarlo una vez que abandonaran la institución. En ello, Contraloría y el propio Ministerio Público acreditaron, que al ser un tipo estafa piramidal, se utilizó el pago de viáticos por servicios no prestados, carreras alargadas de forma innecesaria y participación de efectivos en las Fuerzas de Paz en Haití —que cobraban asignación— para solventar los pagos fraudulentos en detrimento del Estado.

Un comentario en «Ejército realizará Cuenta Pública 2022 desde Coyhaique en medio de complejo escenario judicial»

  • el 2 marzo, 2022 a las 17:55
    Enlace permanente

    Nota del Editor: La ceremonia “Cuenta Pública del Comandante en Jefe del Ejército año 2022” se realizó el miércoles 2 de marzo en la Escuela Militar, en la comuna de Las Condes, en Santiago, y fue encabezada presencialmente por el general Ricardo Martínez, quien fue citado para el día siguiente a declarar ante la ministra en visita Romy Rutherford. Al final de su alocución, el general Martínez dio a conocer su renuncia al cargo ante los hechos por lo que se investiga a la institución.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.