Crónica “Después D” – Miércoles 30 de Marzo de 2011

Cuando el pasado es el que condena

Por Jorge Díaz Guzmán

Escucha Después D – Miércoles 30 de marzo 2011

Por estos días en Alemania se prepara un juicio para procesar a un ciudadano de 88 años por haber sido guardia en un campo de concentración nazi el año 1941, es decir hace 70 años. Se trata de Samuel K., sospechoso de haber participado en el  campo de exterminio de Belzec, en el sureste de la Polonia ocupada.

Los juicios a soldados e ideólogos de movimiento nazi en Europa, desde el término de la segunda guerra mundial, han sido permanentes y las investigaciones de los casos de desapariciones y muertes masivas aún no concluyen, simplemente, porque la sociedad occidental, se planteó como un deber moral y ético sancionar a quienes cometieron los más atroces crímenes considerados de lesa humanidad, es decir, asesinar a víctimas inocentes e indefensas.

Esta actitud permanente de los tribunales alemanes, franceses y europeos en general, no generan ningún cuestionamiento por parte de toda la clase dirigente y menos de los miembros de la judicatura. Al contrario, se les alienta y los Estados colaboran para que se esclarezcan todos los casos denunciados.

Ayer, en nuestro país se recordó el caso del secuestro y posterior asesinato de Santiago Nattino y de los profesores  Manuel Guerrero y  José Manuel Parada, conocido como el Caso Degollados, así como también en Villa Francia se conmemoró el Día del Joven Combatiente, que surge luego de la muerte de los hermanos Vergara Toledo.

Estas fechas como otras surgen de lamentables actos donde participaron funcionarios de los aparatos represivos que tenía un retomen de facto, una dictadura que hoy nadie justifica, precisamente porque sus actos, con los principios que hoy sustenta nuestra sociedad, son repudiados al igual que los ocurridos hace más de 70 años en Europa.

Cuando la ciudadanía recuerda y se manifiesta sobre hechos sucedidos en Chile hace ya casi 30 años, no significa, como señalan algunos, escarbar en el pasado o quedarse pegados en la historia, como dijo equivocadamente a mi juicio el presidente Obama. Porque con la misma fuerza que todos los países democráticos del planeta  ejercen la fuerza contra los regímenes totalitarios, con esa misma fuerza se debe sostener que mientras no exista la adecuada justicia y la justa reparación estos casos siempre estarán vigentes y deben ser preocupación de la sociedad en su conjunto.

Sin ir más lejos, el día de hoy, las hijas del asesinado ex comandante en jefe del Ejército Carlos Prats, Angélica y Cecilia Prats, demandaron al Estado por el asesinato de sus padres ocurrido el 30 de septiembre de 1974 en Buenos Aires. La acción civil interpuesta por el abogado Luciano Fouillioux contra los autores del crimen se extiende al Fisco, debido a que este fue perpetrado por la DINA, un organismo estatal.

Es decir, no importa cuando los hechos ocurrieron, sino quiénes lo cometieron y cuáles fueron sus motivaciones, en el caso de Europa por un régimen totalitario, inspirado por una ideología hoy proscrita en el mundo y en Chile los hechos que aún generan investigaciones judiciales y actos recordatorios, también surgieron en un estado no validado democráticamente.

De lunes a viernes, de 14 a 15 horas, por  www.radioventisqueros.cl/radio_online.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *