Profesor de la U. de Aysén quedó en prisión preventiva imputado por violación contra alumna

Néstor Ítalo Omar Carrera Arenas fue formalizado esta jornada por el Juzgado de Garantía de Coyhaique, y en breve comunicación con EPD Noticias adjudicó la situación a una “venganza personal”.


Por Claudio Díaz Peña @claudio_diazp

El Juzgado de Garantía de Coyhaique dejó este jueves con medida cautelar de prisión preventiva a Néstor Ítalo Carrera Arenas, imputado por el Ministerio Público como autor del delito de violación de mayor de 14 años, delito que habría perpetrado en julio de 2019, en su rol de profesor de la Universidad Estatal de Aysén siendo la víctima una alumna de la casa de estudios. 

En la audiencia de formalización de la investigación (causa rol 3.532-2020), la magistrada Cecilia Urbina Pinto ordenó el ingreso de Carrera Arenas al Centro de Cumplimiento Penitenciario de Puerto Montt, por considerar que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad. Además, fijó en 90 días el plazo de investigación.

Según fiscalía, durante 2019, el imputado y la víctima mantuvieron una relación sentimental de carácter “asimétrico”, toda vez que Carrera Arenas, a dicha época, se desempeñaba como profesor en la Universidad de Aysén y tenía a su cargo una asignatura en la carrera que cursaba la víctima.

Fiscal Luis Contreras

En dicho contexto, un día no precisado, la víctima concurrió hasta el domicilio de Carrera Arenas, lugar donde el imputado procedió a someterla por la fuerza y a concretar la violación.

Al respecto, el fiscal de Coyhaique, Luis Contreras, precisó los detalles sobre la formalización ocurrida esta mañana, las diligencias, plazo y medida preventiva, destacando que el tribunal acreditó la existencia del delito.

El persecutor penal precisó que se trabajó en las diligencias con la Unidad de Sexología del Servicio Médico Legal para acreditar el delito que afectó a la víctima, y también con la Brigada Sexual de la PDI, tanto en la Región de Aysén como en Los Lagos, pues el profesor universitario estaba hace ya varios meses residiendo en Puerto Varas.

Contreras añadió que estos casos son de complejidad y por ello destacó la colaboración de parte de la víctima y su entorno para fundamentar la formalización que hoy se concretó.

El caso generó durante 2020 un amplio movimiento de rechazó por parte de las alumnas, ante la lentitud institucional de acoger denuncias de 2 estudiantes afectadas contra el mismo académico y con declaraciones de directivas, que minimizaban lo que ocurría al interior del plantel, además de no haber apartado al profesor de su función docente en 2 niveles de la carrera de Trabajo Social, en los cuales dictaba 3 asignaturas.


NATACHA PINO: “RECONOCEMOS QUE HA SIDO LENTO“

Antes del receso universitario de los funcionarios universitarios este verano, el pasado 22 de enero, la rectora Natacha Pino envió una comunicación a la directiva de la Asociación de Funcionarios de la casa de estudios en la que repasa los pasos del procedimiento del sumario administrativo contra Ítalo Carrera, el cual aun no concluye.

Rectora Natacha Pino

Pino establece que si bien el sumario esta cerrado, a la fecha no se han formulado cargos al académico, y luego que ocurra aquello viene la etapa de su defensa. Recién después de este momento ,la fiscal del sumario interno propondrá alguna sanción a la rectora.

Sobre el proceso que esta por cumplir 1 año al interior de la casa de estudios aysenina, «reconocemos que ha sido lento, pero no invalida el proceso investigativo», comenta en el documento Natacha Pino, siendo la primera vez que admite lo pausado de las acciones en torno al caso.

Información a la que pudo acceder EPD Noticias permite establecer que el profesor imputado fue apartado de sus funciones en 2020 durante el segundo semestre , y por ello Carrera salió de la región, permaneciendo entre Osorno y Puerto Varas en la Región de Los Lagos. Sin embargo, fuentes universitarias confirman que hasta este mes de febrero 2021, Ítalo Carrera Arenas sigue siendo parte del staff de académicos con su sueldo mensual habitual por sobre los $3 millones, pese a no haber estado laborando en su rol por los últimos 6 meses, como sí lo hizo el resto del profesorado de la U. Aysén.

Además, ya se le habría renovado contrato para este año, decisión que recae en la rectora Pino, y todo ello mientras avanzan ya los 90 días de investigación judicial. Es decir, los tribunales en mayo ya tendrían claridad sobre la inocencia o culpabilidad del académico, y es probable que la universidad no tenga a esa fecha el lento sumario finalizado, y la rectoría sin resolver una decisión al respecto.

La Universidad de Aysén retomará sus funciones a partir del próximo lunes 1 de marzo con el proceso de matrículas, y tras conocerse la información de la justicia ordinaria esta jornada, no hubo reacción alguna en el plantel estatal ni de su rectora.

Una fuente de la casa de estudios revela que el temor interno con la confirmación que esta señalando la justicia, al formalizar de cargos al docente, es que retornen los duros cuestionamientos a la dirección de la universidad estatal que se vivieron desde 2019 y con fuerza en 2020, principalmente a la rectora Pino y su equipo de confianza, que alcanza a la docente María Patricia Baeza Cabezas, quien estaba precisamente a cargo en esos periodos de la Unidad de Equidad de Género que depende directamente de rectoría.


ÍTALO CARRERA: “ESPERO RECAPACITE Y DIGA LA VERDAD”

EPD Noticias tomó contacto esta mañana con el académico Ítalo Carrera Arenas, vía WhatsApp, consultándole si se referiría a la formalización de cargos en su contra. Carrera, junto con confirmar la situación judicial que vive, se excusó de brindar una entrevista para consultarle en profundidad por su versión de los hechos. No obstante, el profesor de 36 años expresó algunas intenciones sobre lo que vivirá en lo sucesivo, asegurando que hasta hoy se encontraba en su casa en Puerto Varas a la espera de la prisión preventiva que lo recluirá en Puerto Montt, situación que vive -dio a entender- producto de una “venganza personal“ al rechazar una relación sentimental con la alumna, por lo que apuesta a llegar a la verdad al final de este proceso.

“Es importante que las instituciones funcionen, apelaremos a las instancias correspondientes, y obvio, será el proceso mismo el que dé cuenta de la verdad de este lamentable caso”, partió señalando el profesor de Trabajo Social de la U. de Aysén.

Agregó en el mismo sentido que “la violencia de género en todas sus expresiones, es un tema delicado que requiere el mayor de los abordajes y no pueden ser utilizados como herramienta de venganza personal”.

Néstor Ítalo Carrera Arenas recordó que él fue quien primero interpuso una denuncia de violencia de género al interior de la universidad, detallando situaciones previas a la acusación de violación, y que en mayo del año pasado bloqueó su WhatsApp, ya que aseguró que la estudiante le declaró su amor “insistentemente”, y Carrera estaba ya en una “relación sentimental hermosa” que la joven no aceptó, “lamento mucho que se sintiera rechazada, nos hicimos buenos amigos, pero nunca imaginé que actuara de dicha forma”.

Seguido, señaló vía texto, que tras lo anterior “en cosa de días, me acusan de acoso, primero, un mes después me ‘funan’ de violador y tiempo después de secuestrador y de poseer poderes mentales lo que no entiendo realmente qué significa, dicha evolución es propia de las funas”.

Concluyó, finalmente, “así es la vida, nos presenta pruebas, sólo espero recapacite y diga la verdad. Tengo fe en Dios y en la justicia, serán días difíciles, pero todo saldrá bien al final del camino.”

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *