Contraloría envío a la justicia caso por eventual conflicto de interés en Municipio de Coyhaique

Organismo alertó un «eventual conflicto de interés» del asesor jurídico quien mantenía o mantiene “vínculos comerciales con los propietarios de las empresas involucradas» en contratos del Corral Municipal.


Un Informe Final evacuó la Contraloría Regional de Aysén (CRA) este viernes, concluyendo que se detectó un conflicto de interés en el marco de contratos de arrendamiento en el Corral Municipal de Coyhaique.

El documento Investigación Especial N° 80 establece que el contrato de arriendo de los terrenos del corral se efectuó sin la licitación correspondiente, además de no advertir motivos para justificar el trato directo.

De esta manera, las irregularidades detectadas por Contraloría son un eventual conflicto de interés durante el proceso de contratación y falencias en los contratos, tomando la decisión el organismo fiscalizador de instruir un sumario administrativo y enviar los antecedentes al Ministerio Público de Aysén.

ABSTENCIÓN INCUMPLIDA

Según el ente contralor, existe un eventual conflicto de interés que involucra al asesor jurídico del municipio de Coyhaique,   Waldemar Sanhueza Quiniyao quien tenía vínculos contractuales con las empresas favorecidas.

«El Asesor Jurídico no dio cumplimiento al deber de abstención, consagrado en el numeral 1 del artículo 12 de la ley N° 19.880, al haber intervenido en diferentes etapas del contrato de arrendamiento del inmueble, no obstante mantener, o haber mantenido, vínculos comerciales con los propietarios de las empresas involucradas en ambos contratos», señaló la CGR.

Y es que a juicio del órgano contralor, estos elementos «podían comprometer la imparcialidad con que ese servidor debía desempeñar sus labores».

El informe señala que Sanhueza Quiniyao habría intervenido en diferentes etapas del contrato de arrendamiento del terreno, así como también en la licitación de concesión del servicio, pese a que mantenía o mantiene “vínculos comerciales con los propietarios de las empresas involucradas en ambos contratos”.

Así, la investigación estableció que el abogado de la Universidad Católica de Valparaíso incumplió su “deber de abstención”, elementos que “podían comprometer la imparcialidad con que ese servidor debía desempeñar sus labores”.

Así es como, además de entregar los antecedentes a la Fiscalía Regional de Aysén, también se remitió el Informe a la Dirección Regional de Coyhaique del Servicio de Impuestos Internos, a fin de verificar si hubo término de la relación comercial entre el funcionario municipal y la empresa dueña de los terrenos.

INCUMPLIMIENTO DE CONTRATO

En cuanto al contrato de concesión del corral municipal de Coyhaique, la Contraloría constató que la concesionaria no cumplió con la instalación comprometida de adoquines en el pasaje aledaño al terreno y advirtió un retraso de 8 meses en la ejecución de dichos trabajos. En esta situación, el organismo dio a la Municipalidad de Coyhaique 60 días hábiles para informar respecto de la aplicación de la multa correspondiente y su respectivo ingreso a las arcas municipales.

Finalmente, Contraloría precisó que la municipalidad efectuó pagos por el arriendo del inmueble entre septiembre de 2016 y agosto de 2017, no obstante, no se logró acreditar que durante ese tiempo se haya utilizado efectivamente el terreno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *