Martes 14 de junio 2011 – Columna de Jorge Díaz G.

Todos hablan, nadie escucha…

Por Jorge Díaz Guzmán
jdiazguzman@elpatagondomingo.cl

Escucha Después D – Martes 14 de junio 2011

La reunión almuerzo sostenida el día de ayer, entre el oficialismo y la Concertación dejó con un mal sabor a sus comensales. El Presidente Piñera invitó a los presidentes de los partidos, donde se autoexcluyeron el Partido Comunista y del MAS, mientras  el presidente del PRO –Marco Enríquez-Ominami- señaló que no fue tomado en cuenta en la convocatoria. Lo cierto es que al final no estaban en la mesa, oposición y gobierno, sino que los 3 de gobierno: UDI, RN y el PRI y los 4 de la Concertación; el PS, PPD, PRSD y PDC.

Desde que se retornó a la democracia, los gobiernos han tenido encuentros públicos y privados, con los bloques opositores, cuando se trata de asumir algún conflicto que se consideró transversal a los actores políticos. El ex Presidente Patricio Aylwin, lo hizo para enfrentar el tema de los derechos humanos, con la Comisión Rettig, y cuando el general Pinochet sacó sus tropas a la calle, para intimidar al gobierno, en el denominado “Ejercicio de Enlace”. Luego le tocó a Eduardo Frei cuando “ por razones de Estado”, no siguió con la investigación de los «pinocheques»; mientras Ricardo Lagos enfrentó el caso MOP-Gate, que concluyó con un acuerdo con Pablo Longueira, y en el gobierno de la ex Presidenta Bachelet, fue la oposición quien solicitó reunirse con la mandataria, para solicitarle su intermediación y poder conformar las comisiones del Congreso, (algo impensado hoy, el ejecutivo ordenado al legislativo) y en otra oportunidad,  la ex Presidenta Bachelet citó a la oposición para exponer su plan para enfrentar la crisis financiera del Transantiago, recibiendo un portazo, lo que obligó a asumir el déficit con el 2% constitucional.

Lo cierto es, que oposición y gobierno, siempre han tenido motivos para asumir algún tema país. El de ayer, se suponía era para hacer un diseño común, y asumir la crisis de la política, como dijo el presiente Piñera. Y por tanto, se suponía, había que consensuar medidas políticas, que mejoraran la relación, que la clase política tiene con la ciudadanía. Como era de esperar, no llegaron a acuerdos. El problema sigue estando en la clase política.

El problema de nuestros actores políticos pareciera ser auditivo o idiomático, no hay oportunidad en que aprovechan para descalificar al otro, por lo tanto las facturas se emiten todos los días y se cobran a cada momento. El domingo, por ejemplo, llamó la atención una declaración que parecía nimia, intrascendente. El Ministro de Hacienda señala a una radio que transmitía el clásico entre la U y la UC, “esperamos ganar, yo desde los 4 años soy un entusiasta hincha de la UC, uno no se puede cambiar de equipo, cuando abraza a tan temprana edad una pasión”, dijo, haciendo clara alusión al cambio de equipo que hizo el Presidente Piñera desde la UC a Colo Colo, esa es una pachoteada para hacer la diferencia futbolera, pero también ética. Lo propio hizo el senador Espina respecto de la UDI, partido, que para enfrentar la crisis política incorporó sin elección de por medio a Longueria, Novoa y otros próceres a la directiva nacional, Espina, señaló “nosotros tenemos una directiva electa democráticamente, para enfrentar la crisis”, es decir, la pachoteada a sus aliados, dejando en evidencia la calidad de la relación entre ambos partidos de gobierno.

Lo propio hizo la vocera Von Baer, al termino de la cumbre en la Moneda, saliendo la oposición de Palacio, se manda esta, “la Concertación está preocupada de proyectos políticos, de los temas que le interesan a los políticos (por las reformas planteadas) y nosotros estamos por una agenda vinculada a las cosas que mejoran la calidad de vida de los ciudadanos”. Cuando precisamente lo que pide la ciudadanía son reformas, que les permitan participar en la decisiones de una clase política, que pareciera no escuchar ni ver.

Así las cosas, mientras gobierno y oposición intentan conversar sobre la calidad de la política, y como consensuar una agenda de trabajo; los ciudadanos se movilizan porque se sienten estafados por una multitienda, los estudiantes porque no están de acuerdo con el sistema de educación pública, los agricultores por el tipo de cambio y los vecinos se organizan para combatir la delincuencia. Al final, cual más cual menos, dice no encontrar instancias de dialogo y cuando se instalan, pareciera ser un dialogo de sordos.

De lunes a viernes, de 14 a 15 horas, por www.radioventisqueros.cl/radio_online.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *