VIDEO EPD: El 2012 ya llegó a distintas partes del planeta

Las islas de Samoa y Kiribati, junto al territorio neozelandés de Tokelau, dieron la bienvenida al nuevo año. Los samoanos no habían tenido el privilegio antes, ya que adelantaron su fecha hace 2 días

El Año Nuevo llegó a Australia. Más de un millón y medio de entusiastas se dirigieron con antelación a la Bahía de Sídney para presenciar uno de los espectáculos de fuegos artificiales más grandes del mundo. Además otras mil millones de personas lo vieron por la televisión. Los petardos pirotécnicos fueron lanzados durante 12 minutos desde techos de casas y cientos de barcos. En esta oportunidad el tema principal de este evento se denominó «tiempo para soñar».

Mientras en Chile nos acercábamos al mediodía de este 31 de diciembre,  las celebraciones del fin de año se iniciaron en el vasto territorio de Rusia, el único país que recibirá 9 veces el 2012.

Navidad (Christmas o Kiritimati), una de las 33 islas y atolones de esta nación del Pacífico, situada a 232 kilómetros al norte de la línea ecuatorial, fue el primer territorio poblado de la Tierra en recibir el Año Nuevo a las 10.00 GMT.


LOS PRIMEROS EN CELEBRAR

En Samoa, país que ayer pasó del 29 al 31 de diciembre salteándose el día 30, sus 180.000 pobladores empezaron a vivir en el Año Nuevo a las 10.00, hora GMT.

En Apia, la capital del país insular, miles de residentes y turistas se despidieron del 2011, tras asistir durante el día a las celebraciones que se organizaron para celebrar el cambio de año. Por su uso horario, la pequeña nación es una de las primeras en festejar el acontecimiento.

A unos 2.300 kilómetros al noreste, también llegó el 2012 para los cerca de 5.000 habitantes de Navidad (Christmas ó Kiritimati) y para el resto de la población de las islas del Estado de Kiribati.

Los 1.400 habitantes del territorio neocelandés de Tokelau, formado por un grupo de atolones de 10 kilómetros cuadrados, se sumaron a Samoa en el recibimiento de 2012.

En la ciudad australiana de Sídney, miles de personas se habían congregado a media tarde en los alrededores del emblemático edificio de la Casa de la Opera para celebrar la llegada del año (a las 13.00 GMT). Al comenzar la jornada, la metrópoli ultimaba los detalles para desplegar su tradicional espectáculo pirotécnico, que contará con siete toneladas de fuegos artificiales.

Las autoridades calculan que hasta 1,5 millones de personas se darán cita en los muelles y calles de la ciudad oceánica para observar el espectáculo, que durará cerca de 20 minutos.

Fuente: YouTube.com / Agencias