Listo para ser votado en Sala quedó proyecto que establece medidas contra la discriminación


La Comisión de Constitución del Senado aprobó por unanimidad la iniciativa que instaura un mecanismo judicial ágil y simple que permita reestablecer el imperio de la ley cuando se comete un acto de discriminación arbitraria.

VALPARAÍSO (jueves 2 de junio 2011).- Tras una incesante búsqueda de acuerdos y mecanismos que permitieran evitar y a la vez sancionar conductas discriminatorias, la Comisión de Constitución del Senado aprobó y despachó a la Sala, el proyecto en segundo trámite, que establece una serie de medidas contra la discriminación, estableciendo un mecanismo judicial ágil para interponer acciones cuando se sea víctima de un acto de discriminación arbitraria.

La aprobación unánime de esta iniciativa se logró tras un intenso trabajo de los senadores y los equipos técnicos que lograron consensuar un mecanismo adecuado que satisficiera a todos los actores vinculados al proyecto.

Al término de la sesión, los senadores Soledad Alvear y Alberto Espina -presidenta e integrante de la citada instancia, respectivamente- calificaron como un gran avance la aprobación de esta iniciativa, que ha tenido una extensa tramitación debido a las diferencias que se fueron suscitando con el tiempo.

«Creo que hemos dado un gran paso, hemos trabajado muy profesionalmente con especialistas y durante la tramitación se escuchó a todos quienes quisieron expresar su opinión. Se recogieron las distintas visiones y en definitiva luego de un trabajo de un equipo técnico que conformamos, hemos logrado la aprobación unánime de todos los artículos que vamos a llevar a la Sala», señaló la senadora Alvear.

Junto con manifestar su alegría por la aprobación, indicó que «no era posible seguir dilatando la tramitación de un proyecto tan obvio como es evitar la discriminación en nuestro país. Esta es una excelente noticia para el país y espero que lo veamos en Sala con mucha rapidez y podamos aprobarlo en los términos en que lo ha hecho la Comisión».

En la misma línea, el senador Espina manifestó que «este es un gran proyecto de ley, porque va a sancionar cuando se produzcan actos de discriminación que se funden en acciones arbitrarias que tengan por objeto impedir que una persona pueda ejercer sus derechos establecidos en la Constitución. Con esto se da la acción para que quien sea arbitrariamente discriminado, pueda recurrir a los tribunales para que se reestablezca el imperio de la ley».

MECANISMO ÁGIL

El parlamentario explicó que en el proyecto se estableció un mecanismo con un plazo de 90 días, para interponer una acción en caso de ser objeto de un acto de discriminación arbitraria y también se establecieron sanciones de multa de hasta 60 UTM, es decir más de $2 millones.

«La persona que sea objeto de un acto de discriminación arbitraria que afecte alguno de sus derechos constitucionales, puede ir dentro del plazo de 90 días desde que ocurrió el hecho a los tribunales de justicia, acompañado de los antecedentes y el tribunal va a abrir un juicio que es bastante rápido. Si el hecho es así, se va a obligar que se repare el derecho y además va a aplicar una multa de hasta 60 UTM a la persona que haya cometido la arbitrariedad. Es un juicio muy expedito y rápido», precisó el senador Espina.

El proyecto tiene por objeto fundamental instaurar un mecanismo judicial que permita reestablecer eficazmente el imperio del derecho toda vez que se cometa un acto de discriminación arbitraria.

Se entenderá por discriminación arbitraria «toda distinción, exclusión o restricción que carezca de justificación razonable, efectuada por agentes del Estado o particulares y que cause privación, perturbación o amenaza en el ejercicio legítimo de los derechos fundamentales establecidos en la Constitución o en los tratados internacionales sobre derechos humanos ratificados por Chile y que se encuentren vigentes, en particular cuando se funden en motivos tales como la raza o etnia, la nacionalidad, la situación socio-económico, el idioma, la ideología u opinión política, la religión o creencia, la sindicación o participación en organizaciones gremiales o la falta de ellas, el sexo, la orientación sexual, el estado civil, la edad, la filiación, la apariencia personal y la enfermedad o discapacidad».

Los afectados por una acción u omisión que importe discriminación arbitraria, podrán interponer una acción ante un juez de letras dentro de los 90 días corridos contados desde la ocurrencia del hecho.

Fuente: www.senado.cl

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *