Programa «4 a 7» apoyará en Aysén cuidado infantil facilitando inserción laboral de las madres

En lo medular permite a las favorecidas poder trabajar tranquilas sin la preocupación de no tener dónde ni con quien dejar a sus hijos e hijas.

 

 

 

El programa denominado “4 a 7” comenzó a implementarse en la escuela Víctor Domingo Silva, con el objetivo de favorecer el que las mujeres puedan trabajar tranquilas sin la preocupación de dónde y con quién dejar a sus hijos e hijas.

Se trata de una experiencia piloto en la región que favorece a mujeres trabajadoras que no tienen con quien dejar a sus hijos e hijas -entre las 16 y las 19 horas- y que ahora recibirán este apoyo en forma integral, considerándose para niños y niñas alimentación, actividades recreativas y de estudio, además de transporte hasta sus casas.

La subdirectora nacional de Sernam, Jessica Mualim Fajuri, señaló que se trata de una experiencia que se ejecuta en conjunto con la Municipalidad de Coyhaique y con el apoyo de Junaeb, ofreciendo un servicio que permite el desarrollo laboral de las mujeres sin situaciones que obstaculicen su desempeño en el mundo del trabajo.

“Hoy tenemos mujeres que trabajan fuera de sus casas y tienen el grave problema entre las 4 y 7 de la tarde, cuando aún la jornada laboral no ha terminado, pues tienen la preocupación de dónde están sus hijos y lo que puede pasar en este espacio de tiempo.

Por ello es que firmamos un convenio con el municipio de Coyhaique para su ejecución, con una inversión de $10 millones 750 mil, aportando la municipalidad con el traslado de los niños y niñas a sus casas, entre otros.

«El objetivo es llegar a 50 niños y niñas, entre 6 y 13 años, que van a estar en este establecimiento entre las 4 y 7 de la tarde, con el apoyo de Junaeb para entregar la alimentación, para que los niños y niñas estén aquí y las madres puedan trabajar tranquilas sabiendo que sus hijos e hijas están creciendo y desarrollándose, sabiendo que están siendo apoyados en sus tareas, cosas que son fundamentales en la vida de una mujer, sobretodo cuando ella es jefa de hogar”, agregó Mualim.

Para la intendenta Pilar Cuevas Mardones, se trata de un programa tremendamente importante que facilita la inserción laboral de muchas mujeres.

“Todos sabemos que en Aysén hay un altísimo porcentaje de madres jefas de hogar, con familias uniparentales donde ellas son el único sostén económico familiar. Por lo tanto, mientras ellas se encuentran trabajando  sus niños están desprovistos del cuidado familiar. No siempre está la abuelita o familiar cercano para apoyar, por lo que se les hace muy difícil poder salir adelante cuando están solas”.

En tanto, el alcalde Omar Muñoz Sierra, indicó que la municipalidad reafirma su compromiso en apoyar este tipo de iniciativas que facilitan a las mujeres su desarrollo laboral, sin descuidar la familia.

Carmen Reyes, una de las favorecidas, ejemplificó con su testimonio, la importancia que tiene este el programa «4 a 7» para las mujeres que deben sustentar su hogar y que a veces se ven impedidas de hacerlo por no tener a quien dejar el cuidado de sus hijos e hijas.

“Para nosotras como mamás a veces es difícil porque no tenemos dónde dejar a nuestros niños y entonces no podemos trabajar  y para mi es difícil porque tengo 3 niños».

La madre beneficiada agregó que «tengo una hija con discapacidad que durante la mañana no tengo con quien dejarla y por la tarde, no tengo quién me cuide mis otros hijos, por lo tanto este programa es beneficioso para mi y para otras madres también”.

El programa comenzó atendiendo a 50 niños y niñas que cursan sus estudios en ese plantel municipal, quienes son llevados a sus casas en un bus del municipio.

A futuro se pretende ampliar el cupo, de manera que más mujeres puedan optar a este programa que en su puesta en marcha demandó una inversión de $10 millones 750 mil.

Publicado por Rocío Avendaño Seguel./ Fuente:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *