Fiscalía de Cochrane logró condena de 10 años de cárcel para violador de menor de edad

COYHAIQUE (jueves 3 de noviembre 2011).- Tras una investigación dirigida por la Fiscalía Local de Cochrane, el Tribunal de Juicio Oral en Lo Penal condenó a Patricio Javier Vega Olivares, de 30 años, a la pena de 10 años de presidio mayor en su grado mínimo por el delito de violación reiterada en contra de una menor de edad.

En este caso la Fiscalía solicitó diligencias a Carabineros de la Cuarta Comisaría, Brigada de Delitos Sexuales de la PDI, peritos del Servicio de Salud y asimismo requirió el testimonio de testigos, labor que fue destacada por el fiscal a cargo del caso, José Moris Ferrando.

DELITO ACREDITADO

El Tribunal, en base a las pruebas presentadas por la Fiscalía, dio por acreditado que Patricio Javier Vega Olivares entre los meses de enero y febrero de 2010 ingresó en tres ocasiones al dormitorio de la niña lugar donde la agredió sexualmente. La Fiscalía también había acusado al imputado por abuso sexual pero el Tribunal de Juicio Oral en Lo Penal lo absolvió por este hecho, no así por el delito de violación en el cual fue condenado.

Según explicó el fiscal José Moris, este juicio se realizó originalmente en Junio de este año y se anuló por parte de la Ilustrísima Corte de Apelaciones porque el Tribunal de Juicio Oral consideró como continuados los 3 episodios de violación impropia y no como reiterados, según establecieron otros jueces.  De acuerdo a la sentencia, el imputado -quien reconoció su participación en los hechos-, deberá además estar sujeto a la vigilancia de la autoridad durante los diez años siguientes al cumplimiento de la pena principal. Esta sujeción consistirá en informar a Carabineros cada tres meses  su domicilio actual.

SEÑALES CONDUCTUALES

La víctima cambió negativamente su comportamiento en el colegio a raíz de la situación que le tocó vivir. Pasó de ser una niña inquieta y buena alumna, a una menor que no acataba órdenes y sus notas bajaron, lo cual -según comentó el Fiscal Moris- puede servir como una señal de alerta para profesores o personas que trabajan con menores en nuestra región.

“Lo importante será siempre estar alerta y denunciar. La investigación es de competencia nuestra”, dijo el fiscal José Moris.  La autoridad también agradeció el trabajo efectuado en este caso por la Unidad de Atención a Víctimas y Testigos y la Unidad de Asesoría Jurídica de la Fiscalía. La sentencia fue pronunciada por las juezas subrogantes no inhabilitadas, Cecilia Urbina Pinto, Rosalía Mansilla Quiroz y Mónica Coloma Pulgar. La defensa del imputado estuvo a cargo de la abogada Ruth Vallejos Cuitiño.

Fuente: Fiscalía Región de Aysén

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *