Pescador artesanal cumplirá 48 horas en huelga de hambre en catedral de Coyhaique

Jose Asencio Díaz, de 59 años, se mantiene desde este miércoles a las 19 horas consumiendo sólo líquidos y acompañado de una radio a pilas.

 

 

Cuando gran parte de la población presumía que los pescadores artesanales se tomarían el emblemático Puente Ibáñez en Puerto Aysén, para manifestar su descontento y rechazo a la nueva Ley de Pesca,  un solitario pescador sorprendió a la comunidad y a las autoridades al iniciar una huelga de hambre esta semana, la que anunció mientras se instalaba en las puertas de la Catedral de Coyhaique.

Pasadas las 19 horas de este miércoles 12 de julio, José Asencio Díaz, pescador artesanal proveniente de Puerto Gaviota, llegó con un par de frazadas y desplegó sus carteles anunciando que iniciaría una huelga de hambre como una medida de fuerza y en oposición a la iniciativa gubernamental que pretende modificar aspectos esenciales de la actual Ley de Pesca.

Asencio señaló a EPD Noticias que «tomé esta decisión en rechazo a la Ley de Pesca, y hasta que mis compañeros me avisen que la situación cambió favorablemente para nosotros».

El hombre de mar, de 59 años, comentó que «cuando llegué a Puerto Aysén pregunté si había alguna organización o si se iba a hacer algo para manifestarnos por la Ley de Pesca, y como me enteré que no pasaba nada, decidí yo solo hacer algo».

Se trata de un acto en defensa de los pescadores artesanales de Aysén, dice José Ascencio, y añadió en este sentido que su acción no la desistirá, porque la nueva norma legal terminará con la actividad que forma parte de la cultura de vida de muchas comunidades costeras,  y su solitaria manifestación surge al ver que las distintas organizaciones de pescadores están desunidas y divididas.

«Estas noches ha hehco frío, pero me han acompañado carabineros, muchos jóvenes que me han traído agüita, una radio, y este colchón. También vino la gobernadora de Aysén, Felisa Ojeda, y el obispo de Aysén, quien me dio apoyo», concluyó.

LA DURA REALIDAD DE PUERTO GAVIOTA

También fue enfático en que le interesa que se mejoren algunos temas en Puerto Gaviota, donde están sin comunicación y existen pocas posibilidades para las 40 personas que residen en esa zona del litoral aysenino.

«La  gobernadora (Felisa Ojeda) me dijo que iría a Gaviota y llevaría una radio para comunicarnos (…) allá el kilo de pan cuesta $1.500, el cuarto de yerba (mate) $1.300, y un kilo de sal $500, y como esta la cosa si saco un pescado y no lo vendo, mejor me lo como», acotó.

De todas maneras, José Asencio, aclaró que la duración de su ayuno -que la tarde de este viernes llegará a las 48 horas- dependerá de las reacciones que existan por parte del gobierno y de los propios trabajadores del mar, en los próximos días.

Publicado por Jorge Díaz Guzmán./ Fuente: EPD Noticias

©2012 Todos los Derechos Reservados El Patagón Domingo Ltda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *