Miércoles 7 de septiembre 2011: Columna de Claudio Díaz P.

¿Errores humano o fallas de sistema?

Por Claudio Díaz Peña
cdiaz@elpatagondomingo.cl

“No sabemos exactamente qué pasó y quizás nunca lo sepamos”, dijo este domingo el presidente Sebastián Piñera, al referirse al accidente del avión FACH que capotó el viernes pasado en las costas de la Isla Robinson Crusoe, con 21 personas.

Diversas teorías han surgido respecto de la causa que impidió que la aeronave C-212, con 18 pasajeros y 3 tripulantes, pudiera aterrizar en la compleja pista del archipiélago Juan Fernández.

Expertos apuntan a errores humanos, al hablar de inexperiencia de los pilotos, la presión del momento, falta de planificación del viaje. Una acumulación de hechos que como una gran ola desataron el desastre, pues señalan los técnicos, que el avión FACH viajaba con peso por encima de su capacidad, incluyó a 18 pasajeros y 3 tripulantes, mientras la aeronave habría sido diseñada para transportar a unas 14 personas, lo que habría causado que el combustible se gastara con mayor rapidez de la normal, en medio de las malas condiciones climáticas que rodean la Isla Robinson Crusoe.

Hoy, en Rusia, otras 44 personas murieron luego que un avión trimotor Yak-42 en el que viajaba el equipo de hockey sobre hielo se estrellara a minutos del despegue cerca de la ciudad de Yaroslavl, a 250 kilómetros de Moscú. La nave luego estalló en llamas.

Una vez más mientras algunos apuntan al error humano, otros señalan una falla técnica de la aeronave, abriendo el debate sobre quién es responsable en este tipo de tragedias: el hombre o la máquina.

Y este miércoles resurgió además el interés por la investigación del accidente de un avión de Air France que volaba entre Caracas y París (vuelo AF447), y que cayó al mar con 228 personas a bordo, en el año 2009. Esto, porque se conoció que en julio de este año un incidente similar al del vuelo siniestrado ocurrió en pleno Océano Atlántico. Un Airbus 330, a una hora y media de despegar y a 35 mil pies de altura -más de 10 mil metros- atravesó una zona de turbulencias severas. El piloto automático se desconectó y el avión comenzó a aumentar de altura a gran velocidad. Subió 3 mil pies más, es decir 900 metros, en un minuto, según el informe de la oficina francesa de Investigación y Análisis (BEA).

La rápida respuesta de la tripulación evitó -esta vez-  una tragedia como la del vuelo del 2009, que tras el ascenso vertical, la velocidad comenzó a descender rápidamente, detuvo el funcionamiento del Airbusy comenzó una fatal caída libre.

Pese a estas experiencia, pareciera que estamos lejos de dejar de confiar en las máquinas. Es cosa de revisar Internet y darse cuenta que ya diversas profesiones y oficios están dejando de ser una función humana. Un ejemplo es el centro médico y hospital de San Francisco, en EEUU, donde para entregar medicamentos contra receta, detrás del mostrador ya no hay farmacéuticos, sino que robots. Robots que han entregado más de 350 mil recetas sin ningún error en 2 hospitales.

El New York Times informó del servicio informático Blackstone ofrecido en California, un software que proporciona ayuda para analizar documentos legales y tomar decisiones ante un juicio, por un costo inferior al de contratar a un abogado, y garantizando incluso mayor efectividad.

Google no se ha quedado atrás y anunció el año pasado que ya está trabajando en automóviles automáticos como una forma de aumentar la seguridad y ayudar a los humanos a reducir el tiempo de ir al trabajo; sin la necesidad de un chofer o conductor. Ya van más de 3 mil kilómetros de prueba sin errores.

Y así suman y siguen los ejemplos, con el Robonaut 2, un robot astronauta que creó General Motors junto a la NASA para las misiones espaciales en reemplazo de seres humanos. Lo mismo ocurre en Japón con la presentación del primer robot para cuidar niños, o los nuevos servicios tecnológicos como modernos cajeros automáticos, asistentes telefónicos virtuales las 24 horas del día, que han eliminado a los cajeros humanos y a telefonistas de carne y hueso… Como vamos, el error humano se minimizará, sencillamente porque cada vez  estamos dejando más en manos de las máquinas y con ello más expuestos a las fallas de sistema… Una decisión que podría ser el mayor error humano de la historia…

De lunes a viernes, de 14 a 15 horas, por www.radioventisqueros.cl/radio_online.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *