Jueves 7 de julio 2011 – Columna de Claudio Díaz P.

La verdadera oportunidad del cambio…

Por Claudio Díaz Peña
cdiaz@elpatagondomingo.cl

Cuestionar el modelo de crecimiento que nos ha dejado en el punto actual de crisis es en buena parte lo que hoy mantiene viva  a las nuevas fuerzas ciudadanas. La magnitud de la indignación social es no sólo sobre valores económicos, también sobre valores sociales, que acuden a un modelo y sistema político forjado en 1980 y que pasa recién los 30 años, pero que parece aún más añejo e incapaz de reencantar a la ciudadanía.

Por ello, la exigencia a la clase política es que sea capaz de dar ‘un golpe de timón’, un vuelco en una nueva dirección, algo que ya adelantan algunos pensadores contemporáneos -a propósito de la última crisis financiera global y los crecientes movimientos de indignación en Europa y América- apuntando como necesario que «la economía debe subordinarse a la política, y tanto la economía como la política, deben subordinarse a la ética».

Sabido es que los chinos usan la misma palabra para designar «crisis» y «oportunidad». Claro porque en cada crisis hay una oportunidad. Pero se requiere saber visualizarla, despejarla del ruido que genera una crisis. Y es que las oportunidades, sólo algunos son capaces de ver. Y si en cada crisis hay una oportunidad, entre más profunda la crisis más importante y mejor resulta la oportunidad.

Desde el púlpito del poder, ya sea desde el Congreso, desde el Gobierno, desde los partidos políticos, en muchas ocasiones no sólo es difícil ver la oportunidad, sino que resulta más cómodo no buscarla, y es ahí cuando surge la inquietud a nivel ciudadano, porque sino lo hacen quienes representan a la gente, alguien lo hará, si o si.

Los momentos de crisis evidencian carencias y la necesidad de cambios. Y “Viva el cambio” fue la gran apuesta propagandística de la actual administración de Piñera, que hasta ahora no ha pasado de ser eso, una apuesta propagandística que las autoridades no logra transformar en la gran oportunidad definitiva, que la gente aspiró tras 20 años de gobiernos de la Concertación.

Ciertamente la crisis no es en sí el verdadero problema. El verdadero problema es el “miedo a cambiar”, a cambiar nuestro sistema político hacia uno más democrático con mayor y mejor participación, “miedo a cambiar” el sistema económico a una reforma tributaria que avance en terminar con las desigualdades y donde no sea la clase trabajadora la que está permanentemente acorralada en lo financiero, y que se beneficio del crecimiento país, esos cambios son los verdaderos, son los necesarios, eso es saber utilizar una crisis como una oportunidad de cambio… todo lo demás es sólo una “estrategia de retórica y propaganda con halagos y promesas falsas , exacerbación de sueños inconclusos para conseguir apoyo y adhesión popular”, es decir, pura demagogia política…

De lunes a viernes, de 14 a 15 horas, por www.radioventisqueros.cl/radio_online.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *