El 33% de los jóvenes de Aysén tiene algún tipo de deuda según estudio realizado por Injuv

 

 


La VII Encuesta Nacional de la Juventud realizada  a nivel nacional por el Instituto Nacional de la Juventud, (Injuv), entre los meses de mayo y agosto del año 2012, arrojó que el 33% los jóvenes de Aysén están endeudados.

La muestra incluyó a más de 8 mil jóvenes de entre 15 a 29 años, correspondiente  a todos los niveles socioeconómicos del país a quienes se les consultó sobre su comportamiento financiero y deudas actuales en alguna casa comercial o entidad financiera.

Las principales deudas pertenecen a casas comerciales y supermercados con una media de edad entre los 25 y 29 años, correspondiente al período de ingreso al mundo laboral, tiempo donde este segmento comienza a involucrarse mayormente en créditos.

En tanto el director regional de Injuv, Andrés Baumann,  mostró su preocupación sobre el tema y realizó un enérgico llamado a la población juvenil a ser responsables a la hora de adquirir un crédito o pedir préstamos.

“Debemos generar en los jóvenes un verdadero conocimiento de lo que significa estar endeudado y sus consecuencias”, aseguró.

Asimismo comentó que si bien es responsabilidad de los jóvenes no endeudarse más de lo que puedan asumir, las empresas deben entregar información veraz y oportuna sobre el costo final para que puedan elegir, cobrar lo que corresponde a lo contratado y realizar acciones de cobranza que respeten la Ley.

“Los consumidores tienen derechos como cuando compran cualquier producto o contratan un servicio”, enfatizó.

CAMPAÑA INFORMATIVA

Injuv en su propósito de informar a los jóvenes sobre los temas que los afectan y así puedan tomar decisiones de manera responsable, se unió con BBVA para informar sobre educación financiera y entregar una serie de consejos prácticos que ayudarán a manejar de mejor forma las finanzas personales de los jóvenes.

  • Debes tener cuidado de no pedir créditos que excedan tu capacidad de pago
  • Recuerda que una buena práctica es poder contar con dinero disponible para emergencias.
  • Cuando tu salud crediticia es crítica  no está todo perdido: para recuperarla es clave actuar con responsabilidad, paciencia y constancia.

Para ello, te sugerimos lo siguiente:

  • Reduce tus gastos
  • Consolida tus deudas en un solo préstamo, a un plazo acorde a tus necesidades.
  • Busca asesoría especializada, acércate a tu banco.

En la misma línea, el Director Regional del Servicio Nacional del Consumidor, (SERNAC),  Jorge Godoy, explicó que “los jóvenes deben entender que una deuda hoy puede ser una mochila que se cargue por muchos años más. El crédito usado responsablemente, es una buena herramienta de consumo, lo mismo que una tarjeta de crédito bancaria o de casa comercial. Sin embargo, ninguna de estas dos formas de consumo es gratis”.

Godoy, en la oportunidad también aprovechó la instancia para dar algunos tips a los jóvenes sobre cómo utilizar una tarjeta de crédito  a la hora de adquirirla.

LAS CLAVES SOBRE LAS TARJETAS DE CRÉDITO

 

 

¿Es necesario que tengas una?

Por eso antes de pensar en tener una tarjeta de crédito, haz un alto y reflexiona ¿es necesaria o puedo ahorrar para comprar lo que quiero?

Si te ofrecen una tarjeta de crédito:

•        Lee el contrato donde se te informa, por ejemplo, cómo funcionan las tarjetas de crédito, qué pasa si no efectúas un pago a tiempo, qué tipo de interés se aplica, responsabilidades en caso de robo, etc.

•        No firmes nada antes de leer y entender cuáles serán tus responsabilidades.  Cuando tomes la decisión, pide una copia del contrato para ti y guárdala.

¿En qué te debes fijar antes de usar una tarjeta de crédito?

Antes de comprar, compara el precio al contado versus el precio a crédito. Averigua la comisión y el cobro de intereses, especialmente cuando pactas cuotas, porque podrías terminar pagando el doble.  No olvides que es mejor tener una tarjeta que varias, porque mientras más tarjetas tienes más intereses pagas.

¿Cómo se puede utilizar de manera eficiente una tarjeta de crédito?

1.        Concentra todas sus deudas en una sola tarjeta de crédito. De preferencia en la que te ofrezca las mejores condiciones: de tasa, pago de comisiones, costos de mantención, etc.

2.        Es mejor pagar con una tarjeta que con tres y es recomendable concentrar todas las compras en una sola transacción. Recuerda que cada vez que pasas por la caja te estarán cobrando comisiones.

3.        Evita los pagos mínimos porque una vez que comienzas a utilizar esta posibilidad, es difícil rebajar la deuda. Recuerda que los intereses  se calculan sobre el total de la deuda.

¿Qué hago si me cobran algo que no compré?

•    Guarda siempre los recibos y documentos de las compras que haces, para comprobarlas en caso necesario.

•      Revisa mes a mes la cuenta. Comprueba tus pagos. Las empresas también se equivocan y pueden cometer errores en sus cobros.

¿Cómo evito el endeudamiento?

•  Asume deudas que sabes vas a poder pagar, ya sea con tu mesada, remuneración por trabajos el dinero que tus padres van a poder darte.

• Si ves que estás muy endeudado y tienes problemas, no uses más la tarjeta. Entrégasela a un adulto y paga tu cuenta.

•  Programa el pago de tu tarjeta entre tus gastos mensuales.

•  Recuerda que si dejas de pagar alguna cuota, aumenta la deuda porque se comienza a aplicar la tasa de interés por morosidad.

•    Ten cuidado con el cupo del crédito. Por lo general este límite es 2 o 3 veces mayor que tu ingreso lo que se convierte en una peligrosa tentación de gasto.

Para el Instituto Nacional de la Juventud, (Injuv), la este tipo de estudios dan cuenta de la realidad financiera de los jóvenes del país, junto con  realizar un llamado de atención frente a las decisiones económicas que tomen.

 Publicado por Claudio Díaz Peña./ Fuente: Injuv Región de Aysén
©2013 Todos los Derechos Reservados El Patagón Domingo Ltda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *