Crónica “Después D” – Viernes 18 de Marzo de 2011

Un debate «atomizado»

Por Jorge Díaz Guzmán

El debate global y local se funde cuando el problema a abordar tiene que ver con el bienestar humano. Hoy el debate mundial está centrado respecto de cuáles son las fuentes energéticas que hacen más sustentable el planeta, a propósito de la crisis que existe en 3 plantas nucleares de Japón, tras el mega-terremoto que afectó a ese país.

Opiniones de expertos de diversos países que  utilizan la energía nuclear como principal fuente energética, entre ellos Alemania, Francia y Estados Unidos, han influido para que las principales potencias revisen su política energética, se replanteen las posibilidades de generación y se exploren todas las opciones, esto, más allá de los negocios involucrados en la industria nuclear, en la hidroenergía o en las llamadas energías renovables no convencionales. Es decir, hasta ahora, se había privilegiado la iniciativa e intereses de las grandes compañías generadoras energéticas, por sobre las decisiones de los Estados, los que se limitaban a plantear la demanda y no la oferta.

Este cuadro global, de alguna manera está modificando la discusión de quienes, en algún momento, señalaron que la humanidad estaba dejando atrás la influencia de los Estados- Naciones en la solución del bienestar de las personas. Ofrecer estas soluciones era, hasta ahora, un campo casi exclusivo de las grandes corporaciones transnacionales, especialmente, controlando el mercado energético mundial, como lo advierten pensadores modernos como Michael Hardt y Toni Negri en su libro “El Imperio”.

Hoy, en medio de la crisis nuclear nipona, los gobiernos de las grandes potencias, al menos de manera aparente, están interviniendo en la matriz energética mundial, influyendo directamente en los planes futuros. Por nuestra parte, Chile acaba de firmar hoy un acuerdo de cooperación nuclear con Estados Unidos, es decir, 2 Estados-Naciones se comprometen en un marco de cooperación para el “uso pacifico” de la cuestionada energía atómica, que más allá del juicio político que se tenga del acuerdo, es mejor visto que una empresa privada del rubro energético señale que “aquí le ofrecemos generar muchos megawatts a través de la energía nuclear”.

Decíamos que este debate global, se funde con el debate local, porque precisamente nuestra Región de Aysén tiene la oferta de 2 empresas que pretenden satisfacer parte de la demanda energética a través de centrales hidroeléctricas. No es que el Estado haya solicitado determinada forma de generación, simplemente fue el mercado que empujó a que diversas transnacionales compitan por satisfacer nuestra demanda energética, como también lo han hecho en el norte, a través de centrales térmicas.

Es de esperar que el debate global, generado por la crisis nuclear japonesa, incentive a que el Estado, con sus ciudadanos, nos involucremos con mayor fuerza en el debate local, donde el centro de la discusión no sean los legítimos intereses económicos de una determinada empresa, o de una determinada visión ideológica -que dejan de serlos- cuando el interés superior, es el bienestar de los ciudadanos.

De lunes a viernes, de 14 a 15 horas, por  www.radioventisqueros.cl/radio_online.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *