Conaf celebró en Cerro Castillo Día Nacional del Guardaparque

El 30 de septiembre de cada año, se celebra el Día Nacional del Guardaparque, fecha instituida por la Corporación Nacional Forestal en el año 1995, para resaltar la abnegada labor de estos guardianes de la naturaleza.

CERRO CASTILLO (lunes 3 de octubre 2011).- Con motivo del Día Nacional del Guardaparque, instaurado el 30 de septiembre de 1995, fecha que coincide con la creación en 1907 de la primera Área Silvestre Protegida de Chile, la Reserva Nacional Malleco, la región se sumó a la celebración realizada por Conaf a nivel nacional.

Para celebrar su día, la Dirección Regional de Conaf, a través de su Departamento de Áreas Silvestres Protegidas celebró el Día Nacional del Guardaparque en la localidad de Cerro Castillo, donde los trabajadores participaron de actividades internas organizadas para realzar esta importante fecha para los llamados guardianes de la naturaleza.

En la Región de Aysén, el patrimonio silvestre protegido administrado por el Estado a través de la Corporación Nacional Forestal, Conaf, alcanza los 5 millones de hectáreas, distribuidos en 12 Reservas Nacionales, 5 Parques Nacionales y 2 Monumentos Naturales, dichas cifras constituyen aproximadamente el 50 % de la superficie de la región de Aysén.

En la actualidad, la dotación de Guardaparques de Conaf Aysén está  compuesta por 40 guardaparques, de los cuales una es mujer. Estos profesionales están distribuidos a lo largo de toda la región, desde el Parque Nacional Queulat por el norte, hasta el Parque Nacional Bernardo O”Higgins, por el sur.

El director regional de Conaf, Juan Eduardo Barrientos, se refirió a la labor que desempeñan estos funcionarios. ”El trabajo que desempeñan estos trabajadores está presente en la ciudadanía, a través del trabajo con las Escuelas, las Charlas y Giras Guiadas al interior de las Áreas Silvestres Protegidas, sumado a la interacción con los vecinos directos a las unidades y el trabajo con los Consejos Consultivos de las Áreas Silvestres Protegidas “.

Por su parte, Mireya Azócar, administradora de la Reserva Nacional Coyhaique, indicó, “me siento honrada de trabajar en un Área Silvestre Protegida, y nuestra labor la realizamos de manera silenciosa hombres y mujeres, contribuyendo a la protección de los recursos naturales, especialmente en la esta bella región”. Además agregó, “existe cierta extrañeza de los visitantes al ver una mujer guardaparque, ya que generalmente este es un trabajo que realizan hombres, y creo que sería interesante compartir experiencias con otra colega”.

Cada vez adquiere mayor valor el papel de los guardaparques como agentes educadores de una sociedad cada día más ávida de acercamiento y conocimiento de nuestra naturaleza y cultura.

En este contexto los guardaparques son motivo de orgullo para la Corporación Nacional Forestal puesto que aparte de representar los más altos valores éticos que orientan el quehacer institucional, contribuyen activamente, con su trabajo arduo y perseverante, a transformar a nuestro país es una nación respetuosa de su patrimonio natural y cultural.

Fuente: Seremi de Agricultura Aysén

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *