Aysén podría ser la primera región de Chile en transformarse a energía eléctrica 100% renovable

Coyhaique inició proyecto piloto que analiza la resiliencia del sistema eléctrico local para saber cómo puede ser resiliente a un clima cambiante, iniciativa piloto única en el país.


Por Claudio Díaz Peña

Con el comienzo de la temporada de intensas lluvias en la Patagonia Aysén, el pasado 18 de mayo, 31 mil clientes de las comunas de Coyhaique, Aysén y Río Ibáñez quedaron sin suministro eléctrico. El clima está cambiando y eso impacta en distintas formas, por ello es que la capacidad de adaptación del Sistema Eléctrico de Aysén (SEA) ante los efectos del cambio climático es visto como una oportunidad para enfrentar no sólo cómo abordamos la problemática energética del futuro, también la ambiental que vive la capital regional.

En conversación con EPD Noticias, el ingeniero civil Cristián Retamal González, explicó los detalles del proyecto “Resiliencia Sistemas Eléctricos Pequeños & Medianos – Prototipo TIMEO Aysén”, que como representante de la Fundación Provees y en alianza de co-ejecución con la firma Rubik Sustentabilidad, encabeza para la Municipalidad de Coyhaique, con financiamiento Corfo.

Y es que como plantea el proyecto, “los sistemas de energía son vulnerables tanto a los cambios graduales del clima como a eventos climáticos extremos, tales como aumento de temperaturas, reducción en precipitaciones, incendios forestales, tormentas, vientos extremos y el aumento del nivel del mar. Cuando la infraestructura eléctrica resulta dañada a raíz de eventos climáticos, se afectan los sistemas socio-económicos en sus actividades cotidianas más básicas y fundamentales, desde la conservación de alimentos a los servicios de salud y comunicaciones. Los impactos al sistema eléctrico alteran prácticamente todas las dinámicas domésticas de los individuos y el funcionamiento de la economía. La vida se paraliza”.


TRANSFORMAR LA ACTUAL MATRIZ ENERGÉTICA

Desde Santiago, Cristián Retamal comenta que este proyecto es único en el país, y Fundación Provees (Promoción, Vida, Entorno y Energía Sostenible) tiene la tarea de estudiar la relación del clima en la zona con el SEA, considerando que es un sistema independiente y mediano, distinto a la mayor parte del resto del país.

Y sin duda, que al hablar de cambio climático cuesta identificar sus efectos en cortos periodos, pero según el experto, es evidente que las temperaturas medias y máximas han ido cambiando y generándose con ello “eventos extremos” en periodos breves de tiempo, y de los cuales no existen registros anteriores. 

  En este sentido, en particular, explicó que los temas energéticos están directamente relacionados al calentamiento global y el consiguiente cambio climático, que se origina a partir de la revolución industrial cuando la humanidad pasa de la energía animal (caballos de fuerza) a los combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas natural), y luego con el desarrollo tecnológico del motor a combustión interna se demanda cada vez más hidrocarburos, que generan emisiones como el CO2, gases de efectos invernaderos que concentran la emisiones en la atmósfera y que -aunque un fenómeno natural- con el aumento de esas concentraciones va a aumentando también la temperatura media de la Tierra.

Retamal dijo que los sistemas energéticos tienen que hacerse cargo de esta situación, primero, para que dependamos cada vez menos de combustible fósiles y, luego, sobre una realidad que ya ha sido modificada para la cual debemos estar preparados, porque son eventos externos que nos están afectando.

En 2019, surgió el interés de analizar cómo el SEA se puede ver impactado por las amenazas que se originan con un clima cambiante en esta parte de Chile. Y en ello se vincula el consumo de leña como combustible principal y aporte a la contaminación atmosférica, lo que plantea el desafío de transformar la matriz energética en la zona.


CONSTRUIR RESILIENCIA EN EL SISTEMA ELÉCTRICO

El objetivo es apuntar a construir “resiliencia” en el sistema eléctrico, para brindar seguridad en el suministro y que pueda responder eficientemente a los desafíos de un clima cambiante. Un ejemplo de lo anterior es que a propósito de las intensas lluvias en la zona o la nieve, el sistema eléctrico pueda mantener la continuidad y si la calefacción de un hogar es a través de esta energía, entonces el confort térmico no se vea afectado.

Sobre las etapas y productos, Cristian Retamal señaló que en estos momentos se plantea una metodología para detectar las vulnerabilidades y riesgos del sistema eléctrico, para luego proponer un set de medidas de adaptación al cambio climático, y pilotear unas de esas medidas con la empresa eléctrica, los usuarios y todos los actores quienes se relaciona con el SEA, buscando fortalecer su resiliencia. Todo ello –reconoce- ha sido un desafío, debido a la pandemia en curso del COVID-19.

La matriz energética de Aysén es diversa, pero se plantea disponer de otras, sobre todo pensando que se proyecta que Chile al año 2050 sea carbononeutral, es decir, que las emisiones de efecto invernadero que se generen van a hacer absorbidas en 30 años por la masa forestal que exista en el país. Esto implica transitar hacia las energías renovables y, según el ingeniero civil de Provees, Aysén tiene un gran potencial eléctrico renovable, por tanto, resulta una idea atractiva que Aysén pueda ser la primera región de Chile en transformarse a abastecerse con energía eléctrica 100% renovable.


Cristián Retamal es ingeniero Civil Industrial de la Pontificia Universidad Católica de Chile, con especialización en ingeniería ambiental y estudios en sociología. Posee también un MSc de la VU University Amsterdam en Holanda, y ha centrado su trabajo en las transformaciones y movilización de esfuerzos que el antropoceno y cambio climático conllevan. Sigue de cerca el proceso de negociación internacional de Naciones Unidas sobre cambio climático (UNFCCC) y los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Tiene especial interés en la articulación del sistema energético global, la gobernanza del régimen climático internacional y las dinámicas geopolíticas asociadas a la transición hacia sistemas socioeconómicos post-carbono, resilientes e inclusivos. Ha participado en la COP 21 y sus siguientes versiones, apoyando a gobiernos de países menos desarrollados (LDCs por su sigla en inglés) y Pequeños Estados Islas en Desarrollo (SIDS por su sigla en inglés) en la formulación de sus compromisos climáticos de cara al Acuerdo de París sobre cambio climático. También como asesor del grupo de negociación AILAC en el proceso de Naciones Unidas sobre cambio climático (grupo integrado por Chile, Colombia Perú, Paraguay, Honduras, Costa Rica, Guatemala y Panamá) en la discusión del ‘Libro de Reglas’ del Acuerdo de París. Actualmente, es asesor del Ministerio de Relaciones Exteriores del Chile y la Presidencia de la COP-25.

Un comentario en «Aysén podría ser la primera región de Chile en transformarse a energía eléctrica 100% renovable»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *