Semana del 3 al 9 de diciembre 2012

 

¿Comunismo Cristiano?

La polémica que desató el presidente nacional del la Democracia Cristiana, Ignacio Walker, al señalar que un pacto con el Partido Comunista (PC) es inviable, “porque tenemos principios muy distintos”, poniendo como ejemplo el apoyo que el PC ha dado a gobiernos totalitarios, como el de Cuba, Corea o Siria.

Este domingo 9,  los precandidatos Ximena Rincón y Claudio Orrego, del «partido de la flecha», dejaron claro que no hay consenso en torno a un eventual pacto con «la hoz y el martillo». Rincón es partidaria de una alianza con el PC, en tanto,  Orrego no lo concibe por los mismos argumentos esgrimidos por Walker.

Las barreras ideológicas entre  un partido confesionista y el otrora partido, que consideraba a la religión como el «Opio del Pueblo», parecieran ya no ser tales, como quedó de manifiesto en la instalación del gobierno municipal de Coyhaique, donde el concejal  Juan Catalán, militante del PC, al asumir su rol dijo “Juro por Dios y mi partido…»

Cambio de Mando…

Madurez cívica es lo que se demostró el mediodía de este jueves en el municipio coyhaiquino. La presencia de Omar Muñoz Sierra (UDI), así como de los concejales salientes, brindaron una correcta señal de respeto a la institución de administración pública que encabezaron, de respeto a sus contendores políticos, de respeto a los votantes y a la comunidad en general, así como con los medios de comunciación social de la zona.

Distinto fue en Providencia o Santiago, donde los respectivos alcaldes UDI, Cristián Labbé y Pablo Zalaquett «derechamente» no asistieron al acto administrativo de entregar el cargo a Josefa «Pepa» Errázuriz (Ind.), y Carolina Tohá (PPD)… Claramente, algunos cuando pierden las batallas electorales, olvidan lo que una vez señaló el RN Andrés Allamand: «la política es sin llorar, señores»…

Apriete, que queda la marca…

La sala de sesiones del Concejo Municipal de Coyhaique llena, la prensa regional codo a codo, y los protagonistas en la testera. Tras los discursos del jefe comunal saliente, Omar Muñoz, y el recién asumido, Alejandro Huala, se dieron la mano en un gesto de «fair play político«. Curioso, pero una de nuestras cámaras captó lo apretado que fue este tête à tête, y es que no se sabe si se apretaron de tanta efusión ceremonial o fue una «descarga» de cierta tensión contenida, que bajó desde las mandíbulas de ambos protagonistas a sus extremidades superiores…

 

 Quién  cobrará el arriendo primero…

En la ceremonia de entrega del municipio coyhaiquino, había hablado Muñoz, y al momento que Huala se disponía a su alocución en el salón del Concejo, desde fuera del atestado espacio de sesiones se escuchó un violento grito… «…¡¡En 4 años más, ‘venímos’ a cobrar el arriendo!!…«

Claro, rápidamente se entendió que la lectura era dejar ver que a Huala sólo se le estaba «prestando o arrendando» la ‘muni’, y que tras su periodo, Muñoz u otro representante de la Alianza retomaría el cargo de jefe comunal.

Lo cierto es que no hubo réplica pública para el solitario grito, y Huala inició sin problemas su discurso como nuevo alcalde de Coyhaique. Eso sí, entre dientes muchos pronunciaron  algo así como… «en un año más, nosotros primero vamos a cobrar el arriendo en La Moneda...» 

 

Igualito que hace 4 años…

Y como en muchas otras comunas del país, en Aysén, el alcalde entrante recibió en solitario el cargo y la administración municipal. Los expertos en estos temas señalan que efectivamente no es rigor que asista el alcalde saliente a tal acto administrativo, porque es sólo eso, un acto administrativo.

Fue así como en el municipio aysenino, Marisol Martínez (PS) no asistió al traspaso del municipio a Óscar Catalán (UDI). Dicen que Marisol no fue invitada para tal momento, ni siquiera  hubo gran conversación para este «trámite» entre la ex y el nuevo jefe comunal. Ahora en sentido histórico, es mérito recordar que simplemente se repitió el mismo episodio que ocurrió en 2008, cuando Catalán perdió el cetro comunal, y tampoco asistió a la entrega de la casa consistorial de Aysén a la entonces electa Marisol Martínez…

Que (sólo) los niños vengan a mí…

Quien sí asistió al «cambio de mando» de Aysén, fue la intendenta Pilar Cuevas. De hecho, es uno de los pocos eventos con más de 20 personas al que por estos días se atreve a ir (el otro es la sesión del  Consejo Regional, aunque la del 30 de noviembre igual tuvo revuelta social). Y es que la primera autoridad ya no arriesga pifias o contramanifestaciones en eventos masivos, donde no esté asegurado el aplauso de la Alianza (que tampoco es tan fiel a su persona) o el resguardo cercado y próximo de la policía, por eso es que no fue al gimnasio regional en el último cierre de la Jornada Solidaria, ni tampoco al cine municipal en la inauguración ni clausura de la reciente versión del Festival de Cine de la Patagonia Aysén.

Más seguro era ir al show de tv de Teletón que por su formato televisado tiene un control y barreras de seguridad más aceptables, incluso en la zona; y acompañar a la Primera Dama en el nuevo y más grande jardín infantil de Coyhaique y la región en la población General Bernales , así como luego al gimnasio regional , donde hubo más de 2 mil asistentes al acto mediático. Eso sí, en ambas actividades, el promedio de edad del público objetivo no superaba los 10 años… Era lógico, si en en el llamado ‘mall de las guaguas’ de la población del sector alto de la ciudad era todo casi sin adultos, y en el recinto de avenida Ogana,  la obra de teatro a presentar se titulaba “Una Navidad de Hadas y Piratas”. Sin comentarios.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *