[OPINIÓN] Más allá de las bolsas plásticas…

 


 

Por Christian Martino B. 
Fundador de AysénRecicla

 

Hace algunos años se comenzó a hablar de Reciclar, Ecología, Huella de Carbono, Sustentabilidad, Trazabilidad, etc., como si esto se tratara solo de seguir o estar “a la moda”, sin saber en realidad qué significan estas palabras y de qué forma marcan nuestro diario vivir y, más aún, nuestro futuro.

Continuamente pensamos que apartando los envases de bebida o no aceptando una bolsa plástica en el comercio nos ganamos “el cielo del reciclador”, pero nos olvidamos de cientos de otros residuos…”

Nos hemos propuesto habitar este mundo sin dar un solo respiro a nuestro planeta, invadiendo sus islas de desechos, y transformándolas en “islas de basura” en donde increíblemente ¡seguimos viviendo!, colapsando al mismo tiempo nuestros océanos de residuos… Y pensar que si hubiésemos hecho lo correcto desde el principio… ¡esto no estaría pasando!

Seguimos recorriendo el mundo, viendo cómo otros países han creado verdaderas redes de trabajo en equipo, uniendo del más grande al más chico en grandes columnas de apoyo para ser sustentables y sostenibles en un mundo mejor para todos. Y nosotros aún estamos entretenidos en pequeñeces como si no pudiéramos ver la gran herida, ya creada hace tantos años, en nuestro propio entorno, sintiendo que este tema aun no es tema.

Continuamente pensamos que apartando los envases de bebida o no aceptando una bolsa plástica en el comercio nos ganamos “el cielo del reciclador”, pero nos olvidamos de cientos de otros residuos que generamos y seguimos enviando a un vertedero. Continuamos comprando elementos solo por consumismo e imposibles de involucrar en las Tres R (Reudcir-Reciclar-Reutilizar), eliminando implementos de nuestro hogar u oficina solo porque hay que cambiarlo.  Es hora de crear cambios de raíz y verdaderos en nuestra vida, siendo consecuentes con lo que hacemos, decimos y decidimos. Debemos parar de colmarnos de estudios millonarios que después no llevamos a cabo, ni en lo más mínimo. Nos llenamos la boca creando conciencia en nuestro trabajo, sin embargo, no llegamos a actos reales y visibles en nuestro propio hogar.

En nuestra Región de Aysén, tenemos excelentes centros de estudio, de investigación, universidades, organismos técnicos, etc., los cuales con academia y tecnología pueden desarrollar por medio de la innovación y nuestros recursos naturales, grandes proyectos de sustentabilidad, originales y autóctonos desde nuestro propio territorio. Emprendedores y empresarios que se han esforzado por defender el gran sueño de una “Patagonia Limpia” y ejemplo a nivel mundial, uniéndose y asociándose en espacios tales como; corporaciones, agrupaciones, nodos, organizaciones para crear políticas consecuentes, productivas, sustentables, respetuosas de nuestro entorno.  También educadores por la sustentabilidad, creando en nuestros niños una base clara y seria de lo que significa reciclar y cuidar el planeta, siendo precisamente ellos, nuestros hijos, los que nos hablaron por primera vez en nuestras casas de cómo separar los residuos, entre otras conciencias medioambientales.

Las soluciones que buscamos están aquí, en nuestras propias manos. Nuestro esfuerzo, creatividad, trabajo y valor a lo propio es nuestra mejor “Energía Limpia y Sustentable” que podemos utilizar.  Hoy, y no mañana, debemos tener conciencia que tomar acciones para proteger el medioambiente no es un lujo ni una moda, sino una condición para nuestra propia supervivencia y desarrollo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *