Crónica “Después D” – Martes 17 de mayo 2011

Alguien te mira…

Por Claudio Díaz Peña
cdiaz@elpatagondomingo.cl

Escucha elprograma Después D – Martes 17 de mayo 2011

Cada vez, parece más relevante saber qué calibre moral, ético, hay tras una persona. Definitivamente, son tiempos en que la vida privada es de alto interés público. Pero, no hablo de la vida privada de los artistas, de los actores, o de las comparsas de la farándula, más bien apunto a las personas realmente importantes. Importantes porque dirigen los destinos del país, de una región, o de una comuna, importantes porque detentan poder, porque legislan, porque imparten justicia o porque representan una fe.

Hoy el tema de la correcta actuación en la vida privada es editorial y análisis en medios de comunicación de toda Europa y EEUU, luego de la escandalosa detención de Dominique Strauss-Khan, el director gerente del Fondo Monetario Internacional, quien estando a punto de despegar del aeropuerto John F. Kennedy  de Nueva York, fue obligado el fin de semana pasado a bajar del avión para hacer frente a una severa acusación de abuso sexual, que habría cometido contra una camarera en el hotel Sofitel. El máximo representante del FMI está detenido en Nueva York, sin posibilidad de libertad bajo fianza y arriesga 25 años de cárcel.

El interés por la vida privada de personajes públicos es una batalla de antigua data y la muralla más alta que la prensa ha debido enfrentar para constatar la honestidad e idoneidad de altos personeros políticos o empresariales. El argumento es que cuando un líder empresarial o político se involucra con el interés público, entonces los ciudadanos tenemos el derecho a saber qué tan confiable es su conducta, incluso a nivel privado. Ciertamente, poco están acostumbradas las élites políticas y económicas a este “escaneo” personal, que consideran siempre como una intromisión o escarnio en la vida privada.

En EEUU, mientras se «tempera» la carrera presidencial para el año 2012, el Centro de Investigación Pew se preguntó ¿en qué medida los votantes republicanos se preocupan por la vida conyugal y familiar de un político? La respuesta fue que más allá de la personalidad, el carácter y los valores de un político, un 62% no están dispuestos a votar por un candidato que, por ejemplo, haya cometido adulterio.

Para los ciudadanos la honestidad es la más importante característica de un personaje público, pero hoy su honestidad en lo familiar, así como sus antecedentes personales y consecuencia fáctica, son claves.

En los últimos días Arnold Schwarzenegger, si, el Terminator de Hollywood, el ex gobernador de California, no sólo admitió haber fumado marihuana, sino también confesó ser el padre del hijo de su nana. La polémica se desató de inmediato.

Hace unos días, el obispo de Aysén emitió duros calificativos respecto de uno de los principales accionista de Colbún, cuestionando su actuar en los negocios versus su vida personal. Y también, diversos sacerdotes están en cuestionamiento por sus conductas sexuales, que tuvieron lugar en el ámbito privado, además hoy se sigue un trámite de desafuero para un honorable diputado de la república por haber sido sorprendido conduciendo en estado de ebriedad… y así, suma y sigue, con diversas autoridades gubernamentales que cuentan con inversiones en la empresa privada e intereses a nivel personal, que abren espacio a la duda para su desempeño en lo público, algo que desde el Presidente de la República ha venido dejando estela  por ministros, intendentes y seremis, que alcanza casos en que han tenido que dar cuentas en tribunales de imposiciones impagas a trabajadoras domésticas o deudas en Dicom…

Lo cierto, es que en democracia los medios de comunicación masiva extienden y amplían lo que se considera la esfera pública, sobre todo cuando se juega con la fe pública y el patrimonio ciudadano, y son precisamente los medios de comunicación los que tienen la tarea de destapar y visibilizar las incongruencias entre lo privado y lo público, y de esa manera poder darle curso a la doctrina delineada por el propio  ministro Laurence Golbourne, cuando dijo que “cuando hay ‘chanchullo’ debe ser la justicia quien se encargue de determinar las responsabilidades”…

De lunes a viernes, de 14 a 15 horas, por www.radioventisqueros.cl/radio_online.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *