Miércoles 1 de junio 2011 – Columna de Claudio Díaz P.

¿Y el último de la fila?

Por Claudio Díaz Peña
cdiaz@elpatagondomingo.cl

Escucha el programa Despues D – Miércoles 1 de Junio 2011

En febrero pasado, el ministro de Educación Joaquín Lavín promulgó junto al Presidente Piñera la denominada Ley de calidad y equidad, comprometiendo 30 liceos de excelencia para este año a lo largo del país. La reforma educacional impulsada por el gobierno, calificada como histórica, tiene 4 aspectos: Primero, un plan de retiro de profesores, según el Mineduc son casi 7 mil los maestros en edad de jubilar; Segundo, el Gobierno dispone $10 mil millones de libre disposición en materia educacional para los municipios; Tercero más de 2 mil directores de colegios ya tienen todas las atribuciones legales para cambiar a sus equipos directivos, Cuarto, los profesores que trabajan en escuelas vulnerables, tendrían un aumento de sueldo en el primer trimestre de este año.

Las críticas a la llamada «revolución» educacional del Gobierno, son que se trata más bien una reforma pequeña, y que pese a ello no se consideró la participación de la comunidad educativa. Ahora, de manera subyacente, le cuento que el cambio en la visión del sistema educacional público descansa -claramente- en la competencia individual, con el incentivo económico como premio al profesor que trabaja más, al alumno que obtiene mejores notas o el que logra mayor puntaje en carreras como pedagogía.

Un ejemplo es la propuesta del Gobierno de entregar una especie de voucher -por $120 mil- al alumno que obtenga 600 puntos en la PSU para que se matricule en la universidad que prefiera, el beneficio es de un millón y medio de pesos para el estudiante que obtenga 750 puntos en la PSU, montos que hasta ahora se entrega directamente al plantel universitario que lograba matricular a alguno de estos 27 mil 500 alumnos destacados cada año. La iniciativa ya ha sido criticada por los rectores de las Universidad de Chile y de la Universidad Católica, calificando de «ofertones» educacionales las medidas propuestas.

Las preguntas que surgen al analizar el modelo competitivo y de incentivos económicos en la educación es ¿qué pasa con los alumnos, profesores y colegios que van al final de la fila del éxito? ¿Y qué experiencia existe al respecto en otros países? … Le cuento. Hace 10 años, el Congreso de EEUU aprobó la ley «No Child Left Behind» (Ningún niño quedará atrás), que se propuso que todos los estudiantes debían ser competentes en lectura y matemáticas para el año 2014… o su escuela sería castigada.

En estos últimos 7 años, maestros y directores han sido despedidos, las escuelas de menor rendimiento han sido cerradas o reemplazadas, y se avizora que muchas de las nuevas escuelas cierren también, a menos que eviten matricular a los estudiantes de bajo rendimiento, o los que no leen bien, o a niños que tienen problemas en el hogar, o que tienen discapacidades profundas.

En EEUU ya saben que ante los mediáticos anuncios gubernamentales, el público debe responder con escepticismo, pues no existen las transformaciones «milagrosas». Y es que, los estadounidenses han llegado a la conclusión que la brecha de rendimiento entre los niños de diferentes niveles de ingreso, existe antes que los niños entren a la escuela. Por eso llaman con ironía a las escuelas exitosas -donde se concentran los alumnos con mejores recursos económicos y mejores oportunidades- como “las escuelas milagrosas”,¿y el resto de los alumnos no exitosos, dónde estudiarán?, se preguntan hoy padres y profesores en gran parte del país del norte…

Ciertamente, es la familia, el educador más importante, por ello invertir en la educación de los padres, en su calidad laboral, en el cuidado prenatal, postnatal y preescolar es la propuesta que hoy se discute en el país de Barack Obama. Si todos los niños llegaran a la escuela bien alimentados, sanos y listos para aprender, y sus familias tuvieran ingresos estables, acceso garantizado a seguridad social y cultural, probablemente muchos de los problemas educativos de hoy se resolverían, de verdad. Llegar a implementar esa equidad social, esa justicia social en Chile, eso sí, que sería un milagro…

De lunes a viernes, de 14 a 15 horas, por www.radioventisqueros.cl/radio_online.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *