Junji estableció atención de párvulos a familias de Chile Solidario e Ingreso Ético Familiar

El documento busca asegurar la matricula, asistencia y permanencia de los niños y niñas pertenecientes a estos programas.

 

Con el objetivo  estructurar y delimitar los procedimientos para la incorporación y apoyo de las familias que pertenecen a los  programas  Chile Solidario e Ingreso Ético familiar, asegurándoles  un mejor nivel de bienestar y mayor autonomía de la vida familiar, social y productiva, la Junta Nacional de Jardines Infantiles, estableció un Protocolo Regional de Atención de estos párvulos, que se está aplicando en todos los establecimientos de primera infancia de la institución. Las acciones detalladas en este protocolo ya son aplicados en cada jardín infantil, sin embargo dicho documento permitirá oficializar el trabajo.

 

“La misión de la Junji, es otorgar educación inicial pública y contribuir a su bienestar integral, de los niños y niñas, priorizando aquellos párvulos que provienen de familias que requieren un mayor aporte del Estado, es por ello que con este protocolo, formalizamos nuestras acciones para asegurarnos  aumentar la cobertura de los párvulos pertenecientes a estos programas, tanto en matricula, asistencia y permanencia”, sostuvo la directora regional de Junji, Magaly Mallea.

 

La Junji ha detectado que son los párvulos de estas familias los que presentan un alto nivel de inasistencia y falta de permanencia en los jardines infantiles, por lo que son prioridad para que reciban y mantengan su educación de Primera Infancia de manera de asegurar la igualdad de oportunidad en su desarrollo como ciudadanos.

 

Es por ello que el protocolo establece procedimientos para las postulaciones y matriculas,  donde se establece Prioridad 1 en el Ingreso, además de la Asistencia y Permanencia, donde se considera fundamental realizar seguimiento a la asistencia diaria y considerar el promedio mensual de asistencia, para realizar acciones que permitan mejorar estos indicadores si la situación lo amerita.

 

Otras de las acciones es una entrevista de retroalimentación de la familia, por parte de la educadora del nivel, antes del cumplimiento del primer mes de permanencia del párvulo en la unidad educativa, con el objetivo de sensibilizar a la familia respecto al proceso pedagógico del niño o niña, su permanencia y asistencia regular a la jornada diaria del establecimiento, además de detectar necesidades básicas de la familia a fin de canalizar requerimientos ya sea por Centro de Padres, red local o institucional. Además, la unidad educativa debe flexibilizar las normativas en horario de entrada, periodo de adaptación, entre otros, con el objeto de lograr permanencia de estos párvulos en las unidades educativas.

 

En base a estas orientaciones se pretende favorecer la integración y permanencia de los niños y niñas a nuestras unidades educativas, colaborando en su cuidado y educación, lo que influirá en el desarrollo adecuado de los párvulos y desempeño óptimo del trabajo formal de las madres en el grupo familiar, revirtiendo inequidades que afectan a quienes se ven aquejados por diversas situaciones que impactan de manera negativa sobre su bienestar presente y sus posibilidades futuras.

 

 Publicado por Rocio Avendaño Seguel./ Fuente: Junji Región de Aysén.
©2014 Todos los Derechos Reservados El Patagón Domingo Ltda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *