Miércoles 5 de octubre 2011: Columna de Claudio Díaz Peña

Ese país del NO…

Por Claudio Díaz Peña
cdiaz@elpatagondomingo.cl

Hace 23 años, el país vivía una tensa jornada en el día que más de 7 millones 435 mil personas por ley debían emitir su voto  en más 22 mil mesas electorales dispuestas en todo el país.  Un apagón en la madrugada del 5 de octubre de 1988 intranquilizó inicialmente a la ciudadanía, y la oposición acorazada en la Concertación de Partidos por la Democracia llamaba a la calma.

Miles de conscriptos cumplían su tercer día de acuartelamiento, y pasadas las 10 de la mañana  el general Augusto Pinochet Ugarte llegaba a La Moneda, vestido de civil. Poco después, votaría en la mesa Nº 1 del Instituto Nacional en Santiago.

Ya pasadas las 4 de la tarde el nerviosismo empezó a cundir entre el oficialismo, al conocerse las primeras cifras que extraoficialmente daban el triunfo categórico al NO.

Sin embargo, no fue sino hasta las 19.35 horas que Alberto Cardemil, subsecretario del Interior entregó el primer cómputo oficial, donde extrañamente el SI superaba por 17 puntos al NO.  El comando del NO temió lo peor, al darse cuenta que la información del Gobierno de Pinochet contradecía todos los sondeos a boca de urna, que manejaban y que además difundía la prensa nacional y extranjera.

Ya entrada la noche corrían rumores que ante la inminente derrota, el general Pinochet quería sacar tropas a la calle. La espera para la entrega de cómputos por parte del gobierno se hacía eterna. Y la Concertación optó por dar a conocer sus sondeos con la avasalladora votación por la opción del NO.  Tras intensas gestiones en el oficialismo de Andrés Allamand, y el reconocimiento del triunfo del NO de  Sergio Onofre Jarpa y el general de la FACH, Fernando Matthei, en las últimas horas de ese día se conocen las cifras finales que cambian la historia de Chile: el  SI obtuvo un 43%; el NO un 54,7%.

Hoy, a 23 años del Plebiscito de 1988, la Concertación no es la misma.

Ya no está en el gobierno y literalmente no ha sabido asumir un rol de Oposición.

Por eso, ha dado el primer paso este 5 de octubre para avanzar en recuperar el espacio y el tiempo perdido.

Hoy los 4 partidos de la Concertación dieron a conocer, en la sede del Senado en Santiago, un documento que se espera sea el inicio de un camino, que oriente cual brújula, la construcción de un nuevo vínculo con el mundo social.

El escrito versa sobre la necesidad de una nueva Constitución; también de un nuevo pacto social, que implique por ejemplo un nuevo Código del Trabajo, un nuevo estatuto para los consumidores, en salud pública, educación y pueblos originarios; en definitiva, un nuevo modelo, un Estado que garantice cobertura pública de verdad, de calidad.

Es imposible no reconocer lo gravitante que ha sido la Concertación para el país en las últimas décadas. Chile no sería el mismo, no sería como es hoy, si este conglomerado no hubiese mediado -como un catalizador social y político- las aspiraciones más fundamentales, que a gritos demandaba la inmensa mayoría de los chilenos y chilenas a fines de los ’80, tras 17 años de dictadura. Y que se resumía simplemente en tener “libertad”.

Sin embargo, hoy también es inevitable entender que el desgaste de la Concertación es más que evidente y que, progresivamente, ha dejado de ser el referente ciudadano para terminar con la desigualdad que aún impera en el país.

A 23 años del triunfo del NO, la conmemoración encuentra a la Concertación en su momento más bajo, con rencillas internas y ofreciendo al país más de un mea culpa individual y colectivo.

Una nueva generación en la política y  formular este nuevo compromiso con Chile es parte del documento que presenta hoy la Concertación. Pero más allá de comprometerse con las mayorías ciudadanas, para hacer frente a los abusos que sistemáticamente práctican las mayorías económicas del país, y más allá de realizar una autocrítica interna y “decir lo necesario”, es imprescindible “hacerlo” y demostrar que pueden volver a “mover” a un país, para alcanzar una nueva libertad, ahora social, ahora económica y ahora todavía más política; tal y como se aspiró y lo hizo el 5 de octubre de 1988.

De lunes a viernes, de 14 a 15 horas, por www.radioventisqueros.cl/radio_online.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *