COLUMNA EPD:»¿Y ahora, quién podrá defendernos…?»

Congresistas, principalmente de oposición ya han anticipado que no apoyaran la propuesta de ley del gobierno que supuestamente fortalecería a las policías. Pues a saber, el Código de la Justicia Militar establece sanciones para las agresiones  Carabineros, también el Código Penal lo hace en algún tipo de sanción. Incluso, para algunos, la idea del presente proyecto está arraigada  en una nostalgia de la detención por sospecha, que fue abolida por el terreno gris en que la acción policial se torno poco rigurosa y contraria a las garantías constitucionales.

 

Por Claudio Díaz Peña (*)
cdiaz@elpatagondomingo.cl / @claudio_diazp

 

Con el argumento de fortalecer el respeto a la autoridad policial, el gobierno envió al Congreso Nacional un proyecto de ley  que pretende sancionar una serie de acciones que vulneren la integridad de los miembros de la policía civil y uniformada.

Ayer, al presentar el proyecto, el Presidente Sebastian Piñera, detalló los alcances, de lo que algunos ya han bautizado como la Ley “Mi Cabo”, y que aunque fue anunciado el pasado 21 de mayo, el mandatario refirió la agresión sufrida por Michelle Bachelet en Arica, como argumento  para  incrementar las protecciones a las Fuerzas de Orden y Seguridad, y que espera sancionar a quienes lancen insultos a Carabineros y a la Policía de Investigaciones.

Según explicó luego el ministro del Interior Andrés Chadwick la sanción se ejercería cuando exista un insulto grave contra un funcionario policial. Tal insulto, debe ser acreditado ante los Tribunales, con medios de pruebas como grabaciones o testigos, cuestión que finalmente determinará el juez.

Las penas propuestas, de encontrar a alguien culpable de este delito, incluyen hasta 60 días de prisión y multas que podrían llegar hasta los $ 322 mil.

Congresistas, principalmente de oposición ya han anticipado que no apoyaran la propuesta de ley del gobierno que supuestamente fortalecería a las policías. Pues a saber, el Código de la Justicia Militar establece sanciones para las agresiones  Carabineros, también el Código Penal lo hace en algún tipo de sanción. Incluso, para algunos, la idea del presente proyecto está arraigada  en una nostalgia de la detención por sospecha, que fue abolida por el terreno gris en que la acción policial se torno poco rigurosa y contraria a las garantías constitucionales.

También desde la Asociación de Fiscales se ha criticado la medida. Básicamente, porque este nuevo delito, de amplio espectro, generaría una nueva recarga de trabajo al sistema pena el cual ya a juicio de los fiscales y funcionarios del ministerio publico está al borde del colapso, y donde pese a las solicitudes al gobierno para mejorar e inyectar más funcionarios y dotar de recursos al sistema, simplemente se sigue congestionando, sin una planificación.

 

El gobierno insistió en la necesidad de proteger la dignidad de la persona y fortalecer el ejercicio de la autoridad policial.

La directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Lorena Fries, tampoco comparte  la iniciativa legal pues “la forma en que está elaborado el proyecto no ofrece muchas garantías a las personas y puede dar paso a arbitrariedades”.

Más aún cuando el accionar de Carabineros en manifestaciones está cuestionada desde un tiempo a esta parte, con bastantes dudas de cómo operan las acciones policiales y qué criterios se utilizan al momento de abordar movilizaciones o procedimentos masivos, lo que incluso consta en informes de Amnistía Internacional y en el caso de Aysén, en tribunales de la Justicia Militar y fiscalías locales.

Por tanto, la pregunta de vuelta que ya se escucha, es si habrá una legislación especial también para proteger a los ciudadanos de los excesos policiales? Si Tenemos las mismas garantías,  y derechos? Entonces cual será la sanción especial que tendrá un policía que se sale del marco jurídico cuando por ejemplo dispara a quemarropa en la cabeza de una persona y le provoca la pérdida parcial de la vista, o cuando también le insulta de vuelta, habrá legislación y sanción especial  también para esos casos, sería lógico?

Naturalmente, es lógico y de sentido común estar de acuerdo en el respeto a carabineros y la PDI, pero apuntamos a que esta premisa que hoy se resguarda específicamente con mayor ahínco legal a favor de las policías, debería ser también equilibrada como garantía y resguardo especial a favor de la ciudadanía, donde cualquier insulto o abuso de la policía hacia cualquier civil tenga una pena especial. En concreto, lo que no hay que perder de vista es que las policías son cuerpos profesionales al servicio del país, osea al servicio de los ciudadanos, por tanto su existencia no tiene sentido sin la civilidad, y la civilidad es anterior a los cuerpos policiales… como dice el dicho, no hay que poner los bueyes delante de la carreta…

 

 

 

 

 

 

 

 

(*) Es Periodista y Director de Contenidos de EPD Comunicaciones Ltda.

©2013 Todos los Derechos Reservados El Patagón Domingo Ltda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *