Gobernador de Coyhaique celebró víspera de Año Nuevo mapuche o We Tripantu


En la ceremonia, estuvieron presentes Sebastián Ponce, en representación de la seremi de Desarrollo Social, y la encargada de PIDI, Hayley Durán, quienes compartieron la víspera a la rogativa del We Tripantu encabezada por Luis Quiniyao.

 

 

Los festejos del Año Nuevo Mapuche son considerados parte histórica de la cultura milenaria de Chile y, por ende, una de las atracciones más importantes de nuestro país. El 23 de junio al inicio del anochecer, por lo general antes de las 18 horas, comienza un evento natural plenamente mágico que para muchos pasa desapercibido. Se trata del “We Tripantu”  o Año Nuevo Mapuche.

El “We Tripantu” La Fiesta del Año Nuevo es un día sagrado y festivo para los mapuches, que se celebra todos los años el 24 de junio, fecha en que se instauró como “Día de los Pueblos Originarios”. Los rituales mapuches consisten en rogativas, bailes, la ofrenda de platillos de la comida típica. Asimismo, por la noche, se realizan fogatas como símbolo de la renovación del pensamiento mapuche.

Mari mari pu Peñis, mari mari pu Legmian We neiwen taiñ wallantu Mapu ka taiñ pu Che; Buenas noches hermanos, buenas noches hermanas. Fuerzas para la naturaleza y la gente”, un saludo cariñoso y con respeto que dio el gobernador de Coyhaique, Néstor Mera, a nombre de las autoridades nacionales y regionales.

La autoridad recalcó la diversidad cultural de nuestro país.

“Ha sido un honor el poder acompañarlos en este año nuevo, agradecidos de la cálida bienvenida, la degustación. Para nosotros, como Gobierno, es un agrado poder acompañarlos; hemos hecho esfuerzos por resguardar, por institucionalizar la situación que Chile es un país multicultural, con esos pasos, daremos el reconocimiento legítimo y formal que se merecen las distintas etnias y que son propias del desarrollo de nuestro país”.

La presidenta de la Asociación Indígena Rakidumtum, María Margot Antiñirre, expresó sus agradecimientos a las autoridades presentes, destacando la importancia del aprendizaje de los niños.

“Este es un día muy especial para nosotros y para nuestros hijos, ellos algún día van a seguir nuestras tradiciones, por lo mismo estamos trabajando para que puedan conocerlo que nosotros hemos perdido, estamos rescatando nuestra cultura, nuestra tradición”.

El maestro de ceremonia y ritual, Luis Quinayao, indicó que la ceremonia cuenta con una rogativa dividida en 4 partes.

«La primera rogativa se realiza a los astros, el sol, la luna, las estrellas y el espacio exterior quienes dan fuerzas positivas, la segunda oración se hace por la naturaleza por cerros, agua, las frutas, la siembra que sean positivos para el ser humano, la tercera es por los familiares antepasados, los que sobreviven y descendientes y por último, la solicitud de buenas fuerzas y buenas vibras”, además, agradeció al gobierno por todos los recursos que han entregados como subsidios de tierra, proyectos destacados y fondos para microempresarios y en educación la beca indígena”.

 

Publicado por Rocio Avendaño Seguel./ Fuente: Gobernación de Coyhaique.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *