Cena Pan y Vino del Hogar de Cristo puso la solidaridad como centro en Coyhaique

 

El conocido ex instructor del programa Pelotón de TVN, René O’ Ryan; la modelo argentina Mariela Montero; el ex ‘chico reality’ Diego Gutiérrez; el doble de Rafael, y la cantante argentina María Jimena Pereyra, fueron los encargados de dar vida al espectáculo organizado para apoyar a la fundación en su trabajo con los más necesitados en la Región

 

 

Con el fin de compartir en torno a una gran mesa solidaria y recaudar fondos para ayudar a más parte de los casi 10 mil chilenos que viven en situación de pobreza y exclusión social en la Región de Aysén, autoridades de gobierno, políticos, empresarios, rostros de la televisión y del espectáculo apoyaron la tradicional Cena Pan y Vino 2012 del Hogar de Cristo, que se realizó en Hotel Patagonia Dreams de Coyhaique, el pasado jueves 25 de octubre.

Domingo Mondaca, director ejecutivo del Hogar de Cristo sede Aysén, señaló que “estamos muy contentos de que seamos muchos quienes nos sumemos a la construcción de una nación con más respeto y dignidad para todos. Esta es una instancia que la fundación realiza hace 29 años y que junto con buscar generar recursos para quienes más lo necesitan, pretende ser una jornada de agradecimiento para toda la comunidad que apoya la gran obra del Padre Hurtado”.

Ademas, en nuestra región, «aún existen miles de personas que viven la pobreza y la exclusión social. Con la solidaridad de toda la comunidad, actividades como estas, nos ayudan a ayudar y a construir un país mejor”, agregó el director ejecutivo de la fundación.

La actividad contó con la activa participación de la comunidad aysenina, quienes junto con autoridades, empresarios y rostros de televisión, quisieron comprometerse y soñar juntos, con un país con más respeto, justicia y solidaridad.

EL ORIGEN DE LA CENA… 

La primera cena se realizó en 1983, cuando diferentes hombres de empresas, del mundo político, artístico y social aceptaron la invitación del entonces capellán Renato Poblete a compartir un sencillo menú conformado sólo por “pan y vino”.

El sacerdote jesuita no sólo aprovechó la ocasión para darles a conocer la obra, sino también, comprometer su ayuda en beneficio de quienes vivían en situación de extrema pobreza.

 

Publicado por Rocio Avendaño Seguel./ Fuente: Hogar de Cristo Sede Aysén.

©2012 Todos los Derechos Reservados El Patagón Domingo Ltda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *