Región de Aysén fue declarada zona libre de Brucelosis Bovina


Con esta declaración culmina un proceso que se inicio en 1993, año en que se iniciaron las acciones para erradicar esta enfermedad, a través de un programa cofinanciado por el Gobierno Regional de Aysén y el Servicio Agrícola y Ganadero, SAG.

COYHAIQUE (martes 17 de mayo 2011).- Después de 18 años de arduo trabajo conjunto entre profesionales del Servicio Agrícola y Ganadero SAG, y productores/as regionales de ganado bovino, se firmó hace pocos días la resolución que declara a toda la Región de Aysén es una zona libre de Brucelosis Bovina.

Entre los años 1993 y 2005, se ejecuto en la región el programa de Erradicación de la Brucelosis bovina, con acciones que se desplegaron a lo largo de toda la región, con actividades de saneamiento predial en campos detectados infectados, sumado a vigilancia en ferias ganaderas, mataderos, canchas de matanza y vigilancia en predios sin enfermedad.

Ramón Henríquez Raglianti, director regional del SAG manifestó, “las acciones realizadas en estos años se tradujeron en un sostenido descenso en los niveles de la enfermedad hasta que a mediados del año 2003, en que ya no se detectaron nuevos animales infectados de brucelosis bovina en la Región, el mantenimiento de esta situación permitió acumular suficiente información para declarar a Aysén como provisionalmente Libre de Brucelosis Bovina en diciembre del 2005”.

Además agregó, “para ser una zona totalmente libre de esta enfermedad sólo restaba cumplir con las exigencias sanitarias establecidas por la Organización Mundial de Sanidad Animal, reconocimiento nacional e internacional que se hizo realidad a principios de este mes”.

La Brucelosis Bovina se caracteriza por ser una enfermedad de área o comunitaria, cuando se encuentra un predio infectado, es muy probable que predios vecinos resulten también afectados.


Por su parte, Raúl Rudolphi, seremi de Agricultura se refirió a los retos que conlleva el tener esta condición, “el desafío que ahora tenemos como Ministerio de Agricultura es mantener esta nueva condición sanitaria, para lo cual el SAG seguirá sus actividades de vigilancia sobre los lugares de concentración con ganado, además de velar que los bovinos que ingresen a la región cumplan con las exigencias sanitarias de la zona libre de esta enfermedad”, puntualizó.

Este nuevo logro del Servicio Agrícola y Ganadero, es un excelente aliciente para seguir trabajando en sanidad animal a nivel regional, a fin de ampliar y profundizar la diferenciación sanitaria sobre las especies productivas de la región.

LA ENFERMEDAD

Esta enfermedad, infecciosa y contagiosa, afecta a las hembras bovinas en edad reproductiva provocando abortos en el último tercio de preñez, los machos enteros también pueden infectarse, lo que provoca pérdidas de la fertilidad debido a la inflamación testicular. Se considera además una zoonosis ya que la enfermedad puede transmitirse al ser humano.

El ingreso de Brucelosis bovina a un predio sin enfermedad, se produce por el ingreso de bovinos infectados, los que pueden abortar, diseminando el microorganismo en pasturas, aguas o directamente a otros bovinos.

La enfermedad genera importantes pérdidas económicas en las explotaciones ganaderas por disminución de la producción que se expresa en menos terneros producidos; menos terneras para reemplazo; terneros de menor peso por menor producción de leche y aumento de animales a eliminar por problemas de fertilidad.

Fuente: Comunicaciones Seremi de Agricultura Aysén

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *