VIDEOS EPD: Y en la Patagonia ardió la Constitución del ’80

Al cierre de movilizaciones por paro nacional convocado por la CUT. Este jueves, en plena plaza pentagonal de Coyhaique, dirigentes de diversas organizaciones “derogaron” simbólicamente la Carta Fundamental instituida durante la Dictadura de Augusto Pinochet, la cual mantiene mirada pro mercado.

COYHAIQUE (viernes 26 agosto 2011).- Sólo cenizas. Tal fue el simbólico y abrupto final que decidieron en Coyhaique dar a la Constitución Política de 1980, en versión tamaño triple X, como parte de las movilizaciones organizadas en la capital de la Región de Aysén en adhesión al paro nacional convocado por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).  Y acto seguido, los manifestantes procedieron a colgar de los árboles tarjetas con los derechos que esperan contenga una nueva Carta Fundamental, elaborada mediante el mecanismo de Asamblea Constituyente.

En paralelo los manifestantes escribieron en tarjetas de colores, las que luego colgaron de los árboles, los derechos que anhelan se plasmen en un nuevo código rector.

Foto de Luis Alberto Gómez

Fueron 2 días de actividades culturales, marchas y cacerolazos, además de volanteo informativo con sus principales demandas; sueldo mínimo regionalizado y cambio al Código Laboral (CUT), Aysén decide una Patagonia sin Represas y ser reserva de vida (Movimiento Ciudadano Patagonia Unida), asignación de zona y estabilidad laboral (Mesa del Sector Público) y mejorar los procedimientos de adjudicación y operación de la tarjeta nacional estudiantil, y fin al lucro y educación de calidad gratis (movimiento estudiantil).

Centenares de personas se reunieron este jueves en el paseo Horn de Coyhaique, a partir de las 17:00 horas, con el objetivo de “derogar” la Constitución y “reescribir” una nueva, que cambie el eje eminentemente pro mercado de la actual por uno social, democrático y sustentable.  Llegaron así estudiantes y profesores de los paralizados Liceo San Felipe Benicio, Escuela San José Obrero, y los colegios Inglés y Diego Portales, además de los liceos Juan Pablo II y Josefina Aguirre Montenegro, junto a dirigentes y asociados del Colegio de Profesores, la Anef, la CUT, los funcionarios municipales, y miembros del Movimiento Ciudadano Patagonia Unida, además de muchos jóvenes junto a sus padres.

Al arribo de la “Constitución Política de Pinochet”, construida por el Colectivo Jóvenes Coyhaiquinos, los participantes procedieron a plasmar en papeles de colores los derechos que esperan contemple un nuevo código rector.  Luego de pasear el artefacto en andas por los alrededores de la plaza y formar en el centro de ésta un gran círculo de seguridad, con extintores incluidos, el director de la CUT y presidente de la Asociación de Funcionarios Municipales de Coyhaique, Alejandro Huala, fue el encargado de prender fuego a lo que, para muchos, fue una verdadera “llama de la libertad”.

LOS NUEVOS DERECHOS

Previamente decenas de personas escribieron sus anhelados derechos.  Niños, estudiantes y adultos plasmaron así lo que desean para Chile y Aysén.

Estado garante de una educación pública gratuita, laica y de calidad”, “Tener derecho a vivir en una Patagonia sin represas”, “Jubilación igual a las FFAA y Patagonia sin represas”, “Derecho a que se entregue educación evangélica a quienes desean que se cumpla libertad de credos religiosos”, “Derecho a nivelación de zona en la Región de Aysén”, “Patagonia sin represas y libre”, “Derecho a huelga y negociación colectiva para trabajadores del sector público”, “Patagonia sin represas, educación sin empresas”, “No a la represión, libertad a los presos mapuche”, “Reforma tributaria y menos pobres. Ricos fuera ahora”, “Derecho a vivir en un país colaborativo”, “Derecho a una educación íntegra e igualitaria para todos”, “Derecho a decidir el destino de mis ahorros previsionales, no a las AFP”, “El Estado al servicio de las personas, no al lucro”, “Que la semilla chilena vuelva a nuestra patria”, “Derecho a jubilar por años de servicio”, “Proteger y cuidar nuestra semilla nativa, que no se patente la vida”, “Las aguas son del pueblo chileno” y “Ningún político debe tener más de 65 años”, fueron algunos de los mensajes, que combinaron derechos con reformas estructurales.  Otros aprovecharon de enviar recados con nombre y apellido: “Que la Ena devuelva la plata de la semilla chilena”.

El día previo, el miércoles, una multitudinaria columna desfiló por las calles de la ciudad adhiriendo al paro nacional y dando cuenta del apoyo que entre la ciudadanía generan las demandas nacionales y regionales de la Central Unitaria de Trabajadores.

Durante estos dos días se mantuvieron las tomas de los liceos Luis Broussain Campino de Puerto Aysén y Antoine de Saint Exupéry de Coyhaique. Asimismo, dirigentes de la CUT denunciaron que, a pesar del compromiso formal de la Municipalidad de Coyhaique de facilitar infraestructura para la movilización, faltando pocas horas para el inicio de las actividades del miércoles el alcalde Omar Muñoz revirtió la decisión, lo cual generó un amplio rechazo entre los dirigentes.

Estos 2 días han sido potentes, considerando toda la represión y persecución que ha habido de parte del gobierno, todas las amenazas, las palabras del propio Presidente de que este movimiento quiere destruir al país, en consecuencia que jamás ha pasado por nuestra mente hacer eso”, relató Alejandro Huala.

Sobre la marcha del miércoles, el dirigente indicó que “fue bastante significativa, con muchos jóvenes y trabajadores, la que se llevó como nosotros pensábamos hacerla, ocupando las calles de manera pacífica pero muy fuerte en la expresión ciudadana”.

Con relación a la “derogación” puntualizó que “más que destruir la Constitución el tema central pasa por el llamado que hizo la CUT, junto con todas las organizaciones que hicieron este acto, a escribir la nueva Constitución que quiere la gente, las organizaciones, desde el pueblo.  Con esta señal quisimos decir que queremos una Asamblea Constituyente para crear una Carta Fundamental democrática y participativa”.

Fuente: CUT Provincial Coyhaique

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *