Senadora Órdenes: “Salmoneras deben hacerse responsable de sus externalidades negativas”

La presidenta de la comisión de Medio Ambiente del Senado criticó el “mal comienzo de año” de las salmoneras a partir del nuevo florecimiento de algas nocivas en Aysén, y los 2 buzos de la industria que fallecieron esta semana.


“El alto uso de antibióticos y pesticidas para controlar enfermedades y el piojo de mar son de preocupación crítica”, con estas palabras, el informe del programa Seafood Watch, se refirió a la industria salmonera nacional, la misma que sufre en estos días un nuevo florecimiento de algas nocivas, conocidas como “bloom” de algas y que justamente, afecta a la región de Aysén.

“La industria del salmón comienza el año 2022 con malas noticias», señaló en este contexto la senadora Ximena Órdenes Neira (Ind. PPD).

La parlamentaria por Aysén, detalló que «primero 2 buzos mueren haciendo limpieza en los centros de cultivo en Los Lagos y Aysén. También las instituciones nacionales aprueban la comercialización de salmón, mientras que un informe internacional lo declara alto en antibióticos y lo coloca en una categoría de un producto que se propone evitar su consumo. Ese es la situación que está enfrentando la industria hoy en día”

Órdenes agregó que “nos hemos enterado que en la Región de Aysén se ha registrado un fenómeno de ‘bloom’ de floración de algas nocivas, eso implica falta de oxigeno y mortandad de masiva de salmones”.

Asimismo, adelantó que citarán a la comisión de Medio Ambiente del Senado y oficiarán al Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) y a la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) para revisar lo que está ocurriendo en la región de Aysén con este nuevo florecimiento de algas, que solo el año pasado provocó la mortalidad de 1.600 toneladas de salmones en la zona.

“Le he solicitado tanto a Sernapesca como a la SMA que fiscalicen el cumplimiento de las medidas medios ambientales de prevención de riesgo, además de informar la estimación del daño que puede provocar esta crisis en las zonas aledañas. Porque acá hay un aspecto que no se considera: las salmoneras no son una industria que genere orgullo en los territorios, porque no existen beneficios, solo daños ambientales”, sostuvo.

ALTO CONSUMO DE ANTIBIÓTICOS

Respecto al informe del programa Seafood Watch, responsable de examinar las condiciones en que se producen los salmones en el mundo, la parlamentaria de Aysén, indicó que “no es primera vez que se hace una crítica o se alerta del alto consumo de antibióticos. El año pasado se dio a conocer una investigación de la Universidad Austral que detalló que para producir un kilo de salmón en Chile se usan 100 veces más antibióticos que en Noruega. Sin embargo, pese a toda esta información no se ha podido avanzar en una legislación que proteja a los consumidores y transparente el uso de estos medicamentos”.

Sobre el fallecimiento de 2 buzos en la última semana mientras realizaban labores de limpieza de fondo marino, la senadora Órdenes, junto con lamentar el deceso de los trabajadores, recalcó que es necesario que “la industria tome todas las medidas necesarias para resguardar a los trabajadores de salmoneras, pero además, capacitar y mejorar las condiciones de quienes se desempeñan en estas faenas”.

Finalmente, la senadora Ximena Órdenes Neira alertó sobre la necesidad de enfrentar los desafíos ambientales asumiendo que “el cambio climático ya está ocurriendo y ha sido provocado por nosotros, algo que no puede inhibirnos de tomar las acciones para prevenir daños al medio ambiente, a las personas, a las comunidades. Por esta razón, los entes fiscalizadores y las empresas deben tomar medidas para adaptarse a esta nueva realidad, algo que se viene exigiendo hace años desde la comisión de Medio Ambiente”, puntualizó.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.