Crónica “Después D” – Miércoles 13 de abril 2011

Compitiendo contra qué…

Por Jorge Díaz Guzmán
jdiazguzman@elpatagondomingo.cl

Escucha el programa Después D – Miércoles 13 de abril de 2011

Los indicadores, las encuestas y la competencia, son la brújula de un sector importante de nuestra sociedad, la política, los negocios, las empresas, la educación, los medios de comunicación parecieran prisioneros del lugar que ocupan respecto a sus pares, todos corren por llegar primero. Esa forma de desarrollar sus actividades hace que el objetivo, sea estar en las posiciones de avanzada y para ello todos los métodos, son válidos.

En el ámbito global se miden las fortunas, para ello está la revista Forbes, que monitorea a las familias que acumulan la riqueza planetaria; los países tienen sus propios ranking, por una parte el Programa Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) que mide los niveles de desarrollo humano, que alcanzan los países miembros, pero además está la OCDE que agrupa a los mejores rankeados, denominados emergentes, donde está el nuestro y como si fuera poco, está el G8, que mide el estado de las grandes potencias. Es decir, cada nación debe administrar su país, para moverse en la tabla de posiciones y con ello aspirar a créditos internacionales, atraer inversiones y mejorar sus estándares de confiabilidad en la comunidad internacional.

Es decir, cual más cual menos, vive pendiente de cuanto avanza o retrocede en determinados ranking, sin siquiera saber como se construyen los indicadores. Lo importante es estar lo más cerca de la punta, como si fuera una competencia de vida o muerte. Incluso a nadie le llama la atención ni se cuestiona cuando una autoridad del más alto nivel señala, que estamos en un mudo competitivo, y todos debemos prepararnos para enfrentar los nuevos escenarios.

La competitividad, el éxito a cualquier costo, ha transformado el quehacer y nuestra vida diaria, generando tal nivel de actividad, que ni siquiera nos damos cuenta de los efectos que esa competencia genera. Ayer, sin ir más lejos, un destacado médico y diputado perdió su vida cuando se trasladaba raudamente por una carretera de la Región del Bío Bío; su agenda lo asfixiaba, el distrito, la familia, el congreso, la reunión urgente. Chile se pone como objetivo social salir de la pobreza antes del 2020, entendiendo como estado de satisfacción, el ingreso per cápita, jóvenes en las universidades, número de computadores, reservas en el Banco Central etc., el objetivo es mejorar los indicadores respecto de nuestros vecinos y competidores directos, esa es la meta.

Sin duda, que todos queremos estar en una mejor posición de bienestar, eso es natural y obvio, salvo quienes por razones religiosas hacen votos de pobreza, pero para muchos estudiosos de nuestras conductas humanas, el bienestar lo construimos nosotros mismos y, por tanto, como dice Humberto Maturana -uno de los grandes pensadores contemporáneos de nuestro país- “si pertenecemos a sociedades que validan con la conducta cotidiana de sus miembros el respeto a los mayores, la honestidad consigo mismo, la seriedad en la acción y la veracidad en el lenguaje, ése será nuestro modo de vida y el de nuestros hijos. Por el contrario, si pertenecemos a una sociedad cuyos miembros validan con su conducta cotidiana la hipocresía, el abuso, la mentira y el autoengaño, ése será nuestro modo de ser humanos y el de nuestros hijos”.

Entonces, lo importante , es que el bienestar y el estar primero en determinados ranking, debe ser como consecuencia, de nuestro esfuerzo, de nuestras capacidades, de nuestro trabajo y no al revés, donde el llegar primero, sea el objetivo principal, no importando cuantos muertos queden en el camino.

De lunes a viernes, de 14 a 15 horas, por  www.radioventisqueros.cl/radio_online.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *