Viernes 19 de agosto 2011 – Columna de Jorge Díaz G.

Se abrieron los paraguas

Por Jorge Díaz Guzmán
jdiazguzman@elpatagondomingo.cl

«La Marcha de los Paraguas», se denominó la jornada de protestas estudiantiles realizada el viernes 19 de agosto en nuestro país. Los principales diarios europeos y de las américas mostraron a los jóvenes chilenos marchando por  la Alameda, esa que tanta historia tiene desde la Colonia cuando era de Las Delicias y ahora del general Bernardo O’Higgins, con toda la carga que nos recordó el propio Presidente Piñera, cuando comparó la actual situación con 1973. Pero esta vez, los casi 100 mil jóvenes y adultos, que marcharon por la principal avenida del país, hicieron la contención de los grupos violentistas, que hasta ahora no habían hecho los carabineros de fuerzas especiales. Los estudiantes se protegieron y aislaron a los grupos de encapuchados, aquellos que se infiltran en cada jornada masiva, no importando si es una celebración deportiva, un festival artístico o una jornada contestataria.

Lo cierto es que el Ministro del Interior, el alcalde de Santiago y el Presidente se quedaron sin discurso, no son los estudiantes quienes provocan la violencia en sus marchas, son otros, esos que no tienen rostros, aquellos, de los cuales la policía debe hacerse cargo.

Pero más allá de esta demostración, de lo que son capaces estos jóvenes dirigentes, hijos de la nueva República, es esa actitud que surge sin los miedos expresados por el primer mandatario, ni con las trancas de la ya añeja clase política criolla.

Los dirigentes universitarios Camila Vallejo y Giorgio Jackson, y de los secundarios Freddy Fuentes y Angelina Cuello, son la nueva élite juvenil, ya no de «pingüinos», ya no de «pokemones», ni ‘pelolais’, sino de estudiantes que son capaces de emplazar a senadores y diputados, a ministros, intendentes y alcaldes con argumentos técnicos, económicos y políticos, siguiendo el ejemplo de quienes desfilaron por las calles de París del ’68, a esos que se tomaron el Zócalo en el Distrito Federal mexicano en los ’70. Estos jóvenes, son los que tienen la firmeza del estudiante chino Wang Weilin, que detuvo un tanque en la plaza Tianannmen, son aquellos que recogen las convicciones de los secundarios argentinos que se sobrepusieron a la «Noche de los Lápices» en Buenos Aires. Estos jóvenes, que sostienen una nueva cultura cívica, no obstante la negación a enseñarla en el actual sistema de educación media chilena, saben de las relaciones económicas de un país próspero y sostienen convicciones democráticas que aprendieron de sus padres, de aquellos que desfilaron por la reconquista de la democracia en los ’80, estos jóvenes dirigentes son los que están dispuestos a marchar  todo un año si fuese necesario, son los que sostienen que  lograrán cambiar el sistema de educación pública de nuestro país.

La nueva generación de dirigentes estudiantiles, expertos en redes sociales y en vincularse con los más importantes intelectuales y artistas de occidente, han demostrado capacidad para conducir un movimiento que trasciende al mundo estudiantil. Nuestro país, ahora hace noticia no sólo por la fortaleza de los mineros rescatados, o por la firma millonaria de Alexis Sánchez en el Barcelona, ahora el mundo mira con simpatía a los jóvenes estudiantes chilenos que ayer protagonizaron la «Marcha de los Paraguas», pidiendo una mejor educación pública y más espacios de participación.

De lunes a viernes, de 14 a 15 horas, por www.radioventisqueros.cl/radio_online.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *