Martes 26 de julio 2011: Columna de Claudio Díaz P.

La islamofobia que avanza

Por Claudio Díaz Peña
cdiaz@elpatagondomingo.cl

En un par de semanas más probablemente no recordará con precisión el nombre de Anders Behring Breivik, el “carnicero de Utoya”, de 32 años, responsable de la mayor masacre en la historia moderna de Noruega. Pero, sin duda, más allá del nombre tendremos en mente el recuerdo de este acto de terrorismo de un loco solitario que se dedicó a construir un odio personal contra los musulmanes,  pues Breivik que hace 15 años no tenía contacto con su padre, era un fanático obsesivo por los videojuegos y atentó contra la vida de 76 personas, argumentando la defensa de Europa de una invasión musulmana.

Esa es la historia resumida que hoy se ha vertido en los medios de comunicación del mundo. Pero ya los artículos de opinión en Noruega, Europa y EEUU se preguntan en qué contexto se desata este violento hecho. Claro, porque la violencia de Breivik surge en un entorno europeo muy especial, donde las economías van en declive, con una gran batalla por sostener la calidad del empleo, y una mayoritaria clase media expectante por los altos niveles de inmigrantes que son un buen caldo de cultivo para el racismo y la fobia especialmente a lo islámico.

Y es que en Europa, al igual que en EEUU se ha  ido progresivamente instalando la idea de que existe un “plan musulmán” para tomar posesión de los mundos seculares y cristianos de occidente, discursos radicales que han servido para sintonizar con los malos resultados de los gobiernos ante la políticas de inmigración, empleo y seguridad social.

Breivik, el carnicero de Utoya en Noruega, -a diferencia de lo que muchos piensan- definitivamente no está solo. Al menos ideológicamente hablando. Por ejemplo, el político holandés Geert Wilders, ganó más del 15% de los votos en su país -en 2010- describiendo al Islam como fascista y comparando el Corán –su libro sagrado- con «Mein Kampf» (el libro escrito por Hitler). Con ese discurso, el político holandés convirtió a su Partido de la Libertad en la tercera fuerza nacional, en un país en que la sociedad hasta ahora se había caracterizado por su amplia tolerancia.

En Austria, figuras como Heinz-Christian Strache encabezan partidos anti islámicos con apoyos que alcanzan el 25% de los votos austriacos. Mientras en Hungría, Krisztina Morvai, es conocida como la «Barbie Fascista», quien milita en el partido Jobbik, ubicado políticamente a la derecha de la extrema derecha, y perfilándose hace un tiempo como la más prominente representante de una nueva generación de políticos con posiciones extremas.

Podemos seguir con Finlandia, y Timo Soini, el jefe del partido Verdaderos Finlandeses, que en las últimas elecciones pasó tomó posición como la tercera fuerza política del país. En Dinamarca, el Partido Popular Danés también es un actor gravitante en la política nórdica a partir de un programa antiinmigrante, de hecho, su líder, Pia Kjærsgaard, ha sido recurrentemente acusada de racismo. Y Suecia, país donde residen miles de chilenos encontramos a Jimmie Akesson, líder del partido Demócratas Suecos, quien no esconde su obsesión por expulsar a los inmigrantes, y en el primer lugar de la fila pone a los musulmanes.

Francia, país modelo de la liberté, égalité y fraternité, hoy no da tregua a los “islamités”, algo que representa la joven francesa Marine Le Pen (hija de Jean-Marie Le Pen), que ya surge como candidata en las elecciones de Francia de 2012 como titular del Frente Nacional francés, la tercera fuerza política del país. Marine Le Pen gana terreno con un discurso con profunda islamofobia, y utilizando analogías nazi y burlas de los seguidores del Islam para aglutinar a sus seguidores y votantes.

Como vemos, Breivik no está solo. La avanzada contra lo islámico, es hoy un tema serio en Europa y EEUU. Sin embargo, lo más complejo no es la batalla ideológica involucrada, sino cuando ésta asume métodos que desequilibran la capacidad de una sociedad para entenderse, cayendo inevitablemente en el fanatismo político o religioso.

De lunes a viernes, de 14 a 15 horas, por www.radioventisqueros.cl/radio_online.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *