Mutual recomienda poner atención en educación vial en el regreso a clases

Inculcar el autocuidado y el sentido de precaución es la clave para que el momento de entrar o salir de clases no se transforme en un riesgo para los escolares que se trasladan a diario entre la casa y el colegio.

Con el regreso a clases, vuelven los tacos y multitudes transitando por las calles. La entrada y salida del colegio marcan las horas peak del día y es en esos momentos en que caminar o cruzar la calle puede convertirse en una verdadera amenaza para los escolares que se trasladan a diario entre la casa y el colegio.

Por lo mismo, “la educación vial es clave. Inculcar en los niños el autocuidado y el sentido de precaución, efectivamente, puede evitar accidentes de tránsito en época escolar e, idealmente, en todas las situaciones, en línea con la adopción de una cultura de seguridad que nos levante una alerta constante”, explica la experta en prevención de riesgos de Mutual de Seguridad CChC, Alicia Contador.

CON SUS HIJOS QUE SE VAN SOLOS AL COLEGIO
  • Elija junto a ellos la ruta más conveniente y segura para la ida al colegio y el regreso. Además, recomiéndeles que no se salgan de esta ruta y, si lo van a hacer, que le avisen previamente.
  • Enséñeles a ser un “buen peatón”. En ese sentido, lo ideal es que sepan que circular correctamente por la vereda es su responsabilidad, manteniendo siempre la alerta de lo que sucede a su alrededor, para poder reaccionar ante cualquier eventualidad.
  • Indíqueles que para ellos lo correcto es caminar siempre por el lado de la vereda más alejado de la calzada (y los autos), en caso de tropezar, perder el equilibrio o caer.
  • Recuérdeles que deben cruzar la calle únicamente en cruces habilitados, como las “zona de escuela” (semáforo con luz amarilla parpadeante) o en las esquinas con paso de cebra, siempre cuando el semáforo esté en verde y no venga ningún automóvil. De no encontrarse estos elementos, indíqueles que crucen de esquina a esquina, nunca a mitad de cuadra,  y una vez que se hayan asegurado que no viene ningún vehículo.
  • Recomiéndeles no efectuar juegos cerca de las calles en las que circulan vehículos, ya que pueden tropezar con otras personas en la vía pública o llegar a ser atropellados, al no estar prestando la correcta atención.
  • Si son pequeños, procure que sus hijos utilicen elementos reflectantes en la mochila, para que puedan ser vistos por los automovilistas o ciclistas cuando ya está oscuro.
  • Aconseje a sus hijos no transitar por la vía pública con audífonos, ya que ello puede contemplar riesgos innecesarios, como no escuchar una bocina o cualquier otro peligro que se presente.
  • Por último, sea un buen ejemplo siempre que transiten por la vía pública juntos. Aunque le enseñe, el niño siempre imitará sus acciones, sean buenas o malas.
COMO CONDUCTOR QUE PASA A DEJAR O A BUSCAR A SUS HIJOS
  • Utilice siempre el cinturón de seguridad y procure que sus hijos también lo hagan. Si viaja con niños pequeños, recuerde que siempre deben hacerlo en el asiento trasero y en una silla especial adecuada para su estatura y peso.
  • Considere además que en las horas peak el flujo vehicular se incrementa, provocando retrasos. Para no exasperarse ni perder su capacidad para evaluar adecuadamente una situación, salga con tiempo.
  • En las cercanías del colegio, maneje a la defensiva de autos de otros padres, furgones escolares y, sobre todo, niños a pie. Aunque los escolares debieran transitar por la vereda y cruzar sólo en los lugares habilitados, no dé por hecho que esto siempre será así.
  • No haga maniobras arriesgadas y no maneje a alta velocidad cerca de colegios, para evitar atropellos de estudiantes y padres que, apurados, pudieras tropezar o caer accidentalmente a la calzada.
POR ÚLTIMO, SI SU OPCIÓN ES EL TRANSPORTE ESCOLAR
  • Escoja aquellos inscritos en el Registro Nacional de Servicios de Transporte Remunerado de Escolares e, idealmente, recomendado por el colegio de su hijo.
  • Certifique que el furgón escolar es manejado por un conductor con licencia clase A1 y que cuenta con el seguro obligatorio para accidentes de tránsito. También puede solicitar un certificado de antecedentes para comprobar idoneidad moral y un registro de conductor, para revisar sus infracciones de tránsito.
  • Dentro de los antecedentes del transporte escolar, verifique que éste tenga la revisión técnica al día, y que cuente con una luz intermitente visible en el techo para avisar cuando los niños suben o bajan del furgón y un letrero triangular que señale “Escolares”.
  • Asegúrese que el furgón no lleve más niños de la capacidad máxima establecida y que cada niño cuente con su cinturón de seguridad. Para vehículos fabricados después del 2007, esto es obligatorio.
  • Recuerde que los furgones que trasladan menores de 5 años tienen que contar con un asistente del conductor.

Publicado por Rocio Avendaño Seguel./ Fuente: Mutual de Seguridad CChC
©2013 Todos los Derechos Reservados El Patagón Domingo Ltda.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *