Denuncias por acoso contra profesor de U. Aysén desemboca en paro de alumnos y académicos

Estudiantes de Trabajo Social cuestionan explicaciones de la encargada de Vinculación con el Medio, y el silencio absoluto de la rectora Natacha Pino, ante la vulneración que declararon 2 alumnas de la carrera.


Por Claudio Díaz P. @claudio_diazp 
Periodista


En las últimas semanas el plantel universitario estatal de Aysén vive agitados días, no sólo por los problemas de financiamiento que le aquejan en cuanto al presupuesto para 2021 en adelante, la baja matrícula de alumnos de este año, la deserción de estudiantes este primer semestre en algunas de sus carreras, y las clases telemáticas por la pandemia que no han sido todo lo efectivas, sino que además debido a las denuncias de acoso y maltrato que han dado a conocer al menos 2 alumnas de la carrera de Trabajo Social contra un profesor titular y que datarían de 2019. Todo ello a un mes de celebrarse un nuevo aniversario de su creación en 2016, y con anuncio de paralización de alumnos y académicos.

 

“Nuestro profundo rechazo a la declaración que hoy (jueves) realizó la académica y encargada de la Unidad de Género: María Patricia Baeza en el medio de comunicación regional Radio Santa María por transmisión en vivo por FaceLive, en donde en un intento por aclarar la situación de las denuncias de maltrato y acoso al interior de la universidad de un docente de la carrera de Trabajo Social hacia dos compañeras de la misma carrera, realiza declaraciones contradictorias en relación a la responsabilidad y potestad de suspender las funciones del profesor denunciado”, señala enfáticamente la declaración de las estudiantas de la carrera de Trabajo Social de la Universidad de Aysén, la cual fue publicada en redes sociales apenas concluyó la entrevista de prensa en la que por vez primera, el plantel hace público la situación interna que se vive en materia de denuncia de vulneración de derechos de sus alumnos.

EPD Noticias conversó con alumnas de la carrera de Trabajo Social, quienes junto con solicitar reserva sobre sus identidades, confirmaron el tenso ambiente que se vive hace un tiempo al interior de la comunidad universitaria, especialmente, en la carrera donde se originaron las denuncias, que es la con mayor cantidad de estudiantes, alrededor de 80.

2 CASOS DENUNCIADOS CONTRA EL MISMO PROFESOR

EPD Noticias pudo establecer que a diferencia de lo expresado por Baeza en la entrevista en cuanto a que sólo existe un solo caso de vulneración de género a alumnas de la universidad estatal, en realidad a la fecha serían al menos 2 los casos. Pues tras la situación de acoso y maltrato vivida en agosto de 2019, por una primera alumna a causa de las conductas del profesor de la carrera de Trabajo Social, se generó un proceso de denuncia recién en marzo de este año, a través de la Dirección Académica. El año pasado, la alumna afectada se retiró de clases, tuvo una intensa depresión al punto que le afectó comprometer 4 asignaturas y con ello perder una beca. Reclaman por ello que en este caso la estudiante no ha tenido acompañamiento formal alguno que le haya dispuesto la universidad.

Por ello es que, sobre lo expresado por María Patricia Baeza a la prensa, las alumnas consultadas ratifican -como dice la declaración- que son “declaraciones falsas, no son reales”, fundamentalmente, porque atribuye al jefe del Departamento de Ciencias Sociales y Humanidades, Pastor Cea, como único responsable de separar al cuestionado académico de sus funciones en aula, al depender de esta instancia la carrera de Trabajo Social. Sin embargo, las alumnas precisaron que Baeza está a cargo, además, de la Unidad de Equidad de Género que depende directamente de rectoría, unidad creada en 2018 bajo el periodo de la rectora María Teresa Marshall, quien le dio impulso ante el debate nacional que en esta temática se generó en el sistema universitario y que estaba emergiendo con fuerza en Chile. En consecuencia, argumentan las alumnas, Baeza no fue precisa en la entrevista, porque sí es potestad de la propia rectora Natacha Pino tomar la decisión sobre la situación del docente acusado de acoso y maltrato.

“No corresponde al jefe de departamento, ni a la jefa de carrera (Patricia Carrasco) esta decisión, ambos son quienes nos han apoyado desde el día uno”, enfatizaron las estudiantes, precisando que Cea y Carrasco, incluso antes que las alumnas decidieran formalizar sus denuncias, “buscaron todos los protocolos posibles para sacar al profesor de sus funciones y también para hacer la denuncia respectiva como académicos, pero desde la Universidad no se lo permitieron”.

Al respecto recordaron que, anteriormente, se desvinculó con bastante diligencia a un profesor ayudante de la carrera de Psicología, quien por advertencia de alumnas de la misma carrera en la Universidad de Chile alertaron a sus pares en Aysén. “Este ayudante alcanzó a participar de 2 clases con las estudiantes acá en Coyhaique y solo por conocerse la información desde la (U. de) Chile, gracias a compañeras de Psicología, lo pusimos en conocimiento del departamento y en solo horas dejó de hacer clases”.

Agregaron, asimismo, que no es efectivo como dice la encargada de Vinculación con el Medio, que estén recibiendo “ayuda terapéutica”, y lo único que ha ocurrido es que solo se ofreció esa posibilidad a una de las 2 alumnas afectadas, siendo el jefe de departamento y la jefa de carrera junto a otros profesores “quienes han hecho la verdadera contención emocional de las alumnas, ellos nos han ‘apañado’ en todo, pero no así la universidad”.

Otra alumna señaló a EPD Noticias, “que si bien las 2 denuncias se concretaron este año, la primera en marzo a través de la Dirección Académica, y la segunda en junio mediante la Unidad de Equidad de Género, son vulneraciones que venían ocurriendo desde 2019, pues el profesor llegó al plantel en marzo del año pasado”.

EL MUTISMO DE LA RECTORA PINO

“Somos una comunidad universitaria pequeña donde todos nos conocemos, y todos saben lo que pasa”, dice una de las alumnas contactadas por EPD Noticias. Por ello es que en la declaración de las estudiantas de Trabajo Social emplaza a las autoridades sobre su falta de accionar expedito para abordar este problema, y no comprenden el extenso silencio que ha mantenido hasta ahora la rectora Natacha Pino, incluso ya formalizada la primera denuncia hace más de 3 meses.

Las alumnas reconocen que para muchos temas estudiantes la rectora Pino ha estado muy abierta y facilitadora, con una imagen de disponibilidad ante solicitudes de los estudiantes en trabajos colaborativos o asambleas, pero en este particular la califican de “absolutamente hermética”, pues ni siquiera a nivel interno se han referido al tema, “no han hablado con las alumnas de nuestra carrera o con las alumnas afectadas”.

La conclusión para las alumnas es categórica: “Aquí hay impunidad y creemos que tiene relación con que el profesor denunciado tiene estrecha relación con la rectora Pino, pues él mismo continuamente se jactaba diciendo en público y a los estudiantes que era ‘muy amigo de la rectora’, y actúa como sabiendo que no le va a pasar nada”.

Las fuentes de EPD Noticias señalan que también se echa de menos alguna reacción de la Asociación de Funcionarios y Académicos de la Universidad de Aysén (AFUA) que en otras vulneraciones al interior de la universidad que ha afectado al estamento académico o administrativo ha sacado la voz, no así en esta ocasión.

De hecho, en enero, el referente de los funcionarios universitarios acusó a la rectora aysenina de «discriminación política» contra 2 funcionarias, asunto que se denunció en tribunales y en Contraloría con resultados adversos para Natacha Pino y sanciones para el plantel, aligual que en la serie de desvinculaciones falladas por la justicia como «arbitraria» e «ilegal», y que han llegado hasta la Corte Suprema.

PROFESOR DENUNCIADO SIGUE EN LABOR ACADÉMICA

Hasta el momento, el profesor denunciado no ha sido identificado públicamente por las alumnas, pero sí señalaron a EPD Noticias que se ha mantenido en todo momento en labores académicas, siendo incluso integrante del Senado universitario, pese a las 2 denuncias que existen en su contra.

“El profesor dicta 3 módulos de la carrera de Trabajo Social, Territorio I, II y III, que son de especialización para las alumnas de 2do y 3er año, es decir, está un año y medio en seguimiento con cada grupo de estudiantes”, menciona nuestra fuente de la carrera.

Explican, las alumnas consultadas, que el perfil del académico es todo el tiempo notoriamente “desajustado”, y no solamente ha tenido estos temas de vulneración con las estudiantes, sino también con mujeres del personal administrativo, incuso con algunas profesoras.

“Es un profesor que tiene un humor totalmente sexista y discriminador que no corresponde, aludiendo sobre la vestimenta, sobre orientaciones sexuales, sobre etnias, con tallas homofóbicas”, afirma una de las alumnas quien tuvo clases con el docente.

PARO INDEFINIDO #VA #UAysenMIENTE

Este viernes hubo asamblea de las alumnas de Trabajo Social, y se resolvió un paro de estudiantes en solidaridad de las alumnas afectadas y como forma de presión a las autoridades universitarias, quienes deben tomar medidas de resolución en estos casos considerados de “violencia de género” al interior de las aulas.

“La situación se descontroló”, comenta una alumna para evidenciar que no descansarán hasta que la rectora Pino asuma su rol en esta materia, tan sensible y grave, y exigiendo a la vez disculpas públicas de la directora de Vinculación con el Medio, María Patricia Baeza, por sus dichos en la entrevista de prensa del día jueves en la noche, emitida por redes sociales.

Además, este fin de semana, la situación escaló a otras carreras, pues se sumaron al paro las alumnas de la carrera de Obstetricia que en su cuenta de Instagram publicaron una declaración de apoyo por las denuncias en cuestión, y en el Facebook “Trabajadores Sociales Uaysén” es posible ver la convocatoria a paro indefinido acompañado de la etiqueta “#UAysenMIENTE”.

También los académicos se manifestaron vía declaración pública, con 20 profesores que señalaron su postura de defensa a las alumnas afectadas, detallando las acciones impulsadas para separar al profesor denunciado, y anunciado que “paralizamos cualquier actividad académica hasta que se cumpla el siguiente petitorio”.

En definitiva, la paralización en el plantel alcanza hasta ahora a estudiantes de Trabajo Social, Obstetricia, así como académicos de la facultad de Ciencias Sociales y Humanidades (Trabajo Social y Psicología), y académicos de Ciencias Naturales y Tecnología, y de la carrera de Obstetricia.

El petitorio exige “suspensión inmediata” del profesor quien es Trabajador Social de profesión, su desvinculación del Senado donde es representante del estamento académico, y su “posterior expulsión de la institución”. La declaración del alumnado de Trabajo Social demanda que el protocolo contra la Violencia Sexual y Discriminación Arbitraria actualmente vigente se haga cargo de todas las denuncias hasta ahora realizadas, pues “no se les ha brindado la ayuda correspondiente” a las afectadas, sumando a ello el “silencio cómplice” de las autoridades universitarias.

Un comentario en “Denuncias por acoso contra profesor de U. Aysén desemboca en paro de alumnos y académicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *