Crónica “Después D” – Lunes 21 de Marzo de 2011

Obama y la carrera por Latinoamérica

Por Claudio Díaz Peña

Si duda la visita del presidente de EEUU, Barack Obama, a Chile es “histórica”.  Hace más de 20 años que un mandatario norteamericano no emprendía una gira de Estado por Latinoamérica, dedicando 5 días de su agenda, con sus principales asesores, y donde uno de los puntos altos es un claro énfasis hacia Chile, destacando el cómo lo hemos hecho bien en estos últimas 2 décadas.

Y es que si tuviéramos que expresarlo meteorológicamente, para Obama, mientras en Europa, Asia y Medio Oriente los cielos están más que «nublados», en Latinoamérica el pronóstico es bastante «despejado». Momento propicio para reactivar la “Alianza para el Progreso” con Latinoamérica, que hace exactamente 50 años lanzó el presidente John F. Kennedy en la Casa Blanca.

Hoy se dice extrañamente, y como pocas veces, que Latinoamérica es una prioridad diplomática para Estados Unidos, pero la prensa de eses país no es complaciente con el Presidente Obama y su viaje a este lado del mundo es blanco de críticas, considerando que Japón y el Oriente Medio están más que convulsionados. Sin embargo, no pocos expertos adelantan que la recuperación económica de EEUU podría depender de un nuevo acercamiento a países latinoamericanos, y especialmente en el cono sur, donde Brasil y  Chile representan naciones estables, prósperas, amistosas, y firmemente democráticas, capaces de liderar el crecimiento de la región.  Una región que hace 2 décadas era escenario de conflictos económicos y dictaduras crónicas, ahora es vista como un partner estratégico “de verdad”, para que EEUU pueda seguir gravitando en la economía internacional.

América Latina puede ser una “rara oportunidad” para fortalecer antiguas alianzas estancadas y una buena apuesta para recuperar la economía estadounidense, según explican editoriales de diarios estadounidenses como el New York Times o el Washington Post. Chile y Brasil representan esa saga de países con inflación domesticada, economías abiertas y líderes de una América Latina que, como bloque, capeó mejor la pasada crisis global financiera.

Las cifras hablan por sí solas. El Banco Mundial estima que Latinoamérica crecerá por sobre el 4% este año. Sólo Brasil, creció al 7.5% en 2010 y Chile un 5,2%. Además, cada dólar cuenta, los mil millones de dólares que EE UU exporta a América Latina, representan 5.000 empleos en el país del norte.

Otro elemento a considerar, tal vez más importante, es el silencioso ajedrez que ha jugado China en América Latina, demandando gran cantidad de materias primas e invirtiendo en empresas estratégicas como las mineras, refinerías y puertos. Hoy, es China y no EEUU el importador más grande de bienes latinoamericanos y su crecimiento ha sido más que importante. Entre el año 2000 y el 2009 lo que los chinos compraron a Latinoamérica aumentó de 5 mil millones de dólares a 44 mil millones de dólares. Por eso hoy Brasil y Chile son más que relevantes para Obama.

Apoyo tiene, porque nosotros vemos como muy positivo el que EEUU nos ponga nuevamente atención. Una reciente encuesta Gallup, señala que el 55% de los brasileños y el 67%de los chilenos dice que Obama hace un  buen trabajo. Pero en concreto, Obama no firmará ningún acuerdo relevante para Chile, Brasil o El Salvador en esta gira, tampoco rebajara aranceles económicos o forjará un nuevo trato para el cono sur, simplemente sabe que America Latina está al alza y que debe estar lo más cerca posible, antes que otros lo logren demasiado rápido…

De lunes a viernes, de 14 a 15 horas, por  www.radioventisqueros.cl/radio_online.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *