Alga Didymo aún no es detectada en el sur de la Región de Aysén

Hasta la fecha, operadores turísticos de más de 28 lodges han sido capacitados en buenas prácticas. Además se han realizado inspecciones en toda la región.

Sin la presencia del alga didymo en su forma macroscópica, fueron los resultados preliminares que arrojaron las observaciones de los investigadores del Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia, CIEP, en el sector de Villa O’Higgins.

Con la finalidad de obtener información de las posibles puertas de entrada del alga invasora, y en el marco del proyecto Innova Didymo; durante la pasada semana se realizó  una identificación en los accesos a los ríos a orilla del camino que lleva al  mencionado sector del sur, como el río El Mosco, arroyo el Negro, el Sordo, el Tranque, el Resbalón, Arroyo de Luna y el río Tigre, entre otros.

En la ocasión, los coordinadores del proyecto, Rodrigo Merino y Anabel Reis, capacitaron a guías y operadores turísticos de pesca recreativa  en la zona, en cuanto a las medidas de prevención. Además, entregaron material para realizar  una correcta descontaminación de equipos e insumos que tienen contacto con el agua.

Al respecto, Rodrigo Merino destacó que “es extremadamente necesario que se incorporen las medidas de mitigación y prevención de la dispersión del didymo,  especialmente entre los usuarios de cursos de agua, debido a la rápida dispersión y a lo dañina que puede llegar a ser esta alga”. Por otra parte agregó que “todas estas medidas preventivas, de educación y difusión  deben  ir acompañadas de acciones de investigación y monitoreo, que permita conocer más sobre las variables y procesos de colonización de esta alga invasora”, dijo.

BIOSEGURIDAD EN AGUAS CONTINENTALES

Actualmente, el CIEP se encuentra trabajando en el Programa de Bioseguridad en Aguas Continentales, el cual busca capacitar e instar a la aplicación de buenas prácticas por parte del sector turismo ligado a operaciones de pesca recreativa,  como el rafting y kayak, entre otros. Quienes reciban esta capacitación se adjudican un sello de bioseguridad, lo que significa que conocen y aplican el proceso de descontaminación de sus equipos de manera correcta.  Para lograr este objetivo, se han visitado más de 28 lodges de pesca tanto en la zona norte, central y sur de la región.

Cabe recordar que el alga Didymo no afecta  directamente al ser humano pero podría producir serios efectos  en los ecosistemas de los ríos, incidiendo de paso en actividades comerciales y humanas ligadas al turismo y afectando considerablemente la belleza escénica de la región región.

Publicado por Claudio Díaz Peña / Fuente: CIEP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *