Investigadores estudiaron vaciamientos abruptos de lagos en la Patagonia chilena

Flecha epd Bajada INVESTIGACIÓN | El significativo incremento en la frecuencia de estos eventos en la Patagonia durante la última década, sugiere una posible relación entre este fenómeno y el cambio climático.

 

Cachet

 

Desde hace unos años se han registrado vaciamientos abruptos en algunos lagos glaciales de la Patagonia. Este fenómeno es conocido internacionalmente como GLOF (Glacial Lake Outburst Floods) y ocurre en lagos que reciben aguas de glaciares que son rápidamente liberadas a través de un canal, provocando repentinas inundaciones en los valles adyacentes, lo que genera daños en el entorno e impacta de diversas formas a las actividades humanas.

 

Un equipo dirigido por el doctor Sebastien Bertrand de la Universidad de Ghent, el doctor Silvio Pantoja, director de Copas Sur-Austral de la Universidad de Concepción, el doctor Brian Reid del Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia (CIEP) y el doctor Gino Casassa  de la Universidad de Magallanes, se adjudicaron el proyecto Glofjord: Evaluación del impacto del  cambio climático en la frecuencia de vaciamientos abruptos de lagos glaciares en Patagonia.

 

La cuenca del río Baker en la Patagonia chilena ha sido escenario de alrededor de 15 sucesos de GLOFs registrados, por lo que representa un buen sitio de estudio para evaluar el potencial impacto de la variabilidad climática en la frecuencia de estos eventos.

 

Lago Cachet

 

En la última década el Lago Cachet 2 ha vaciado 200 mil metros cúbicos (1/3 del  volumen del Estadio Nacional) incrementando el caudal del río Baker desde 500-1000 metros cúbicos por segundo a más de 3000, y el nivel del agua en aproximadamente 5 metros, provocando inundaciones y daños a terrenos agrícolas, al ganado, y poniendo en riesgo a Caleta Tortel.

 

Este proyecto pondrá a prueba el aparente aumento en la frecuencia de GLOFs durante los siglos XX y XXI, mediante el estudio de los sedimentos (de origen predominantemente terrestre) depositados en el fiordo producto de las inundaciones.

 

El proyecto combinará la experiencia de científicos que trabajan en sedimentología, glaciología, hidrología, oceanografía, paleoclimatología y química de los sedimentos, quienes harán uso del Laboratorio de Oceanografía Costera-Tortel de Copas Sur-Austral de la Universidad de Concepción, ubicada cerca de la desembocadura del río Baker.

 

A pesar de los esfuerzos que se están haciendo por reconstruir paleo-GLOFs de sedimentos de fiordos de todo el mundo, este proyecto destaca ya que, el sistema del fiordo Baker integra el deshielo de más de 10 glaciares, haciéndolo independiente de la evolución específica de cada uno y, además, la cuenca del Baker está experimentando actualmente GLOFs a un ritmo de 13 eventos al año, lo que permite calibrar la parte más reciente de los registros de sedimentos del fiordo.

 

Los resultados del proyecto permitirán probar el aparente aumento de la frecuencia de GLOFs desde 2008, y serán utilizados para evaluar las posibles relaciones entre la frecuencia de estos y la actual variabilidad climática.

 

Publicado por Equipo EPD Noticias / Fuente: Colaboración de Paula Campos Zambrano
©2015 Todos los Derechos Reservados El Patagón Domingo Ltda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *