Confepa analizó Reforma Educacional junto a apoderados de Aysén

La Confederación de Asociaciones Padres y Apoderados de Colegios Particulares Subvencionados de Chile (Confepa), a través de su Secretaria Nacional Ingrid Bohn Flores, encabezó la instancia que reunió a representantes de todos los establecimientos de Coyhaique y Puerto Aysén.

 

“Nuestro fin es informar a los apoderados de una Reforma Educacional que nos tiene con una incertidumbre muy grande, que no es precisa, en donde hemos buscado respuestas y no las hay. Lo único claro que tenemos es que ésta nos va a afectar, porque las reglas que se están imponiendo para que los colegios particulares subvencionados puedan seguir existiendo son demasiado ambiguas y dictatoriales”.

 

Con estas palabras Ingrid Bohn, Secretaria Nacional de la Confecha y presidenta del organismo en la Región de la Araucanía se refirió a las temáticas que viene a tratar con los apoderados de Aysén.

 

La cita, hecha a todos los padres cuyos hijos estudian en colegios particulares subvencionados de la región, se concretó en la Alianza Austral, hasta donde llegaron los representantes de cada establecimiento.

 

“Aquí estamos al frente de una cadena de situaciones, porque nosotros dependemos de las decisiones que tome el sostenedor y él, a su vez, de las medidas que se le están imponiendo y que son muy difíciles de cumplir”, insistió la representante de la Confepa.

 

“Nosotros queremos informarle a los apoderados de qué se trata (la Reforma Educacional), de cómo la vemos nosotros como papás y mamás. La hemos estudiado y analizado, nos hemos reunido con el ministro, con asesores, con parlamentarios de diferentes bancadas y tenemos diferentes conclusiones que darles a conocer”, explicó.

 

Consultada sobre su misión en Coyhaique, Ingrid Bohn afirmó que viene a “dar una señal de alerta a los apoderados”. Con su visita busca “que ellos se sumen a luchar por algo muy simple: que es el derecho que tenemos los padres de elegir el colegio donde queremos que estudien nuestros hijos».

 

La Reforma dice que eso se va a terminar, «no dice que los colegios particulares subvencionados van a desaparecer, pero sí las reglas que se imponen hacen que muchos sostenedores deban cerrar sus colegios o convertirse en establecimientos particulares pagados, con altos costos, para poder equiparar una educación medianamente de calidad”.

 

Para ejemplificar sus dichos, la secretaria nacional del organismo comentó que su hijo estudia en un colegio con un copago de $27 mil y que “si la Reforma Educacional fuera hecha ley hoy, el sostenedor, que tienen deuda, no podría convertirse en fundación o corporación, por lo tanto, por el 70% de niños vulnerables que estudia ahí, no puede convertirse en particular pagado y la única opción que le queda es dejar de funcionar. Y eso es gravísimo, porque de lo contrario deberíamos pagar hasta $130 mil por alumno, de acuerdo a los montos que se están hablando, afectando a las familias chilenas de clase media”.

 

La charla que se desarrolló en Coyhaique es parte del trabajo que la Confederación de Asociaciones Padres y Apoderados de Colegios Particulares Subvencionados de Chile está desarrollando en casi todo el país: Antofagasta, Iquique, Calama, Quinta Región, Metropolitana, Sexta, Talca, Chillán, Linares, Concepción, Temuco, Valdivia, Puerto Montt, Chiloé y ahora Coyhaique.

 

“Hemos ido ganando espacio y este jueves la Confepa estará junto al ministro del ramo debatiendo este tema en Santiago. Esperamos ser escuchados y que el diálogo signifique que podamos hacer ajustes y que esta reforma no sea tan destructora para el sistema particular subvencionado”, sentenció Ingrid Bohn.

 

 Publicado por Rocio Avendaño Seguel./ Fuente: Prensa Renovación Nacional.
©2014 Todos los Derechos Reservados El Patagón Domingo Ltda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *