¿Qué hacer ante una tormenta eléctrica?

Probablemente poco sabemos al respecto, pero este sábado fue el tema de desayuno, principalmente, entre los coyhaiquinos, que registraron rayos, truenos y relámpagos en fotografías y vídeos.


Aunque ONEMI alertó este viernes sobre el pronóstico de tormentas eléctricas para el fin de semana prácticamente en toda la Patagonia Aysén, muchos habitantes de la región se despertaron sorprendidos la madrugada de hoy con fuertes sonidos y encandilantes luces que por cerca de 1 hora se mantuvieron intensamente sobre los cielos patagones.

A partir de las 5 a.m. comenzaron a despertar los fuertes sonidos de decenas de truenos, rayos y reelámpagos de gran intensidad y frecuencia que los habitantes de la capital regional comenzaron a registrar con sus cámaras digitales y teléfonos móviles.

Ya a primeras horas de la mañana, varios registros circulaban en las redes sociales, principalmente en Twitter, Instagram y Facebook, siendo la foto más viralizada la que se adjudica a Diego González, tomada desde el sector de Villa Estancia Austral en Coyhaique.

Foto de Diego González

En Facebook, destacan las imágenes que compartió Bagual Aerografias Ramiro Bahamonde

Foto: Facebook Bagual Aerografías Ramiro Bahamonde

Y en Twitter, los videos fueron el furor, participando hasta el diputado Miguel Ángle Calisto, quien se impresionó como todos del fenómeno climático y compartió un video.

Otros tuiteros patagones también se dieron tiempo de grabar y difundir las incandescencias celestiales


¿QUÉ ES UNA TORMENTA ELÉCTRICA?

“Fuerza de la naturaleza”, “Poderoso cielo de Thor”, “Vienen por nosotros” y hasta alusiones al undécimo aniversario del mega terremoto del 27F del año 2010, fueron los comentarios de los cibernautas al subir sus fotos y videos, y apreciar con suspicacia la energía lumínica y sonora de rayos, truenos y relámpagos.

Pero en concreto, según el Departamento de Gestión de Riesgos en Emergencias y Desastres, que depende del Ministerio de Salud, las tormentas eléctricas son descargas bruscas de electricidad atmosférica que se manifiestan por un resplandor breve (rayo o relámpago) y por un ruido seco o estruendo (trueno).

Normalmente, las tormentas se asocian a nubes convectivas (cumulunimbus) y pueden estar acompañadas de precipitación en forma de chubascos; pero en ocasiones puede ser nieve o granizo.

Para que se produzca una tormenta eléctrica “necesita humedad, aire ascendente inestable y un mecanismo de elevación que empuje el aire”.

El proceso de formación puede esquematizarse la siguiente manera:

1. Debe existir aire caliente lleno de vapor de agua.

2. Este aire caliente y húmedo sube, pero se mantiene más caliente que el aire que le rodea.

3. Mientras asciende, se transfiere calor desde la superficie terrestre a los niveles superiores de la atmósfera. El vapor de agua se enfría, se condensa y se forma una nube.

4. La parte superior de la nube es más fría que la inferior. Entonces, el vapor de agua de la parte superior se convierte en trozos de hielo que crecen.

5. El calor aumenta dentro de la nube y se crea más vapor, a la vez que el viento frío sopla desde la parte superior de la nube.

6. Los trozos de hielo del interior de la nube son arrastrados hacia arriba y hacia abajo por el viento. El choque entre los trozos produce chispas que saltan, crean regiones de gran carga eléctrica y posteriormente aparecen como relámpagos.

PELIGROS Y QUÉ HACER

El poder de la carga eléctrica de un relámpago y el calor intenso, son capaces de electrocutar personas en el acto, partir árboles, iniciar incendios y causar fallas eléctricas. En otras palabras, un rayo puede matar o herir a una persona de forma directa o indirecta al caer sobre ella, por una explosión cercana, incendio o por caída de material.

Un rayo alcanza temperaturas de miles de grados en una fracción de segundo y el rápido calentamiento y enfriamiento del aire cercano al relámpago, causa el trueno.

Según Meteorología de Chile, este sábado el pronóstico de tormenta eléctrica afectaría a 9 de las 10 comunas de la región.

De hecho, según el Departamento de Gestión de Riesgos en Emergencias y Desastres, cada año son más frecuentes las tormentas eléctricas en Chile, sobretodo en áreas urbanas, donde la caída de rayos puede significar peligro para las personas y sus bienes. El riesgo de ser alcanzado por un rayo es impredecible, pero se pueden tomar medidas para evitarlo.

Si estás en una casa o edificio…

→ Permanece en un lugar seguro para las personas, idealmente sin ventanas, tragaluz ni puertas de vidrio.

→ No salgas a menos que sea absolutamente necesario.

→ Cierra cortinas y persianas de ventanas para evitar daños en caso de que se quiebren vidrios.

→ Desconecta y desenchufa todos los aparatos eléctricos.

→ Evita el uso de teléfonos fijos y móviles durante la tormenta.

→ Durante la tormenta evita bañarte, ducharte o usar agua corriente para cualquier propósito.

→ Evita descolgar o recoger ropa tendida en el exterior. No utilizar tendederos de alambre.

Si estás al aire libre…

→ Busca refugio en una edificación sólida, especialmente si después de escuchar un trueno pasan menos de 30 segundos y observas el relámpago.

→ No utilices objetos metálicos, como herramientas agrícolas, de construcción, entre otros. Los metales son buenos conductores eléctricos.

→ Evita proximidad a maquinaria, cercas o rejas de metal, alambrados, mástiles y líneas eléctricas o de telefonía.

→ Nunca te refugies bajo un árbol, poste o antena.

→ Si estás en un bosque, debes tratar de refugiarte en una zona baja, debajo de un grupo espeso de arbustos.

→ Si estás en un cerro, no te quedes de pie: No debes ser el objeto más alto del lugar.

→ Si te encuentras en campo abierto y sientes que el cabello se te eriza (señal que indica que un rayo está por caer), agáchate en cuclillas, reduciendo al mínimo posible el contacto con el suelo.

→ En zonas abiertas, debes buscar un lugar bajo como un barranco o un valle, pero NUNCA un río o curso de agua.

→ Las personas en un grupo que están en campo abierto, deben separarse unas de otras, varios metros entre sí.

→ Si estas en un vehículo, permanece dentro con el motor apagado y con las ventanas cerradas.

→ No realices deportes náuticos, no ingreses a piscinas, ríos, lagos, mar ni a áreas mojadas.

→ Los campos de golf, canchas de tenis, estacionamientos y vías de tren son lugares extremadamente peligrosos en estas situaciones. Evítalos.

→ Evita realizar actividades y faenas marítimas, como producción acuícola, pesca, transferencia de carga, entre otros. Sigue las instrucciones de la autoridad marítima.

Más información en la web del Departamento de Gestión de Riesgos en Emergencias y Desastres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *