COLUMNA EPD: «Tu AFP es un Casino y tú el apostador…»

 

Sólo en estos 11 años de Multifondos han existido estrepitosos momentos de pérdidas, por ejemplo en 2008 cuando los cotizantes en Chile perdimos casi US$ 30 mil millones, y digo los cotizantes, porque las AFP no perdieron ningún peso, ni uno, al continuar cobrando comisiones por su trabajo que se supone es rentabilizar nuestros ahorros. Brutal fue, entonces, para quienes en 2008 estaban tramitando su pensión y de un día para otro vieron como sus fondos disminuyeron a casi la mitad, ¡porque simplemente el mercado se los llevó!. Flor de sistema.

 

Por Claudio Díaz Peña (*)
cdiaz@elpatagondomingo.cl / @claudio_diazp

 

En 1980 se creó en Chile el Sistema de Administradoras de Fondos de Pensiones, las AFP, es decir, fue el momento en que se entregó a entidades privadas la capitalización individual de su vida laboral, para la futura jubilación.

Hoy con cerca de 9 millones de afiliados y ahorros por US$ 150 mil millones el sistema llega a un punto de cuestionamientos donde los trabajadores piden nivelar la cancha a favor del cotizante e incluso muchos exigen derechamente el reemplazo del sistema.

Han pasado más de 30 años y con ello han surgido organizaciones como el Comando Nacional por la Defensa de los Fondos Previsionales, y la última controversia fue impulsada por las criticas del economista  Gino Lorenzini, creador de  «Felices y Forrados», desde donde se apunta que las supuestas rentabilidades altas en el sistema de AFP, son simplemente un mito.

De hecho en 2002, la ley modificó el sistema de AFPs, precisamente para compensar y mejorar la rentabilidad de los ahorros. Al menos esa fue la intención. Así se crearon los Multifondos, a saber, 5 fondos de inversión, donde el cotizante puede -en una especie de casino- jugar a apostar con sus ahorros acumulados, poniendo en el fondo con más o menos riesgo, según le parezca, y según su edad o fecha de jubilación.

La idea, como hemos dicho, es lograr tener más retorno al momento de jubilar.  Pero, sus ahorros las AFP los ponen en el mercado bursátil mundial, siendo transados como acciones para ganar rentabilidad, y por tanto al mismo peligran que una mala pasada o día negro del mercado signifique una perdida colosal de ahorros… es la ley del casino.

 

De hecho, sólo en estos 11 años de Multifondos han existido estrepitosos momentos de pérdidas, por ejemplo en 2008 cuando los cotizantes en Chile perdimos casi US$ 30 mil millones, y digo los cotizantes, porque las AFP no perdieron ningún peso, ni uno, al continuar cobrando comisiones por su trabajo que se supone es rentabilizar nuestros ahorros. Brutal fue, entonces, para quienes en 2008 estaban tramitando su pensión y de un día para otro vieron como sus fondos disminuyeron a casi la mitad, ¡porque simplemente el mercado se los llevó!. Flor de sistema.

Más reciente, es el ejemplo ocurrido con la estafa de La Polar, donde el fondo de ahorro perdió más de US$1.900 millones. En definitiva en los últimos años los trabajadores chilenos han visto desaparecer de sus cuentas individuales millones y millones de dólares.

Así la empresa de asesoría previsional «Felices y Forrados» ha levantado polvareda al recomendar el cambio de miles de cotizantes del fondo A y B -los más riesgosos y que se cotizan en las bolsas- al fondo E. De hecho, sólo en el mes de abril hubo más de 85 mil cambios de afiliados.

La acción sin duda busca esquivar las pérdidas del sistema. Y las AFP acusaron a estas empresas asesoras de los problemas y gastos que se generan en el sistema.  ¿Cuál debería ser el debate de fondo? Que las jubilaciones sean dignas.

Y segundo, que las AFP vuelvan a asumir el riesgo de pérdida. Pues debido a las continuas modificaciones legales al sistema original de pensiones de 1980, poco a poco y  sutilmente se ha ido traspasando del riesgo de pérdidas desde las AFP hacia los afiliados.

Ojo, el sistema que supone la libertad de las personas para elegir qué fondo utilizar ahora quiere limitarse, incluso la ley original de 1980 garantizaba que no habrían pérdidas, es más si una AFP rentaba poco tenía que compensar, y si rentaba mucho debía traspasar automáticamente al afiliado, eso es parte de lo que se ha ido modificando vía ley en estos 30 años.

Según la Superintendencia de Pensiones, las AFP hoy pagan poco más de 900 mil pensiones con un promedio que no supera los $175 mil por pensionado, aunque el promedio imponible de los trabajadores es de $527 mil, o sea, las AFP pagan un tercio del equivalente del ingreso que percibían en su vida laboral.

Insisto, los ahorros previsionales en el sistema de Multifondos es al estilo del poker, donde uno apuesta a una rentabilidad de su propio dinero para jubilar, pero en ese «juego» nunca, pero nunca, olvidemos ni perdamos de vista que en el Casino la casa… siempre  gana!

 

 

 

 

 

(*) Es Periodista y Director de Contenidos de EPD Comunicaciones Ltda.

©2013 Todos los Derechos Reservados El Patagón Domingo Ltda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *