Lunes 3 de octubre 2011: Columna de Claudio Díaz Peña

Cuando la ley no sirve

Por Claudio Díaz Peña
cdiaz@elpatagondomingo.cl

Endurecer las medidas frente a desórdenes públicos es lo que busca el Gobierno con el anuncio del proyecto que plantea modificar el artículo 269 del Código Penal, e incorporar nuevas figuras delictuales, como el saqueo, el impedimento al libre tránsito y la interrupción de servicios públicos, como transportes, salud o agua potable. La iniciativa gubernamental, además, castiga falta de respeto a policías, regula sanciones por bombas incendiarias, facilita la obtención de medios de prueba y establece como agravante el actuar «encapuchado».

Sin embargo, ya la Asociación de Magistrados de Chile señaló hoy que la legislación actual contiene penas, por ejemplo, para situaciones de saqueos. Es más, el presidente de los magistrados a nivel nacional, José Delgado, enfatizó que “todo eso está absolutamente legislado», y que se trata de situaciones que «están ahora en el Código Penal».

Tome en cuenta que esto de las manifestaciones en Chile, no es algo exclusivo de nuestro país, tampoco de países subdesarrollados, ni una representación de una cultura inferior. Los indignados en España, en Francia y recientemente, este fin de semana en EEUU son ejemplos que en el primer mundo también hay protestas y choques entre manifestantes y la policía.

Ayer de las 2 mil personas que se manifestaban en Nueva York, 700 fueron detenidas por la policía. Pero a las pocas horas, todos fueron liberados, pese a que hubo en algunos casos serios enfrentamientos  con la policía neoyorkina tras el bloqueo que las personas hicieron del punete Brooklyn, principal conexión entre Long Island y Manhattan. Cada detenido debe comparecer ante un juez por cargos de escándalo público y obstaculización del tráfico.

El movimiento de protesta de los «indignados» neoyorquinos llamado “Ocupa Wall Street”  es contra la crisis económica, y contra el poder avasallante de las empresas y las evasiones fiscales sistemáticas del 1% más rico de EEUU. Hace una semana los “Ocupa gringos” se replicaron en 52 ciudades, entre ellas Boston, San Francisco, Los Ángeles, Portland y Chicago. Y ya se han sumado los movimientos “Ocupa Los Angeles”, “Ocupa Raleigh” en Carolina del Norte, y  «Ocupa Filadelphia» que han advertido que estarán al menos unos meses protestando activamente por la desigualdad social y la avaricia de los más ricos. A ellos ya se han sumado varios miles de personas, así como representantes de diversos sindicatos, entre ellos de Transportistas y de la Unión Federal de Profesores.

Por ello, se entiende que dictar nuevas leyes contra los desórdenes o reforzar el Código Penal para batallar con las manifestaciones, es evidenciar una miopía política titánica, que no va, ni se aproxima al verdadero problema de fondo  ¿O usted cree que el robo, la violencia y los homicidios se atacan o solucionan dictando más leyes? Porque si es así, entonces estoy a favor de que el gobierno promulgue también una ley  para lograr la paz y la justicia social, y otra ley para que todos seamos más feliz en Chile.

Desgraciadamente o afortunadamente, no todo se arregla con una ley, o con más represión. También hay espacios de solución en la educación y en el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes, es decir, satisfacer realmente las necesidades de las mayorías ciudadanas, no de las mayorías económicas.

No vaya a ser que en unos meses más, a alguien en La Moneda, se le ocurra enviar un proyecto de ley que sancione a quien piense distinto al gobierno, y así se intente elevar, por ley, los pésimos índices de aprobación de Piñera y su gestión, e incluso se argumente que pensar como el gobierno es una tarea país, un interés nacional, un imperativo para la unidad, para el progreso y la paz social…

De lunes a viernes, de 14 a 15 horas, por www.radioventisqueros.cl/radio_online.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *