Jueves 2 de junio 2011 – Columna de Jorge Díaz G.

Adimark y Gobierno:  Cuando las «señales» sobran

Por Jorge Díaz Guzmán
jdiazguzman@elpatagondomingo.cl

Escucha el programa Despues D – Jueves 2 de junio 2011

Uno de los factores que generaron la derrota de la Concertación que gobernó Chile durante 20 años fue, entre otros, la dificultad que tuvo para ponerse de acuerdo en algunos proyectos de ley que confrontaban las diversas visiones de sociedad y el rol del estado en materias económicas. La intolerancia, el meseanismo y la falta de capacidad para dialogar y de generar acuerdos a partir del disenso, terminaron con incisiones partidarias, renuncias de líderes de opinión y caminos propios. Tanto así que tres de los candidatos a la presidencia en las pasadas elecciones habían sido o eran militantes de los partidos de la Concertación.

La actual coalición  gobernante, con menos de dos años en el ejercicio del poder, enfrenta un panorama similar. El senador Juan Antonio Coloma, presidente del principal partido de la Alianza y el de mayor representación parlamentaria del país, la UDI, señaló que la actitud que tuvo el Vicepresidente y Ministro del Interior Rodrigo Hinzpeters, en torno a buscar apoyo fuera de la Alianza para sacar adelante el proyecto Acuerdo de Vida en Común (AVC), está provocando “la guerra civil al interior de la alianza de gobierno”.

Es decir un enfrentamiento entre las dos almas que intentan convivir al interior de la coalición de gobierno. Los liberales de RN y los conservadores integristas de la UDI definitivamente se enfrentaron y no hay posibilidades de acuerdo, en torno a un compromiso de campaña como lo fue legislar respecto de la unión entre personas del mismo sexo. Pero me parece que esa es una excusa más, para manifestar la molestia de la UDI a cómo se conduce el gobierno en materias políticas y valóricas, y también por el hegemonismo de RN en las estructuras más importantes de la gestión gubernamental.

La UDI ya no tolera, que sea el Ministro del Interior quien controla la agenda, sobrepasando sus atribuciones y asumiendo roles legislativos por sobre el ministro Larroulet, que se suponía era el mayor capital intelectual de UDI, hoy sin piso para negociar en el Congreso el proyecto AVC.

El costo político que está pagando la UDI y RN, por los desaciertos del equipo de La Moneda, es demasiado alto, y el gremialismo, al parecer, no quiere seguir haciéndose cargo, no está dispuesto a pagar la farra de sus socios. La encuesta Adimark, que se dio a conocer este mediodía los tiene en un estado de reflexión profunda y seguramente golpearán la mesa una vez arribe al país el Presidente Piñera, que se encuentra en Europa desde hace una semana.

Cuando se acercan las elecciones municipales, cuando se debe renovar la mitad del Senado, la totalidad de la cámara baja y las elecciones presidenciales están a la vuelta de la esquina, los potenciales candidatos,  tienden a alejarse de quien no tiene apoyo popular, los candidatos se salvan solos y sus esfuerzos  son sintonizar con el populus, pues necesitan sus votos, más allá de cualquier consideración.

El bajo nivel de aprobación que tiene el Gobierno -según la reciente encuesta Adimark,  muestra un 56% de rechazo-, donde sus máximas figuras bajan en torno a los 8 puntos y el respaldo a la alianza por Chile no supera el 32%, genera un cuadro critico para quienes tienen aspiraciones políticas en una Alianza  que no logra ordenarse.

Este rechazo y mala evaluación que la ciudadanía tienen del Gobierno, no significa que la oposición y la Concertación en particular sea valorada por la opinión pública, según esta encuesta, el 39 % se identifica con la oposición y el 36% con el Gobierno.

Al final, una de las lecturas, que nos deja esta encuesta, es la tendencia ciudadana a rechazar el desempeño de la clase política en su conjunto y un rechazo a una forma de gestión que no escucha, no dialoga y no logra buscar los consensos en la implementación de las políticas públicas.

De lunes a viernes, de 14 a 15 horas, por www.radioventisqueros.cl/radio_online.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *