Con control biológico SAG intenta detener en Aysén plaga en plantaciones de pino

En Chile Chico se realizaron las primeras inoculaciones de parcelas cebo de Pino, con el nemátodo Deladenus siricidicola en la Región de Aysén, controlador biológico de la avispa de la madera del pino, Sirex noctilio.

 

Un total de 30 dosis de Deladenus siricidicola con un total de 48 millones de nematodos, fueron inoculados  en árboles de pino atacados por la plaga, ubicados en la comuna de Chile Chico, que es la actual área bajo cuarentena en la región por la presencia de la plaga Sirex noctilio.

Este trabajo se desarrollo en Chile Chico y en la Reserva Nacional Lago Jeinimeni, donde se encuentran especies de pino susceptibles al ataque de esta plaga.

Este proceso, es una de las etapas más importantes para el control de Sirex noctilio, para lo cual se realiza la instalación de árboles cebo, en donde se predispone el debilitamiento artificial de árboles de pino, lo que permite atraer el ataque de esta dañina especie  (postura de huevos, mucus fitotóxico y hongo) en estas  plantaciones y de esta forma aplicar el nemátodo, facilitando así la parasitación de las larvas de la plaga, concluyendo con la evaluación del parasitismo (toma de muestras para evaluar si el nemátodo se estableció y los niveles de control alcanzados) al año siguiente.

Ramón Henríquez Raglianti, director regional del SAG, destacó que “desde febrero de este año, cuando detectamos la presencia de esta plaga en la localidad de Chile Chico, nos hemos concentrado en realizar acciones tendientes a su control, puesto que estamos conscientes de las pérdidas económicas para el rubro maderero que el Sirex noctilio provoca».

Así mismo destacó  que el empeño del gobierno «en transformar a Chile en Potencia Agro Alimentaria y Forestal, por lo que nuestros esfuerzos como SAG, están concentrados en evitar la expansión de esta plaga a otras comunas y localidades de Aysén”.

Estos nematodos, que corresponden a organismos microscópicos, son producidos en el Laboratorio SAG de Osorno, que está a cargo del ingeniero Forestal, Rodrigo Gallardo y la finalidad es inocular árboles atacados por Sirex noctilio para provocar la esterilidad en las hembras de esta plaga, de esta manera se busca disminuir las poblaciones y dispersión de esta importante plaga que afecta al sector forestal.

Las parcelas cebo están conformadas por 5 árboles cada una, los que son cedidos por sus propietarios, quienes contribuyen en forma anónima al control y supresión de esta avispa.

El nemátodo es uno de los componentes más importantes del complejo de enemigos naturales  utilizados a nivel mundial,  cuya finalidad es provocar que las hembras queden estériles, este controlador se suma a Ibalia leucospoides y Megarhyssa nortoni, los que ya se han liberado en el área de cuarentena.

Publicado por Rocio Avendaño Seguel./ Fuente: SAG Aysén.

©2012 Todos los Derechos Reservados El Patagón Domingo Ltda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *