Martes 25 de octubre 2011: Columna de Jorge Díaz Guzmán

Una Región sin peso social

Por Jorge Díaz Guzmán
jdiazguzman@elpatagondomingo.cl

Según información, que hemos logrado obtener respecto de las partidas destinadas a la Región de Aysén en el presupuesto 2012,  no aparecen los recursos destinados a algunos de los instrumentos  de fomento para la zona. De hecho, el vinculado a la Bonificación a la Contratación de la Mano de Obra (ex DL889), según el senador Patricio Walker, simplemente no fue acogido. Es decir, no fue tomada en cuenta la propuesta de los gremios, de la CUT, de la ANEF y de la Corporación Aysén por Aysén, en torno a subir el tope de cálculo y el piso mínimo para aplicar el 17 % de bonificación.

El subsecretario de Hacienda, el subsecretario de Economía, y el propio Presidente de la República, se reunieron con los más diversos actores locales en torno a estas demandas regionales. A todos se les escuchó y se les alentó, porque a juicio de las máximas autoridades económicas del país y del primer mandatario,  las encontraban justas y adecuadas. Al final, sólo fueron palabras de buena crianza, se escuchó, pero no se acogió, lo propio respecto del fondo que bonifica la inversión.

Para que hablar de las peticiones relacionadas con los combustibles y la bonificación a la leña, medida que se solicitaba homologando el beneficio con Magallanes.

Esta experiencia, que no es muy distinta a lo que lograron los mismos actores en otras administraciones, demuestra que el peso social y político de la región no conmueve a las actuales autoridades, ni conmovió a las anteriores, pero con una diferencia. El actual gobierno se comprometió a mejorar esos instrumentos, hizo la oferta luego de conocer la demanda, naturalmente antes de las elecciones de 2010, se habló de Política de Estado para las zonas extremas y de pagar, con la frase rimbombante “la deuda histórica a Aysén”. Lo cierto es que nada de eso está ocurriendo.

Lo que están experimentando, por una parte los dirigentes, que con entusiasmo y voluntad, trabajan por poner en la mesa de las autoridades regionales y nacionales los temas que demanda la ciudadanía aysenina y por otra, las autoridades regionales, que con ingenuidad  creen que efectivamente tienen autoridad, hacen lo propio cuando conversan con ministros y subsecretarios, es una clara demostración, que nada de eso es posible, sino existe un apoyo social efectivo a esas demandas.

Muchas veces, se pone como ejemplo la unidad regional que demuestran nuestros vecinos de Magallanes y se compara con la pasividad y desidia, que muestra la gente de Aysén cuando se trata de demostrar identidad y compromiso con los temas locales.

Mientras  no se asuman los temas regionales, como si fueran de interés de la comunidad en su conjunto, pareciera difícil que alguien tome en cuenta este tipo de demandas. El fenómeno regional en Aysén aún no tiene sintonía, usando una palabra de moda, “no tiene relato” en la comunidad. Cuando se habla de regionalismo, se confunde con la boina y la bombacha, y no con la unidad en torno a los temas que debieran interesarnos a todos. La tendencia es pensar, que detrás de cada demanda, sólo un  grupo es el que se beneficia;  que las bonificaciones son un  tema de los empresarios, las becas de los estudiantes, la conectividad del turismo y el 889 de los sindicatos…

Esta tarea, de vincular a la ciudadanía con los temas, que debieran interesarles a los ciudadanos, no sólo es de los  propios ciudadanos, sino que fundamentalmente de los dirigentes y líderes de opinión locales, que más allá de manifestar su frustración por no conseguir lo que se aspira, debieran también, construir un discurso transversal que seduzca a los ciudadanos, para que se involucren en demandas que tienen un sentido regional.

De lunes a viernes, de 14 a 15 horas, por www.radioventisqueros.cl/radio_online.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *