Primeras obras de trasvase en Quebarada Fresia de Coyhaique están recepcionadas


Inversión del Ministerio de Obras Públicas superó los $280 millones, lo que permitirá 
 proteger a la población y a la infraestructura pública de enfrentar algún evento aluvional.

Lista para cumplir su objetivo quedaron las obras de trasvase etapa I, en la Quebrada Fresia, ubicada en el Cerro Divisadero de Coyhaique, trabajos que tienen por finalidad destinar la disponibilidad de agua en una cuenca hídrica de la ciudad.

Una Comisión Técnica compuesta por el inspector fiscal de la obra, Ricardo Ibarra, y Pablo Rojas, profesional ingeniero civil de la Dirección Regional de Obras Hidráulicas del MOP (DOH), junto al  seremi de Obras Públicas, Quemel Sade Barría, visitaron el lugar para realizar la recepción provisional, revisándose en el recorrido por la obra la completa ejecución de los trabajos.

Al respecto, Sade indicó que “los trabajos de trasvase entre las quebradas consideró la construcción de canales de hormigón que desvían su descarga en sus últimos 652 metros antes de entregar al río Simpson, con el fin de evitar el cruce por una zona en donde no existe cauce. Este canal cuya sección es de tipo rectangular y de hormigón armado, opera en régimen de torrente. En su trayecto existen pendientes longitudinales bastante altas, que lo significó realizar obras de arte tipo ‘escaleras’ con una serie de caídas verticales las que permiten la disipación de la energía”.

La obra que finalizó satisfactoriamente en su primera etapa, consideró además la construcción de un embudo al inicio que capta las aguas del canal Fresia, luego una sección de transición y posteriormente una sección de cajón, para finalizar en un cajón disipador de manera de disminuir la velocidad de las aguas, completando 201,26 ml de canal revestido.

Posterior al estanque disipador, el canal continúa con la sección cuadrada de 25 ml de largo, luego con gradas disipadoras de energía para terminar en la alcantarilla que cruza el camino Coyhaique-Balmaceda, agregó el director regional de Obras Hidráulicas del MOP Felipe Vega.

Una segunda etapa que se está ejecutando actualmente, se inició en la alcantarilla que cruza el camino Coyhaique-Balmaceda el cual consta de una sección típica de cajón que finaliza a 234 metros aguas abajo en un estanque disipador posterior a este tramo y finaliza a 88 metros aguas abajo en un canal de sección de cajón para dar inicio a gradas disipadoras que terminan el canal a 112 metros en la zona de descarga con el río Simpson completando un total de 452 metros.

Tanto las obras finalizadas en su primera etapa como los trabajos que se están realizando en una segunda etapa, apuntan a enfrentar más preparados un evento aluvional con el fin de proteger a la población y a la infraestructura pública, concluyó el Seremi de Obras Públicas.

Publicado por Claudio Díaz Peña./ Fuente: MOP Región de Aysén

©2012 Todos los Derechos Reservados El Patagón Domingo Ltda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *