Martes 24 de mayo 2011 – Crónica “Después D”

¿Quién le cree a Piñera?

Por Claudio Díaz Peña
cdiaz@elpatagondomingo.cl

Escucha el programa Despues D – Martes 24 de mayo 2011

Hay muchas formas de aplacar a los opositores en democracia: Con ideas, con declaraciones públicas, con sendos hitos comunicacionales e incluso por la fuerza, si es necesario. Pero intentar apaciguar, convencer o desvirtuar a quienes piensan distinto con «aplausos libreteados» y a coro, como ocurrió durante el último mensaje presidencial en el Congreso Pleno es algo extraño… Porque, aunque la técnica no es nada nueva, hoy resulta anacrónica, demasiado rústica y hasta infantil.

Tanto como la omisión de la trasmisión televisiva,que prefirió evitar mostrar al país la divergencia ciudadana y posterior detención de 16 personas que, si bien, interrumpieron al Presidente de la República en su discurso del 21 de mayo, el propio mandatario los exhortó y apeló en su discurso. Sin embargo, la señal oficial del gobierno optó por dejar fuera de la ‘realidad televisa’ a uno de los lados de la historia. Curioso, en buenas cuentas,  es lo mismo que el gobierno pretende hacer con el sentir ciudadano de cientos de miles de chilenos por estos días…

Pero volviendo a los aparatosos aplausos que ministros de gobierno, congresistas oficialistas y adherentes de Piñera alzaban al unísono, cual coreografía de festival, y que los hacía poner de pie cada vez que surgía una asonada en las tribunas del Congreso, no puedo dejar de recordar a emperadores romanos, como Lucio Domizio Enobarbo, más conocido como Nerón, quien en su afán de no avisorar el más mínimo gesto de desaprobación en sus actos públicos, prohibía levantarse a los asistentes hasta el término del espectáculo, y donde se obligaba a todos y a todas …a aplaudir con entusiasmo.

Nerón pagaba a casi 5 mil “plausores” para que aplaudieran en sus apariciones en público. Es más, ensayaban 2 tipos de aplauso: el llamado “Imbrex”, con las manos ahuecadas, y el “Testa”, con las manos planas. Un truco que llegó luego al teatro moderno donde se contrataba a personas para que ejercieran el rol de claqué, palabra francesa que quiere decir aplaudir y animar, y así inducir a los demás espectadores, tal y como es común hoy en los sets de televisión.

Como sabemos, al desmenuzar un hecho, la situación siempre resulta ser tan sólo un síntoma de lo que realmente está ocurriendo, y el episodio de los aplausos forzados en la cuenta pública del Presidente revelan el fondo de un problema mayor. Y es evidente que el Gobierno demuestra que no quiere escuchar disidentes u opositores, no quiere detenerse en quienes proponen discursos alternativos al oficial, y hace caso omiso a cualquier divergencia… o como calificó el Presidente Piñera en su mensaje al país, de «violentistas», refiriéndose  a quienes -simplemente- se expresan distinto a él.

El Talón de Aquiles para Piñera radica en que el 70% de los chilenos califica como “reguleques” o «negativos» los logros anunciados en su cuenta pública de este 21 de mayo. Eso no es todo. En regiones como el Bío Bío, los sondeos revelan desconfianza y precaria credibilidad en el Mandatario, una verdadera Espada de Damócles para la primera autoridad de Chile.

Los penquistas, que sufrieron uno de los terremotos más destructores en la historia conocida, en 2010 calificaron el discurso del 21 de mayo de Piñera como «bueno» y «muy bueno» en un 87%. Este año, la cifra bajó a sólo un 49%. Además, sobre un 60% rechazó la evaluación que el Presidente Piñera hizo de la reconstrucción y no cree que se cumplirán los anuncios de descentralización. Peor aún, casi un 70% considera que lo que dijo el Presidente Piñera en la Cuenta Pública del sábado pasado, no tendrá efecto alguno en sus vidas ciudadanas.

Y es que gobernar no es «fabricar», como pueda entenderlo un empresario. Gobernar es adaptarse a las circunstancias. Gobernar incluye mantener un equilibrio acotado y conducir un país, es decir, brindarle una dirección para hacer viable ese equilibrio.

Me quedo con el estudio internacional que, hace poco, estableció que nuestro Presidente está entre los 3 más simpáticos de una veintena de jefes de Estado latinoamericanos. El problema es que nadie le cree… ¡Qué duda cabe…!

De lunes a viernes, de 14 a 15 horas, por www.radioventisqueros.cl/radio_online.html

Un comentario en «Martes 24 de mayo 2011 – Crónica “Después D”»

  • el 25 mayo, 2011 a las 17:43
    Enlace permanente

    excelente comentario, no pude ser mejor elegidas las palabras para describir lo que escuche el sabado, soy de derecha, pero me da verguenza ajena el escuchar tanta maravilla y nosotros que estamos en regiones sabemos lo que es luchar por conseguir nuestra dignidad como patagones, por eso le digo que mas vale arrepentirse y pedir disculpa a la gente por tan mala eleccion, y rogar por que la soberbia de las autoridades designadas no terminen con nuestro patrimonio y por sobre todo con la poca dignidad que nos esta quedando.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *