Miércoles 23 de noviembre 2011: Columna de Jorge Díaz Guzmán

Disidencia y Desobediencia

Por Jorge Díaz Guzmán
jdiazguzman@elpatagondomingo.cl

Los conflictos que enfrenta la coalición de partidos que sustenta la actual administración, pone de manifiesto, por una parte, que las prioridades políticas son particulares; y por otra, que las diferencias respecto de temas valóricos son sustantivas y que cada uno tiene proyectos propios, por tanto, ninguno se ve proyectado junto al otro.

Renovación Nacional (RN) intenta mantener la cohesión en torno al gobierno, sin embargo, el propio Presidente de la República, a la luz de los hechos, respalda la «disidencia», autorizando a sus más leales para que participen en reuniones paralelas a la orgánica oficial, como es el caso del subsecretario de Interior, Rodrigo Ubilla, y la senadora Lyli Pérez, situación que indignó al presidente de RN, senador Carlos Larraín, al punto de restarse de las reuniones del Comité Político con el primer mandatario, que se realizan en el Palacio de La Moneda los días lunes, cuestión que al parecer no le incomoda al Presidente Piñera.

El PRI, que nunca ha manifestado una adhesión incondicional al gobierno, no obstante haber aceptado que su principal líder, Adolfo Zaldívar, que fuera designado como embajador en Argentina y que militantes ocuparan cargos menores, cada cierto tiempo, hace ver su incomodidad al interior del oficialismo a través de sus 2 diputados –Alejandra Sepúlveda y Pedro Araya – votando en contra de las iniciativas gubernamentales.

Finalmente, la UDI, debió golpear la mesa, para lograr instalar en el equipo más cercano al Presidente, a los mejores de su catalogo. Primero fue Joaquín Lavín y Larroulet, que no dieron los resultados esperados y, luego con Evelyn Matthei, Andrés Chadwick y con el propio Pablo Longueira, sin embargo el peso político, sólo ha servido para contender el descontento, sin influir demasiado en la línea política del Presidente, cuestión que naturalmente mantiene tensas la relaciones.

Este escenario de conflictos permanentes, de matrimonio por conveniencia y de disidencia interna, se debe zanjar a propósito de las próximas elecciones municipales y parlamentarias, incluso para definir el sucesor del Presidente Piñera.

Es evidente que la experiencia política de los partidos de gobiernos no fue suficiente para enfrentar las diferencias, tanto es así que lo más probable es que RN se divida y que los partidos pequeños como el PRI y el moviendo del ex senador Fernando Flores, terminen fuera del gobierno.

De lunes a viernes, de 14 a 15 horas, por www.radioventisqueros.cl/radio_online.html


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *