Renunció Directora Regional del Servicio de Salud Aysén, Rina Cares Pinochet

Sólo 20 meses alcanzó a estar al frente de la Salud regional la ingeniera comercial, quien ya habría dejado la zona.


En un breve comunicado, y tal como lo anticipó EPD Noticias, en las últimas horas de este sábado se dio a conocer la renuncia de la directora regional del Servicio de Salud Aysén (SSA), Rina Margot Cares Pinochet.

Se informa a los funcionarios de la Red asistencial y a la comunidad regional, que este sábado 14 de marzo del 2020, la Señora Rina Cares Pinochet, presentó su renuncia al cargo de Directora del SSA, por razones personales, la cual fue aceptada por el Subsecretario de Redes Asistenciales, Sr. Arturo Zúñiga Jori”.


Es así como en lo inmediato, asume en el cargo en carácter de subrogante, Julio César Vargas González, quien ocupaba hasta ahora el cargo de subdirector de Recursos Físicos y Financieros, y que asume de manera interina.

Cares, habría viajado personalmente a Santiago a presentar su renuncia al Subsecretario Zúñiga, dejando solicitadas sus vacaciones y, de esa manera, evitar tener que referirse o enfrentar en la región la prensa, funcionarios u otras autoridades, ante su sorpresiva salida del cargo.


LOS CUESTIONAMIENTOS…

Rina Cares Pinochet fue presentada el 17 de julio de 2018 por la Intendenta Geoconda Navarrete en el cargo directivo de la Salud regional, por lo que la ingeniera comercial no alcanzó a cumplir 2 años al frente de la red de salud en Aysén, sólo 20 meses en rigor.

Pero las polémicas de su gestión en salud no comenzaron en Coyhaique.

En 2012, la Contraloría objetó el proceso de adquisición vía licitación pública de insumos médicos y dentales en el Hospital Militar de Santiago, en el cual Cares fue amonestada en forma verbal, quedando constancia en su hoja de vida, y terminando su vínculo con el centro de salud.

En 2014, y tras poco más de 20 meses en el Servicio de Salud de Antofagasta, que asumió en el primer periodo de Sebastián Piñera, el Gobierno Regional le solicitó la renuncia, a propósito de una orden de apercibimiento de arresto en su contra por una millonaria deuda en el hospital de Calama.

 A su arribo a Coyhaique, su dirección en el SSA estuvo marcada por varios episodios que la pusieron como foco de la crítica constante de los funcionarios, diversas autoridades y la propia comunidad.

Durante 2019, uno de sus férreos críticos fue el diputado Miguel Ángel Calisto (DC) en directa vinculación a la falta de gestión respecto de implementar un resonador magnético, así como la UCI Pediátrica y el avión ambulancia, entre otros.

Este año 2020, comenzó con un yerro administrativo que la enfrentó con un paro de médicos y odontologos de la atención primaria de Aysén (consultorios, Cesfam y postas), al decidir el cese del pago de un incentivo salarial que afectó directamente en los ingresos de estos profesionales. Pese a que Cares argumentó que era una asignación transitoria y no había recursos para enfrentar ese pago, terminó señalando que Salud se comprometía a conseguir mayores recursos ante el Ministerio de Hacienda, para aumentar la glosa presupuestaria de lo que significa las asignaciones de estímulo. 

Internamente, el análisis administrativo y político, fue que Rina Cares podía haberse evitado la paralización si hubiera planificado mejor la gestión con proactividad, y no continuar desgastando su cargo, la imagen del servicio y sus funcionarios.

Pero cuando aún no concluía la tensión al interior del SSA, surge la información que la inauguración del Hospital de Cochrane se suspendía, aplazándola por 8 a 10 meses, debido a un error en la instalación del nuevo sistema de climatización. Aquí la solicitud de renuncia vino desde el alcalde de Cochrane, Patricio Ulloa, pasando por los consejeros regionales de la provincia de Capitán Prat, Jorge Abello y Carlos Campos, y la propia comunidad cochranina le enrostró a la autoridad la falta de prolijidad en el avance del proyecto que estaba ya retrasado desde fines de 2019 para su entrada en funcionamiento.

Finalmente, en los primeros días de marzo los cuestionamientos nuevamente vinieron desde “dentro”, ya que fueron los funcionarios del Centro Comunitario (CCR) Las Quintas los que tras diversas gestiones y comunicaciones dirigidas a la autoridad del servicio, optaron por un “paro indefinido” al estar laborando en riesgo para su desempeño y la atención de los pacientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *