Sernageomin desestimó riesgo de tsunami en EIA HidroAysén

El abogado Marcelo Castillo difundió el informe técnico del equipo profesional que evaluó el EIA durante todo el proceso y que hacía graves cuestionamientos al estudio, en el cual se solicitaba a la empresa aclarar múltiples deficiencias de su proyecto.

COYHAIQUE (viernes 6 de mayo 2011).- Un nueva denuncia, con un documento que apunta en esta ocasión al director zonal sur de Sernageomin Héctor Contreras Naranjo, hizo durante la tarde de hoy el abogado Marcelo Castillo, la cual se sumará a la querella que esta mañana interpusiera en Coyhaique por la alteración de los fundamentos técnicos del último pronuncimaiento de la seremi de Vivienda en la evaluación del proyecto HidroAysén.  En el primer libelo, firmado por los senadores Guido Girardi y Jaime Quintana, el diputado Gabriel Silber, además del presidente regional de la Anef Julio López y el presidente de la Corporación Privada para el Desarrollo de Aysén Patricio Segura, se cuestiona que en pocas horas del día martes 26 de enero se haya pasado del estado de “inconformidad” con mútiples observaciones al de “conformidad” en el pronunciamiento del Minvu, sin haberse realizado un nuevo informe técnico. Escucha al abogado Marcelo Castillo

En esta nueva denuncia el abogado entregó como prueba el Memorandum Nº 33 del 21 de abril de 2011 del equipo técnico evaluador de Sernageomin a nivel central, que fuera enviado al director Contreras para la elaboración del pronunciamiento definitivo.  Pero insólitamente gran parte de sus observaciones no fueron incorporadas al ordinario N° 095 del 21 de abril de 2011 firmado por Héctor Contreras Naranjo, y que fuera el que el servicio subió al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, donde dio su conformidad al tercer adenda.

Según el abogado Marcelo Castillo, esta irregularidad se agregará a la querella presentada hoy por caso Minvu.

A juicio del profesional con esto “no sólo se está cometiendo un ilícito similar al de la seremi de Vivienda, sino que incluso se está poniendo en riesgo la vida de personas al no considerar aspectos tan importantes como la remoción de masas, y posible generación de tsunamis al interior de los embalses”.

“Ésta es otra prueba más de que se han cometido irregularidades manifiestas en la elaboración de este proyecto, y no sabemos los alcances de lo que habrá ocurrido en otros servicios públicos y es una materia que debe investigarse penalmente o por la Contraloría General de la República” puntualizó Castillo.

Se trata de  riesgos de tsunamis, remociones de masa, entre otras, las cuales no fueron consideradas en el pronunciamiento oficial del servicio, a pesar de todo fue de conformidad.

OBSERVACIONES AUSENTES

El más grave cuestionamiento que se obvió se refiere al que se venía repitiendo en adendas anteriores, relativo a los riesgos de tsunami: “…se solicitó al titular (…) evaluar el  grado de peligro a que están sujetos las obras de las presas y vasos ante la ocurrencia de remociones en masa que pudieran dañar las obras, caminos, y también la ocurrencia de remociones en masa que pudieran generar un tsunami en los embalses, son estos antecedentes que aún quedan por evaluar (…). Es el titular quien debe presentar la información claramente y como se ha solicitado”.  Esto al igual que “…se solicita analizar ambos escenarios de vaciamiento simultáneos e individual y con embalses llenos”. Sin embargo, el ORD N 095, sólo considera que se analice el escenario de vaciamiento de los glaciares, pero no de los embalses llenos, dejando fuera de la evaluación del titular la evaluación de impactos en su condición más desfavorable.

Además no se consideró una de las observaciones que señala que “en el área de relleno sanitario San Lorenzo se reitera la solicitud de presentar un mapa de isopiezas a una escala apropiada (…) la escala presentada no es suficiente para alcanzar tal definición (…) Esta incertidumbre respecto de la dirección de flujo impide localizar eficientemente los pozos de monitoreo, necesarios para el control del relleno sanitario”. Sin embargo en el ordinario N° 095 no se contempla esta indicación.

Tampoco que “…se solicita levantar una línea base hidroquímica en el área del relleno sanitario, con el objeto de contar con parámetros de comparación de las calidades químicas de las aguas, antes y después del inicio del proyecto”. El EIA de HidroAysén  a la fecha aún no cuenta con una línea base completa, lo que constituye una infracción a la normativa ambiental, lo que ya debería haber conducido a su rechazo.

Otra ausente: “Utilizar un modelo numérico que permita realizar una calibración y validación del mismo (…) El modelo presentado (…) no cumple con estos requisitos básicos”, como tampoco que “…dada la incerteza de los parámetros hidráulicos del acuífero (…), se solicita realizar un análisis de sensibilidad del modelo”.

Por último, otra observación que desapareció completamente fue “se solicita reinterpretar los resultados de permeabilidades, frecuencias de fracturas y % RQD (…) existen inconsistencias entre los resultados presentados en las figuras y tablas y, sus interpretaciones. Un análisis preliminar de estos resultados, indicaría que las rocas que constituyen los vasos de los embalses  corresponden a rocas fracturadas con permeabilidades bajas a medias y en ningún caso a rocas con baja o nula permeabilidad (…), se solicita reinterpretar las variaciones en profundidad de estos parámetros”.

Esta mañana se tuvo conocimiento de que en este servicio la asociación de funcionarios ha solicitado un sumario administrativo para investigar por qué se omitieron las principales observaciones realizadas por este equipo de profesionales, en circunstancias que es el único que ha participado en la evaluación de este proyecto desde su ingreso a evaluación ambiental.

Esta irregularidad se sumará al expediente de la denuncia realizada contra el Minvu, a la cual también se agregará la de Mideplan, donde ocurrió una situación similar.

Fuente: Comunicaciones Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *